Tercera ola de coronavirus: Argentina ya vacunó al 86% de su población con una dosis y casi el 76% con dos

Argentina posee un muy buen ritmo de vacunación, incluyendo a las terceras dosis o dosis de refuerzo de las vacunas contra el Covid 19. Tiene a la mayoría de su población vacunada, alcanzando el 86% con primeras dosis, 76% con segundas dosis y 24% con terceras dosis o dosis de refuerzo.

En el país, mientras avanza la variante Ómicron de coronavirus, también sigue creciendo la cantidad de personas que se vacunan para evitar internaciones o muertes por la enfermedad.  Ya se aplicaron más de 84 millones de dosis, y poco más de cinco millones de personas deben completar aun sus esquemas de vacunación.

 

 

Desde que comenzó el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19, de las 94.913.350 dosis de las vacunas autorizadas y distribuidas en el país, se aplicaron 84.219.672 según los últimos datos disponibles en el Monitor Público de Vacunación, el registro online del Ministerio de Salud que muestra en tiempo real el operativo de inmunización en todo el territorio argentino.

 

Ahora bien, de ese total, 39.229.725 corresponden a primeras dosis, 34.365.507 a segundas, y 10.624.440 de personas ya recibieron su tercera dosis o dosis de refuerzo, según corresponda, atento a las recomendaciones emitidas por la cartera sanitaria.

 

En porcentajes en relación al total de la población, 86,50% recibió al menos una dosis, 75,70% completó su esquema inicial de dos dosis, y 23,40% ya recibió su dosis adicional.

De esos datos se desprende que aún es muy alto el número de personas que no recibió su segunda dosis y no completó su esquema. Se trata de 5.102.362 de habitantes que conforme lo que se esfuerzan en recalcar los especialistas, no se encuentran debidamente protegidas frente a una infección por SARS-CoV-2.

Además, un 13,50% de la población, esto es 6.122.558 personas, no recibió ninguna dosis para prevenir el COVID-19.

En la mirada del doctor en física, investigador del Conicet y secretario de Planeamiento de la Universidad Nacional de Hurlingham, Jorge Aliaga, “el ritmo de vacunación es bueno en el país”. “Las dosis de refuerzo avanzan bien porque hay vacunas disponibles y los mayores quieren recibirla”, evaluó, al tiempo que sobre los más de cinco millones que aún no recibieron la segunda dosis opinó: “Creo que en el último mes muchos que no se habían vacunado fueron a hacerlo, y a esos todavía no les toca la segunda dosis. Ahí hay un grupo. El resto, posiblemente tuvieron COVID y lo van postergando, y habrá otros no se quieren vacunar. Debe haber de todo un poco”.

 

Si se desglosan las aplicaciones por condición, los números oficiales indican que el personal de salud recibió 4.700.733 dosis; el personal estratégico (Fuerzas de Seguridad y Armadas Docentes y personal no docente de todos los niveles educativos, responsables del funcionamiento del Estado y personal del Servicio Penitenciario), 7.822.225 dosis; los mayores de 60 años, 17.123.020; las personas de 18 a 59 años con factores de riesgo, 12.613.401; los adolescentes de 12 a 17 años con factores de riesgo, 1.100.285 y los niños de tres a 11 años con factores de riesgo, 521.391.

En tanto, entre aquellos sin factores de riesgo, 4.034.252 de dosis fueron aplicadas a personas de 50 a 59 años, 6.024.662 a personas de 40 a 49 años, 17.260.196 a personas de 18 a 39 años, 5.422.402 a adolescentes de 12 a 17 años, y 7.361.548 a niños de tres a 11 años.

En cuanto a los laboratorios de los que dispone vacunas la Argentina, del total de dosis distribuidas y aplicadas en el país, por orden decreciente, de la vacuna de Sinopharm de virus inactivado se dieron 26.330.194 dosis; de la elaborada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, así como su versión producida en la India (Covishield), 25.159.284 dosis; de la formulación de adenovirus recombinante Sputnik V, 18.949.391; 9.082.024 de la vacuna de ARNm de Pfizer BioNTech Comirnaty; 3.968.889 de su similar de la misma tecnología producida por el laboratorio Moderna y 292.138 de la monodosis de Cansino.

Por edades, según se desprende de datos del sitio covidstats.com.ar, con una dosis, el grupo etario que más vacunas recibió es el que abarca de 60 a 69 años, con un 99% de cobertura. El 95% de ellos completó su esquema de dos dosis, y el 65% ya recibió su dosis de refuerzo.

 

Con el mismo porcentaje (99%), el grupo de 40 a 49 años iguala al anterior en primeras dosis recibida. En tanto, 92% recibió dos dosis y 29% ya fue por su dosis de refuerzo.

Con 73% de terceras dosis recibida, el grupo de 70 a 79 lidera en la aplicación de refuerzos, mientras que las franjas de 12 a 17 años y de 18 a 29 son los que menos refuerzos recibieron, por haber sido de los últimos en orden de prioridades en iniciar sus esquemas.

En el mismo sentido, la población de tres a 11 años, que fue la última en ser incorporada al plan de vacunación, con 71% de primeras dosis y 48% de segundas, son el grupo etario menos inmunizado del país.

El grupo etario que menos segundas dosis recibió es, casualmente, el más activo social y laboralmente, y el que más preocupa a las autoridades sanitarias que completen sus esquemas en el marco del actual brote de la enfermedad.

Con 93% de primeras dosis recibidas entre los 18 y los 29, casi un 20% menos (76%) recibió la segunda dosis. En tanto en la franja de 30 a 39 años, el 97% inició su esquema y el 86% lo completó.

Así, en plena tercera ola de la pandemia en el país, y mientras el bajo nivel de ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en comparación con las olas anteriores demuestra que las vacunas hacen la diferencia en la actual crisis sanitaria global, el plan estratégico de vacunación contra el COVID-19 en Argentina volvió a acelerarse en pleno verano. Entre la primera semana de diciembre y la primera de enero, las aplicaciones semanales aumentaron un 38%.  Fuente: Infobae.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas