Alexa

Desastre ecológico en Perú: 6.000 barriles de petróleo fueron derramados en las costas del país

Un derrame de petróleo se registró en la costa central de Perú, luego de que un buque que abastecía a la refinería La Pampilla fuera golpeado por las olas provocadas por la erupción de un volcán subterráneo en Tonga.

 

El desastre ecológico en Perú producido tras el derrame petrolero en una refinería administrada por Repsol, llevó a que el país decretara este jueves una emergencia climática, después de anunciar que 21 playas de la costa del Pacífico están contaminadas. El hecho se habría producido luego de oleajes originados tras la erupción de un volcán submarino cerca de Tonga.

Además, la Marina de Guerra del Perú indicó que ya está investigando el suceso. En un comunicado, señaló que, «ante la información vertida en algunos medios de comunicación y a fin de evitar especulaciones, la Autoridad Marítima Nacional ha abierto un proceso sumario para determinar las causas de ese incidente y sus responsables».

A causa del accidente decenas de animales han muerto. Y, además, el «oleaje anómalo» provocó, la muerte de dos mujeres que se ahogaron en la playa conocida como Naylamp, en la provincia de Chiclayo, en el norte del país, según informó la policía.

 

Responsabilidades

Funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores pidieron a la compañía que administra la refinería, la española Repsol, que pague una compensación por los daños.

«El derrame de petróleo de Repsol en Ventanilla es el peor desastre ecológico ocurrido en Lima en los últimos tiempos, y ha ocasionado un grave perjuicio a cientos de familias de pescadores. Repsol debe resarcir este daño de manera inmediata», se lee en un tuit en la cuenta oficial de la Cancillería peruana.

Las autoridades dicen que la fuga dañó unos 18.000 kilómetros cuadrados de zonas protegidas que contienen una variedad de plantas y animales.

Un grupo de limpieza mira las costas de Perú ante un derrame de petróleo
Así quedaron las costas de Perú luego del derrame de petróleo.

«Esta terrible situación ha puesto en peligro la flora y fauna en dos áreas naturales protegidas a más de 18.000 kilómetros cuadrados como la Reserva Nacional del Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, Islotes de Pescadores y la Zona Reservada Ancón», agregó el ministerio.

Mientras, la directora de comunicaciones de la compañía, Tine Van Den Wall Bake, negó que fuesen responsables de la fuga el miércoles durante una entrevista. Dijo, además, que el derrame fue «limitado».

«Nosotros no causamos este desastre ecológico», sostuvo en la cadena de radio peruana RPP.

Agregó que la Marina de Guerra de Perú dijo a la empresa que no había alerta de tsunami para el litoral y que podían continuar descargando el crudo.

Pero la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, comentó que la empresa «aparentemente» no tenía un plan de contingencia para hacer frente a un derrame de petróleo a gran escala.

 

Comienza una investigación

La fiscalía peruana anunció que comenzará una investigación sobre el papel de Repsol en el incidente.

Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente indicó que el gigante energético español podría enfrentar multas de más de US$34,5 millones.

El gobierno dio un plazo de diez días a la empresa para recoger el crudo.

Grupos de personas trabajan para limpiar el derrame de petróleo en las costas peruanas.
El gobierno dirige una iniciativa de limpieza en unos tres kilómetros de playa.

El regulador de energía de Perú, Osinergmin, dijo en un comunicado que ordenó el cierre de una de las cuatro terminales de la refinería hasta que se determinen las causas del derrame.

El gobierno también realiza una limpieza de unos tres kilómetros de playas.

La Pampilla está construida cerca de la ciudad de Ventanilla en la Región de Lima y es la refinería más grande de Perú. Suple a más de la mitad del mercado local de combustibles.

 

Volcán en Tonga

Una erupción del volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai el sábado desencadenó poderosas olas en el Pacífico Sur, lo que colocó en alerta a varios países, entre ellos Estados Unidos, Japón y Chile.

Un pájaro cubierto por petróleo en las costas de Perú.
Las autoridades temen que especies protegidas hayan sufrido daño significativo.

La erupción provocó olas de más de un metro en Tonga, una nación insular compuesta por 170 islas repartidas en unos 700.000 kilómetros cuadrados.

Hasta el momento, se han confirmado tres muertes en Tonga, además de las dos en Perú. Pero las fotografías tomadas por la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda muestran un pueblo completamente destruido.

El gobierno de Tonga dijo que algunas de las islas periféricas más pequeñas están particularmente afectadas, con todas las casas destruidas en una de las islas.

Las cenizas que cubren el territorio dificultan la llegada de suministros desde países vecinos, pues afectan la visibilidad de los aviones. En el lugar hace falta particularmente agua potable.

 

 

BBC

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas