Alexa

La sequía golpea al sector yerbatero: «Ni yo ni mi papá vimos nunca que las plantas grandes se murieran como está pasando ahora»

El calor extremo hacen estragos en toda la región del NEA y los focos de incendios no son los únicos inconvenientes que generan. La sequía golpea al sector yerbatero, la actividad ganadera y forestal. No obstante, desde INYM aseguran que no habrá falta de stock en los próximos meses.

Jonás Peterson, director por la Producción en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), aseguró que la situación es crítica y que se comenzó a dar un fenómeno poco común en los yerbales. “Desde Navidad que la sequía empezó a afectar gravemente a la planta de yerba, la situación venía complicada pero a partir de fin de año empezaron a morir plantas grandes”, comentó

Jonás Peterson – Radio Libertad

La situación se agrava día a día con la falta de lluvias y las plantaciones de yerba lo sufren. Ahora las plantas más viejas, de más de 25 años están secándose y muriendo, algo muy poco común. Ante esto agregó “Es una situación muy crítica que jamás haya visto en mi vida, ni yo ni mi papá habíamos visto que una planta grande se muera así como está pasando ahora”, dijo el productor. 

Más allá de esta situación extrema, consideró que no habrá faltante de yerba en las góndolas para los próximos meses «El sector yerbatero siempre trabaja con un stock muy amplio», afirmó Peterson. Vale recordar que el sector viene de registrar un récord histórico de producción de hoja verde en 2021.

Según contó el productor, además de los yerbales, la sequía golpea fuertemente a la actividad ganadera con la falta de agua y la poca producción de alimentos para los animales, como así también el sector forestal con los incendios. “Andresito tiene una característica que llueve por zonas y en la zona de Península hace muchísimo tiempo que no llueve”, contó. 

En cuanto a la actividad ganadera comentó que el invierno golpeó al sector y que después de eso se encontraron con la sequía que no permitió el cultivo de maíz para el alimento balanceado y el crecimiento de la pastura, motivo por el cual los animales quedaron desprovistos. “Los animales no contaron con la pastura en ningún momento, no hubo un buen suplemento” explicó.

La sequía llevó a que se sequen los arroyos y afluentes pequeños de donde los productores también obtenían agua. En este contexto y los productores tienen que recurrir al riego de sus plantaciones. “Se pasaba la temporada de seca, pero no había esa necesidad tan imperiosa de tener que regar; hoy el que produce se encuentran la situación”, expuso Peterson.

Por último, en cuanto a los incendios aseguró que la situación en la localidad de Andresito no es la mejor: “Lamentablemente los incendios no dan tregua desde fin de año, todos los días hay una zona nueva con incendios” expresó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas