Alexa

Champions League | El Bayern Múnich le igualó al Salzburgo en el último minuto del partido

Este miércoles, el Bayern Múnich le igualó al Salzburgo en el marco del partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League. El gol de los alemanes llegó a los 90 minutos de juego.

 

El conjunto austríaco estuvo cerca de lograr un triunfo histórico ante uno de los grandes favoritos de la competición. Sin embargo, el Bayern Múnich le igualó al Salzburgo agónicamente con gol de Kingley Coman. El marcador lo abrió Chukwubuike Adamu a los 21 minutos de la primera parte.

Si bien los visitantes dominaron el encuentro, sobre todo en la segunda parte, el Salzburgo logró plantar cara al Bayern, que una y otra vez se estrelló contra la defensa alpina y su guardameta, el suizo Philipp Köhn. El inicio del encuentro estuvo marcado por un enérgico juego de ambos equipos que desarrollaron buenas oportunidades de gol.

En el minuto 11, el delantero suizo del cuadro austríaco, Noah Okafor, tuvo que abandonar el encuentro por una lesión en el muslo derecho. En su lugar entró el joven Junior Adamu, de la cantera del Salzburgo. Sólo 10 minutos más tarde, el delantero de origen nigeriano marcó el tanto de su equipo con un derechazo por encima del arquero Ulreich, tras un pase de Adeyemi.

Lee también: Champions League: Liverpool venció 2-0 al Inter de Milán

El resto de la primera parte vio varias oportunidades más de los locales, pero también algunas de los alemanes. El Bayern salió tras el descanso con más fuerza y más determinación. Una y otra vez, los alemanes penetraron el área del Salzburgo, sobre todo con Coman, que causó mucho peligro y arrinconó al conjunto local. Tras un saque de esquina de los austríacos, Sané estuvo a punto de marcar en el contragolpe en el minuto 72.

Pero poco más tarde, los locales estuvieron a punto de marcar un esperado segundo tanto, pero ni Adeyemi y Adamu lograron superar a Ulreich en un contragolpe que el Bayern salvó bajo palos. Cuando los casi 30.000 espectadores ya pensaban haber presenciado una histórica victoria de los suyos, llegó un centro Pavard, que dejaba a Coman en el área en posición perfecta para marcar el empate en el minuto 90. El partido de vuelta se jugará dentro de tres semanas en la Allianz Arena de Múnich.

Bayern Múnich le igualó al Salzburgo
Bayern Múnich le igualó al Salzburgo de Austria a los 90 minutos.

El conjunto austríaco, que ya ha hecho historia esta temporada con su primera clasificación para los octavos de final de la máxima competición europea, tuvo momentos de muy buen fútbol y aprovechó el empuje de su público. Así sacó provecho de la mala racha del Bayern de Múnich, que igual logró un empate que lo deja bien perfilado para la revancha.

De momento, Red Bull Salzburgo ya consiguió su mejor posición en Champions con un vistoso juego ofensivo y la plantilla más joven de la competición: 22 años de media. Sin embargo, el empuje y la energía que da esa juventud tiene también algunas contrapartidas, como la falta de experiencia y ciertos errores en los ajustes defensivos. El punto más débil del Salzburgo es que en algunos momentos se desconecta de los encuentros y eso, ante un equipo como el Bayern, fue letal como ocurrió en el gol alemán del final.

El delantero alemán de 20 años Karim Adeyemi, que estuvo en duda debido a una operación de amigdalectomía, la cual desafortunadamente ha frenado una progresión meteórica por la cual se convirtió en el líder de la tabla de goleadores de la Bundesliga austríaca con 14 tantos, finalmente jugó de arranque.

El Bayern llegó al partido contra el Salzburgo tras encajar una sorprendente derrota por 4-2 ante el modesto Bochum, lo que ha generado discusiones sobre el estado actual del equipo, marcado por varias bajas importantes. En el Bayern faltaron el guardameta Manuel Neuer, por una operación de rodilla, el lateral izquierdo Alphonso Davies, recuperándose de una miocarditis tras una infección de coronavirus, y el centrocampista Leon Goretzka, con problemas de rodilla.

Eso ha llevado a que el Bayern juegue prácticamente con cinco delanteros -Robert Lewandowski en punta, Thomas Müller y Leroy Sané como interiores y Serge Gnabry y Kingsley Coman como extremos- lo que es claramente un riesgo ante los contragolpes del contrario. Con estos contratiempos Nagelsmann se vio obligado a modificar algunas cuestiones tácticas e idear un planteamiento que exige defender muy alto, ejerciendo presión en la mitad contraria, y permite tener a muchos jugadores en el área y sus alrededores en jugadas de ataque. En todo caso, tras la derrota ante el Bochum, el Bayern se fue de Salzaburgo con una mejor imagen gracias al empate agónico.

 

 

FUENTE: Infobae.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas