Alexa

Viernes 13 | Cuál es su significado y el origen del mito de su mala suerte

Muchos vinculan este día con la mala suerte y desgracia. Este es el único viernes 13 del 2022. Qué hay detrás de este día cargado de estigmas, su origen, hitos que marcaron el número 13 y que continúan a lo largo de la historia.

Mala suerte, desgracia, fatalidad… Para quienes son supersticiosos -o no tanto- el 13 no es un número de suerte. Y si se combina con un día viernes, la fama es aún peor.

El mito asegura que un viernes 13 Eva tentó a Adán con la manzana; que una confusión obligó a abandonar la construcción de la Torre de Babel; y que el Templo de Salomón fue arrasado. Cuentan, también, que un día así crucificaron a Jesucristo.

Si fuera martes 13, muchos dirían “no te cases ni te embarques” y creerían en el aspecto negativo del día. Sin embargo, la tradición anglosajona le da más importancia al último día de la semana laboral y lo convierte en el paradigma de la desgracia.

​Con costumbres que van desde arrancar con el pie derecho hasta extremar los cuidados o no tomar decisiones importantes, muchos le temen a los viernes 13 y actúan en consecuencia.

Y como si esto fuera poco, este día viene con un plus, ya que es el único que tiene fobia propia: la Paraskevidekatriafobia -tal su nombre científico- proviene del griego y es la sumatoria de tres palabras: paraskevi (viernes), dekatria (trece) y fobia.

 

¿Qué esconden los viernes?

El viernes está asignado a Venus, la diosa femenina del zodiaco, la diosa del amor, del placer, de la belleza y del disfrute; la diosa que representa el amor erótico y la femineidad lujuriosa.

Para muchos, al igual que los martes, los viernes son días de brujas. Dice la historia que el verdadero origen de esta superstición sería un relato de la mitología escandinava.

En el momento en que las tribus de esa región se convirtieron al cristianismo, Friga -la Diosa del amor y la fertilidad- fue desterrada y acusada de «bruja».

Se creía que, sintiendo rencor por esta situación, cada viernes se juntaba con otras 11 colegas y hacían maleficios para arruinar la siguiente semana.

 

La «maldición» del 13

Se dice que el significado negativo del número 13 se originó en épocas recientes, sin embargo, se pueden encontrar sus huellas malignas ya desde la antigüedad.

Los babilonios designaban su decimotercer mes de los años bisiestos como “cuervo de mala suerte”, y los chinos lo llamaban “señor calamitoso”. En la Biblia, el fin del mundo comienza en el 13° capítulo del Apocalipsis.

El 13 también se refiere a Judas, el decimotercer participante de la última cena y, por consiguiente, el número indica la muerte de Cristo (y de todos).

En un lugar tan remoto como Escandinavia, también existe una tradición parecida: según la antigua mitología, el dios Baldur murió por un flechazo mientras los 12 grandes Dioses se hallaban sentados a la mesa. Él estaba invitado a la cena y no pudo llegar.

La maldición del 13 también puede tener que ver con la carta del Tarot que lleva ese número.

A esta carta, se la llama El Arcano XIII y su lámina no lleva más que el número, tiene escrita la palabra muerte, simplemente para no nombrar ni ver ese vocablo. Está representada por un esqueleto, que lleva una guadaña en su mano izquierda con la que va cortando cabezas y hierbas.

En sentido simbólico, 13 es desafortunado porque nos lleva más allá del 12, que es considerado una especie de número “perfecto”, simboliza el zodiaco y, por ende, al Universo.

El 13 arruina la perfección del 12 porque significa una nueva creación.

​En este sentido, son doce los signos del zodiaco por los que transita el Sol en un año y 13 los que transita la Luna.

El numero 13 está asociado con el ciclo lunar, algo que en nuestra cultura patriarcal se subestima. Así que, negativamente, podemos ver que el 13 es un símbolo de la feminidad transgredida por tanta racionalidad y masculinidad.

En el calendario lunar anual, es en el último mes, el 13°, cuando se produce la muerte del Sol, el solsticio de invierno.

En las culturas que defienden la idea de un proceso cíclico de vida en el que continuamente se nace y se muere, no supone ningún problema que el Sol muera, pues en los días subsiguientes volverá a renacer.

Sin embargo, en las culturas patriarcales en las que se tiene un concepto lineal del tiempo, defendiendo la idea de que existen un principio y un final definitivo, ese final puede vivirse de una forma más terrible.

Además, en esas culturas patriarcales que anteponen el principio de un Sol “constante” a la existencia de una Luna más variable, la “muerte” aparente del eje central de sus vidas, supondría una catástrofe.

 

¿Cuál es significado del viernes 13?

Aquellos que investigan la época del matriarcado parten de la base de que el 13 fue originariamente un número sagrado que se transformó con la llegada del patriarcado en un número “diabólico”, proscrito y temido.

Prueba de ello es el hecho de que los primeros calendarios fueron los calendarios lunares, según los cuales se rigen las festividades de casi todas las religiones.

Con la introducción del calendario solar, el número doce se convierte en sagrado, mientras que el 13 es maldito, al igual que suele ocurrir con todos los valores religiosos de las culturas ancestrales puesto que la forma más eficaz de desprestigiar esos principios consiste en equipararlos a la desgracia.

Desde entonces, la Luna, Venus, la noche y el número 13 conforman un grupo marginado de símbolos mientras que el conjunto masculino está formado por el Sol, el día y el número 12.

Entonces, el viernes 13 puede ser un buen momento para expresar nuestros sentidos, entregar emociones que en ningún otro día nos atreveríamos. Y podríamos, también, reencontrarnos con el -tan agredido- femenino y darle un espacio en nuestra vida.

 

 

Fuente: Clarín

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas