Juicio por Transfemicidio en Misiones | “No sé porqué dicen que yo le maté a Evelyn”, rompió el silencio el imputado por el crimen

Con el imputado presente en la sala, se llevó a cabo la quinta jornada del juicio por el crimen de Evelyn Rojas en Posadas. Ramón Da Silva rompió el silencio y se desligó del asesinato de su pareja. El tribunal dispuso cuarto intermedia hasta el jueves y se espera que la sentencia sea dictada al concluir la semana.

Los dos últimos testigos, Rosendo Mereles y Norma Pedrozo, comparecieron esta mañana ante el Tribunal Penal Uno y con ello concluyeron la etapa de testimoniales. A su vez, el imputado y único sospechoso del crimen estuvo presente en la sala y se desligó de las graves acusaciones en su contra.

Evelyn Rojas fue salvajemente asesinada el pasado 27 de octubre de 2016 en la estación de servicio abandonada “El Refugio” ubicada en la intersección de las avenidas Uruguay y Bouchardo de Posadas. Pasados cuatro días, fue detenido en San Vicente Ramón Da Silva, su actual pareja en ese momento.

Sobre el hombre pesa una imputación por el delito de “homicidio doblemente agravado por la relación de pareja preexistente y por femicidio”, acusación que prevé una pena de prisión perpetua.

Esta mañana, Martín Alejandro Rau (fiscal) en conjunto con Florencia González (querella) solicitaron al Tribunal la ampliación de las agravantes por las que se le acusa al imputado. Es decir que se le sumaría las agravantes de “Odio” hacía el género de Evelyn y “Alevosía” por haberse aprovechado del estado de indefensión de la víctima, debido al alto grado de alcohol en sangre con el que contaba la mujer.

transfemicidio en Misiones
Ramón Da Silva junto a su defensor oficial, Mario Ramírez.

Por su parte, Ramón Da Silva, a diferencia de las audiencias anteriores, compareció y cambió su firme posición de permanecer en silencio. Ante el Tribunal compuesto por Viviana Cukla (presidente), Ángel Dejesús Cardozo y Marcela Leiva como subrogante legal, el acusado dio su versión de los hechos y se desligó del crimen.

 

“No sé porque dicen que yo le maté a Evelyn”

Con la iniciativa de Mario Ramírez, abogado defensor, Ramón Da Silva se sentó en el banquillo de los acusados y frente al Tribunal negó haber cometido el crimen de Evelyn Rojas en 2016. “Tenía una pipa y fumaba marihuana todo el día. La gurisada me daba la droga de buena onda”, comenzó diciendo.

El hombre alegó dedicarse a la albañilería y en el último tiempo, antes del crimen, trabajaba como ayudante de construcción en Fátima. “Yo no tengo casa, me críe en la calle desde muy chiquito, dormía en la terminal y abajo del puente”.

Aparentemente, el hombre no recuerda con exactitud su edad ni tampoco hace cuanto sucedieron los hechos por los cuales se le incrimina. “De chiquito fui a la escuela pero nunca aprendí a leer, a los 29 años iba al colegio en Loreto”, comentó Da Silva, quien cree que hoy tiene 38 años.

Continuó relatando que en su infancia vivía en la casa con sus padres pero que desde muy chico adoptó a la calle como su nuevo hogar. “Yo nací en San Vicente, viví a los 13 o 14 años en Andresito y fui hasta segundo grado en una escuela de Loreto”.

transfemicidio en Misiones
El Ministerio Público Fiscal en manos del fiscal Martín Alejandro Rau y la querella representada por la abogada Florencia González.

En cuanto a Evelyn Rojas, el acusado aseguró haberla conocido en la avenida Uruguay y que fue un primo de la mujer quien los presentó en una oportunidad.  Ante el interrogante de la defensa, el hombre explicó que para él “un travesti se viste de mujer y un transexual es hombre como yo”.

No negó el hecho de haber mantenido una relación amorosa con la víctima y tampoco el haberle pagado a Evelyn por sus servicios, teniendo en cuenta que la mujer era una trabajadora sexual. “Éramos pareja con Evelyn pero nunca fui a su casa”.

En cuanto a los hechos de violencia que fueron ventilándose con el correr de las audiencias, Da Silva manifestó haber golpeado a Rojas en una sola oportunidad, lo que causó un gran repudio en la sala. “Le pegue una piña nomás a Evelyn cuando peleamos por una pavada. Ella era muy celosa porque yo miraba a todas las mujeres en la calle”.

Prosiguió recordando que Evelyn se presentó con él como mujer y que no tenía problemas con ello. “Yo no le tenía bronca porque era ella era mujer. Si ella decía que era mujer, yo le respetaba”.

En cuanto a los hechos por los cuales se le imputa, negó el haber estado con la víctima aquella madrugada o al menos no recordarlo debido a su “mal estado”, refiriéndose al consumo de alcohol y estupefacientes. “Cuando murió Evelyn yo no estaba con ella, le ví unas noches antes. No recuerdo bien porque yo consumía floripan, una hoja que se le pone en el mate. También fumaba mucha marihuana”.

Con un relato que dejó muchas interrogantes y varias contradicciones, recordó el momento de su detención en la terminal de San Vicente. “Le conté a un creyente que me estaba escapando porque se murió una persona y él me mandó al muere”.

En un primer lugar, “Ramoncito” dijo haberse enterado del asesinato de Evelyn por parte de una amiga de la víctima, a quien conocía del ambiente callejero. Pero luego, casi al final de la indagatoria, aseguró que al momento de su detención, fueron los integrantes de la Brigada de Investigaciones quienes le comentaron acerca del porqué de su captura.

El Tribunal compuesto por Viviana Cukla (presidente), Ángel Dejesús Cardozo y Marcela Leiva como subrogante.

Por último, en cuanto a su relación con la víctima, recordó que estuvieron en pareja por casi dos años y que tenían casi la misma edad. “El sereno de la YPF abandonada me dejaba que duerma en ese lugar de macanudo. Evelyn venia casi todas las noches conmigo”.

“Evelyn traía $500 todas las noches y con eso me compraba comida y bebida. Durante el día ella también trabajaba y yo me iba a pegar vueltas por el centro”, cerró.

 

“Él le judeaba”

Por otro lado, Norma Pedrozo, trabajadora sexual y amiga de la víctima, fue ofrecida por la querella en el marco del debate y compareció ante el Tribunal en la mañana de este lunes. “Él era violento, le insultaba a todas las chicas trans. Yo me fui a vivir a Iguazú porque él era muy violento”.

Tal vez te puede interesar leer: El Soberbio | Denunció a su pareja por amenazarla de muerte a punta de pistola

Ya sin el acusado en la sala, comenzó su relato manifestando que conoció a Evelyn en la avenida Uruguay debido a que ambas compartían la misma profesión. “Yo paraba enfrente de la estación de servicio abandonada, escuchaba todo lo que él le decía a ella”.

Con un gran nerviosismo, recordó los insultos que la víctima recibía del imputado. “Puto de mierda, trolo de mierda”. “A ella le pegaba, le quemaba con el cigarrillo, le hacía de todo. A todas las chicas trans nos insultaba y nos corría”.

Diez años fueron los que compartieron ambas mujeres en el ambiento y de ello surgió una gran amistad. “Desde que apareció este señor cambió mucho, su cuerpo estaba todo negro, cambio un montón, le maltrataba, le quemaba con cigarrillo, tenía el ojo hinchado todo el tiempo”.

En cuanto a la anterior relación de Evelyn con Enrique Recalde, contó que se ayudaban mutuamente y que ambos trabajaban. “Con Enrique todo re bien, re buena onda con ella. Él le ayudaba también a ella, cambio todo cuando le conoció a ese chico Ramón”.

Aclaró que el aspecto físico de Evelyn cambió por completo en el último tiempo. “Ella no se vestía bien, no se iba a la peluquería, antes siempre lo hacía. “Él le judeaba, le mandaba a trabajar y se gastaba toda la plata en alcohol”.

Transfemicidio en Misiones

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas