Alexa

Más de 250 soldados se rindieron en la toma de Mariupol por parte del ejercito ruso

La rendición ante las tropas rusas de 264 combatientes ucranianos marcó el cierre definitivo de la toma de Mariupol, mientras esto ocurre Suecia y Finlandia siguen con la idea de sumarse a la OTAN, aunque necesitan la aprobación del ingreso por parte de todos sus miembros actuales.

Rusia anunció este martes la rendición de 265 soldados ucranianos atrincherados en la planta siderúrgica de Azovstal, el único lugar que les quedaba tomar de la estratégica ciudad de Mariupol, mientras Suecia y Finlandia presentarán mañana sus trámites para sumarse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

«En las últimas 24 horas, 265 combatientes depusieron sus armas y se rindieron, incluyendo 51 que estaban gravemente heridos», dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado recogido por la agencia de noticias AFP.

toma de Mariupol
En las últimas 24 horas 265 combatientes depusieron sus armas y se rindieron incluyendo 51 que estaban gravemente heridos Foto AFP.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ucraniano dijo en Telegram que el intercambio de esos soldados «se llevará a cabo para repatriar a estos héroes lo antes posible», confirmando indirectamente que esos hombres, que «cumplieron» su misión, estaban efectivamente en manos rusas.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, no respondió a las preguntas sobre si los soldados de Azovstal serían tratados como criminales de guerra o como prisioneros de guerra pero sí dijo que el presidente Vladimir Putin «garantizó que serían tratados de acuerdo con las leyes internacionales pertinentes».

En ese sentido, las autoridades rusas precisaron que aquellos que necesitaban asistencia médica fueron trasladados a un hospital en Novoazovsk.

En paralelo, la Corte Suprema de Rusia anunció que el 26 de mayo estudiará si reconoce como «grupo terrorista» al Batallón Azov, al que pertenecen los últimos militares que se escondieron en la planta siderúrgica, sin precisar si eso puede de alguna forma impedir un posterior intercambio de prisioneros.

La toma de Mariupol tiene para el Kremlin un valor relevante por lo simbólico, pero también por lo estratégico ya que le permitiría dar un paso crucial en sus planes de unir la anexionada península de Crimea en el sur con las regiones separatistas del Donbass, en el este ucraniano.

El gobernador ucraniano de Lugansk -controla menos del 10% del territorio regional-, dijo que las tropas rusas estaban «bombardeando Severodonetsk sin parar» y aseguró que dos edificios del hospital general de la ciudad habían sido alcanzados durante la noche.

«Tenemos diez muertos y tres heridos en la región», escribió Sergii Gaiday en Telegram.

La toma de Severodonetsk, la ciudad más al este en poder de las fuerzas ucranianas, permitiría a Rusia el control de facto de Lugansk, una de las dos regiones, junto con Donetsk, que forman el Donbass.

Fuente: Télam

toma de Mariupol 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas