Alexa

Por primera vez un soldado ruso se declaró culpable por crímenes de guerra en Ucrania

Este miércoles, se declaró culpable el primer soldado ruso quien fue juzgado por crímenes de guerra. El joven sargento de tan sólo 21 años reconoció que le disparó con un rifle a un hombre desarmado que iba en bicicleta.

Un precedente inédito en esta trágica guerra entre Rusia y Ucrania. El primer soldado ruso procesado por crímenes de guerra se declaró culpable de haber matado de varios disparos a un civil ucraniano que iba en bicicleta el 28 de febrero, tan sólo 4 días después de la invasión en Ucrania.

Vadim Shishimarin, un joven sargento ruso de tan sólo 21 años, volvió a declarar ante un tribunal especial conformado en Kiev y admitió que mató a un hombre de 62 años que iba desarmado.

El militar es comandante de la unidad 32010 de la cuarta división acorazada de la Guardia Kantemirovskaya de la región de Moscú y participó de las tropas que iniciaron la invasión en Ucrania el 24 de febrero.

Tal vez te interese leer: Más de 250 soldados se rindieron en la toma de Mariupol por parte del ejercito ruso

 

Lo mató desarmado y de varios disparos

Según la investigación de la fiscalía, Shishimarin mató a un hombre desarmado que iba en bicicleta por la carretera en la región de Sumy, en el noreste de Ucrania. Lo acusaron de dispararle varias veces con un rifle.

El crimen ocurrió tras un ataque del ejército ucraniano. La columna de la que formaba parte el comandante ahora detenido se había desarmado y, en compañía de otros cuatro soldados, escaparon en un vehículo civil incautado por la fuerza.

Al llegar a Chupajivka –donde fue el crimen- se encontraron con la víctima, que iba hablando por teléfono. Shishimarin le disparó a la cabeza con un rifle para evitar que les delatara a las tropas ucranianas.

Más tarde, el comandante fue capturado por las fuerzas de Kiev, y el pasado 4 de mayo el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) publicó un vídeo en el que confesaba haber disparado contra un civil.

 

Penas y un precedente importante en la guerra

Shishimarin se enfrenta a entre 10 y 15 años de prisión o a una pena de cadena perpetua si es condenado por los cargos de los que se le acusa, violación de las leyes de la guerra, en combinación con asesinato premeditado.

Esto representa un precedente muy importante para Ucrania. Las autoridades de Kiev repiten que buscarán llevar a los tribunales a los acusados de crímenes de guerra. Denuncian que miles de personas fueron asesinadas en las ciudades más golpeadas, como por ejemplo Mariúpol.

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas