Alexa

Los bonos en dólares cayeron fuerte y el riesgo país argentino volvió a acercarse a los 2.000 puntos

Los bonos en dólares de la Argentina cerraron este lunes con una baja de 1,3% en promedio, para anotar nuevos mínimos desde su salida al mercado en septiembre de 2020. La deuda soberana padece la marcada aversión al riesgo global, que impacta en todos los títulos públicos de los países emergentes, dada las dudas ante una galopante escalada inflacionaria que pega duro sobre la economía.

Pero en el caso argentino, la salida de fondos se acrecentó debido las tensiones políticas que opacan el futuro de la coalición de Gobierno, carente de plan económico.

Desde el canje de deuda los bonos Globales del tramo corto acumulan una pérdida de hasta 45%. Solo en el último mes la baja alcanza un 10% en promedio, que se acrecienta a un 13,8% desde que empezó el 2022.

La reciente tendencia a la baja se explica por la aceleración de precios afecta al mundo, donde solo en las potencias se triplicaron los niveles de inflación en los últimos tres años, lo que junto a los confinamientos en China por el COVID-19 y la guerra en Ucrania, potencian los temores de una recesión global en medio de una clara tendencia alcista en las tasas de interés.

En ese sentido, el riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, ascendía 41 enteros para Argentina, a 1.936 puntos básicos a las 17 horas.

“La Argentina está en un período donde debería acumular reservas para generar credibilidad, pero la inflación proyectada anual del 70% complica el panorama. La economía muestra una fuerte demanda, pero sin capacidad de ahorro en la gente”, dijo el economista Fausto Spotorno, del estudio Ferreres & Asociados.

“El combate contra la inflación lamentablemente debería incluir una etapa transitoria de limitación del consumo para lograr atemperarla, mientras se van equilibrando las cuentas fiscales; pero la situación política no sería favorable para implementarla”, afirmó a Reuters Roberto Drimer, director de VatNet Research.

La incertidumbre sobre la economía argentina se da en un contexto donde el déficit fiscal no cede, se acelera la emisión monetaria, el Banco Central debe esforzarse para comprar divisas y la inflación alcanzó el 6% en abril, para acumular un preocupante 23,1% en el primer cuatrimestre del 2022.

Tal vez te interese leer: La AFIP postergó el vencimiento de Ganancias y Bienes Personales

“Los operadores reconocen que deberán continuar lidiando con las cotidianas tensiones políticas y la incertidumbre económica local que actúan como condicionantes, ya que para post elecciones presidenciales todavía falta recorrer un largo camino repleto de desafíos a administrar frente a un calendario electoral que claramente se estaría adelantando”, explicó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

“El FMI exige cumplir con la meta fiscal y monetaria, lo que será difícil porque el kirchnerismo esperaba algo de flexibilización y esto creo más problemas en el Gobierno”, explicó a Reuters un analista del mercado.

Los bonos operados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) cedieron en promedio 0,4% en pesos, en una operatoria selectiva que priorizaba toma de posiciones en emisiones atadas a la inflación, luego de perder un 1,1% durante la semana precedente.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) realizará este mes la primera revisión del reciente acuerdo alcanzado con el país por unos USD 44.000 millones, por el que el Gobierno se comprometió a incrementar las reservas, reducir la inflación, achicar el déficit fiscal, aumentar las tasas de interés y recortar subsidios energéticos.

 

Las acciones siguieron firmes

Los atribulados mercados bursátiles dejan poco margen para apuestas ganadoras. Sin embargo, mientras que Wall Street atraviesa uno de sus peores comienzos de año de la crisis de los años ‘30, las acciones argentinas resisten en sus valuaciones.

Las principales referencias de las bolsas de Nueva York retrocedieron hasta 1,2%, con una baja más pronunciada, nuevamente, en los papeles del sector tecnológico. En el transcurso de 2022, el panel Nasdaq acumula un recorte de precios del 25%, mientras que el S&P 500 recorta un 16%, y el Dow Jones de Industriales, un 12 por ciento.

El índice accionario S&P Merval ganó un 1,3%, a 89.964 puntos, tras un rebote técnico que impulsó una mejora del 3,8% el viernes. El panel líder de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires defiende un alza de 7,7% en pesos en lo que va de 2022, y del 3,1% si se lo mide en dólares “contado con liquidación” implícitos en la cotización de losADR argentinos que son negociados en Wall Street.

 

Subieron lo dólares alternativos

El dólar libre finalizó negociado con ganancia de 1,50 peso este lunes, a $205 para la venta. La divisa informal aún cae 3,50 pesos o 1,7% en el transcurso de 2022. En tanto, la brecha con el tipo de cambio oficial, a $117,86 en el mercado mayorista, se asienta en el 73,9 por ciento.

También avanzaron los dólares que se negocian a través de acciones y bonos que operan en simultáneo en moneda local y norteamericana. El “contado con liquidación” a través del Global 30 (GD30C) subió a $213,13, mientras que el dólar MEP con el Bonar 30 (AL30D) llegó a 211,26 pesos.

Por otra parte, el Banco Central retomó el protagonismo en el mercado mayorista, en una rueda con un importante volumen operado que se aproximó a los USD 500 millones, con un amplio flujo de liquidación de exportaciones del agro.

“El BCRA compró hoy en la primera jornada de la semana más de USD 110 millones y acumula en el mes casi USD 650 millones”, indicaron fuentes del mercado a Infobae.

Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio, destacó el “dominio de la oferta privada en el desarrollo de la primera rueda, dando pie a importante saldo de compras para el BCRA”, en una sesión con negocios por USD 460,4 millones en el segmento de contado (spot).

Fuente: Infobae

Bonos en dólares en Argentina

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas