Alexa

Elecciones presidenciales en Francia: Emmanuel Macron ganó la primera vuelta y se medirá con Marine Le Pen en el balotaje

La segunda ronda (balotaje) será el 24 de abril. El actual presidente Emmanuel Macron obtuvo el 28,5% de los votos y la líder de ultraderecha Marine Le Pen el 23,6%, según sondeos en boca de urna, tras la primera ronda de las elecciones presidenciales en Francia.

Se acabó el suspenso en Francia. El presidente Emmanuel Macron consiguió imponerse por el 28,50 por ciento contra la ultraderechista Marine Le Pen, que obtuvo el 23,6 por ciento, en las elecciones presidenciales, según los sondeos en boca de urna difundidos al cerrar los centros de votación.

Ambos se enfrentarán en el balotaje del 24 de abril, en un comicio que muestra una Francia en crisis, enojada y con voto útil o estratégico.

Un escaso margen entre uno y otro, que revela la crisis de representatividad política entre los elegidos y los electores.

En esta campaña ambigua y con la guerra de Ucrania de fondo, el tercer puesto fue para el líder de izquierda de Francia Insumisa, Jean Luc Mélénchon con el 20 por ciento. Una muy buena elección para quien inició la campaña un año atrás.

Elecciones presidenciales en Francia

El ultraderechista Eric Zemmour perdió su oportunidad y solo obtuvo 7,1 por ciento. Valerie Pécresse, de Los Republicanos, obtuvo el 5,1 por ciento.

La ultraderecha tiene la oportunidad de llegar al ballotage y puede ganar la segunda vuelta el 24 de abril próximo, si estas cifras se confirman a lo largo de la noche.

Francia está atónita. Puede ganar la presidencia una aliada de Vladimir Putin, anti europea y que propone un “Franxit” (versión francesa del Brexit).

Un resultado que es un producto de la radicalización impuesta por el anti musulmán Eric Zemmour y por la rígida oposición que se niega a que Macron continúe al mando.

Con su no campaña y la guerra de Ucrania como mayor preocupación, Macron se enfrentará a Le Pen el próximo 24 de abril para decidir en el balotaje quién será el próximo presidente de Francia. Es su última oportunidad de ser reelegido.

El líder de Francia Insumisa y ex ministro de educación socialista, con impecable y castizo español, Jean Luc Mélenchon obtuvo el tercer puesto.

Hasta el último momento llamó a los indecisos y a los electores de Le Pen, que lo hacían para no votar a Macron, que les produce enorme irritación, elegirlo a él para un programa de consenso de la izquierda. Paradójicamente muchos ex comunistas eligen a Le Pen.

Baja participación

Este domingo 48,7 millones de franceses estaban llamados a votar en las elecciones presidenciales entre doce candidatos para ocupar el palacio del Elíseo. Pero a las cinco de la tarde se había establecido una participación del 65 por ciento, 4,4 puntos más baja con respecto a los comicios del 2017, cuando fue elegido el presidente Emmanuel Macron.

La abstención se transformó en un voto de protesta en estas elecciones sin campaña electoral, con una bronca colectiva por el alza del costo de vida y una inflación del 7,5 por ciento como consecuencia de la guerra en Ucrania, más una crisis de representatividad política de los candidatos frente a los electores.

Un nivel inédito desde el 2002, cuando miles de franceses votaron “republicanamente” a Jacques Chirac contra Jean Marie Le Pen, padre de Marine, que había llegado a la segunda vuelta. Ganó Chirac por más del 90 por ciento. Pero los tiempos han cambiado en Francia. El voto republicano es de otra época.

“No se excluye que alcancemos 30% de abstención”, estimó Jérôme Fourquet, especialista en sondeos, antes del cierre de las urnas.

Abstención

Tal como se esperaba, la abstención parece jugar un fuerte papel este domingo. La participación en la primera vuelta de las elecciones alcanzó un 65% a las 17, el índice más bajo desde 2002, según los últimos datos del Ministerio del Interior de Francia.

En las últimas elecciones, en 2017, a esa misma hora había votado el 69,42%. La cifra alcanzó el 70,59% en 2012 y el 73,87 % en 2007.

El récord de baja participación en una primera vuelta en la Quinta República es el 58,45% de 2002, en la que el candidato del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, logró un sorprendente segundo puesto que la permitió alcanzar la segunda vuelta.

La posibilidad de una alta abstención en la votación de este domingo, incluso a nivel récord, entre los 48,8 millones de ciudadanos llamados a las urnas, es una de las claves de esta jornada, según coincidían los sondeos de intención de voto.

Al mediodía, la participación también era del 25,48%, la cifra más baja desde 2002.

Macron votó este domingo en Le Touquet, localidad costera del noroeste del país donde tiene una residencia junto a su esposa, Brigitte, quien le acompañó en esta ocasión.

Si se cumplen las previsiones de las encuestas, tiene asegurado el paso a la segunda vuelta del 24 de abril, aunque en las últimas semanas la ultraderechista Marine Le Pen ha recortado peligrosamente su ventaja.

(Fuente: Infobae, Clarín y Agencia EFE)

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas