Alexa

A 19 días del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, los países retoman el diálogo mientras crece el número de muertos

La cuarta ronda de conversaciones entre Rusia y Ucrania comenzó y Kiev aspira a exigir el retiro de las tropas rusas. Un ataque ucraniano dejó 16 fallecidos en Donetsk. Se abrirán 10 corredores humanitarios.

Rusia y Ucrania comenzaron este lunes la cuarta ronda de conversaciones, informó la presidencia ucraniana, que también anunció la apertura de diez corredores humanitarios.

 

Mijailo Podoliak, asesor de la Presidencia de Ucrania, afirmó este lunes que durante la ronda de conversaciones de este lunes con Rusia se abordarán la «retirada inmediata» de tropas rusas del país y «garantías de seguridad», en unos contactos que tendrán lugar por videoconferencia.

 

«Negociaciones. Cuarta ronda. Sobre paz, alto el fuego, retirada inmediata de tropas y garantías de seguridad», ha señalado Podoliak en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter. La ronda será la cuarta entre las delegaciones de Rusia y Ucrania desde el inicio del conflicto.

 

«Será una dura discusión. Si bien Rusia es consciente del sinsentido de sus acciones agresivas, aún está bajo el engaño de que 19 días de violencia contra ciudades pacíficas en Ucrania es la estrategia correcta», ha manifestado el asesor de la Presidencia ucraniana.

 

Ninguno de los dos equipos negociadores ha querido concretar peticiones en público. Hasta ahora se sabía que Rusia exigía a Ucrania que reconociera las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, se olvidara de sus aspiraciones sobre Crimea y prometiera que en ningún caso se incorporaría a la OTAN, demandas inaceptables en principio para Ucrania.

 

La reunión tendrá lugar después de que los ministros de Exteriores de Ucrania y Rusia, Dimitro Kuleba y Serguéi Lavrov, respectivamente, mantuvieran el 10 de marzo su primer encuentro cara a cara desde el inicio del conflicto. El encuentro tuvo lugar en Turquía en formato tripartito, con la participación de su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu.

 

Además, las autoridades de Ucrania han anunciado este lunes la apertura de diez corredores humanitarios en varias zonas del país para proceder a la evacuación de civiles ante la ofensiva militar del Ejército ruso.

 

Entre los corredores hay uno que conectará Berdiansk con Mariúpol, que se encuentra cercada desde hace días por las fuerzas rusas.

 

Por su parte, la vice primera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, ha destacado que las autoridades «intentarán una vez más desbloquear finalmente el movimiento de un convoy humanitario con comida y medicinas entre Berdiansk y Mariúpol», según ha recogido el portal de noticias Ukrinform.

 

El Ayuntamiento de Mariúpol denunció el domingo que los bombardeos realizados por las fuerzas rusas y las milicias de Donetsk, afines a Moscú, han causado ya la muerte a más de 2.100 residentes.

 

Por su parte, los separatistas prorrusos de Donetsk, en el este de Ucrania, afirmaron este lunes que un ataque ucraniano dejó al menos 16 muertos y una veintena de heridos en el centro de esta gran ciudad industrial.

 

Escenas espeluznantes llegan desde #Donetsk, donde en un ataque ucronazi con misiles balísticos, mató al menos 23 personas entre ellas un niño.

 

En su cuenta de Telegram, la defensa territorial de Donetsk publicó fotos que muestran varios cuerpos ensangrentados tendidos en una calle entre escombros.

 

La AFP no pudo verificar este balance con una fuente independiente.

 

Según la defensa territorial de Donetsk, la defensa aérea de esta región separatista interceptó un misil ucraniano cuyas «esquirlas» alcanzaron a las víctimas.

 

El líder de los separatistas de Donetsk, Denis Pushilin, afirmó a la televisión rusa que se trataba de un misil que contenía submuniciones, prohibidas por más de un centenar de países en el mundo, pero no por Rusia ni Ucrania.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas