Alexa

Condenan en Brasil a una pareja de misioneros por la tortura y muerte de un niño de tres años

La Justicia de Brasil condenó a los argentinos, Paulo Hernán Alvez (25 años) a 37 años de prisión y a Fernanda Fidelina Vázquez (24 años) a 34 años de cárcel, por la muerte del niño Fernando Figueredo de tres años, tras la terrible golpiza que sufrió.

El Forum de la Comarca de Barracao, del estado brasileño de Paraná, emitió el fallo hoy en el juicio, en el que se buscó dilucidar la muerte del pequeño, ocurrida en abril de 2020 en Dionisio Cerqueíra, tras haber sufrido lesiones por la violencia propinada por su padrastro y su medre biológica. tortura y muerte de un niño de tres años

La pareja de misioneros fue condenada por los delitos de «tortura y homicidio agravado, por la razón inútil, medio cruel» . Fernanda recibió una pena de en 34 años, dos meses y dos días y Hernán; 37 años y dos meses de prisión en régimen cerrado.

Cabe destacar que Alvez estuvo presente durante el juicio en su contra y su concubina; recibió la condena en ausencia, dado que la misma encuentra en calidad de prófuga de la Justicia, tras haber escapado de la Prisión Pública de Santo Antonio Do Sudoeste.

Alvez intentó desligarse del homicidio, pero los testimonios de varios testigos –entre ellos el del padre de la criatura- , los médicos del hospital de Dionisio Cerqueira, además del resultado de la autopsia, incriminaron seriamente a la pareja, que fue condenada.

 

La casa del terror: 3 hermanitos eran brutalmente torturados, esclavizados y obligados a practicar coprofagia en Santa Cruz

Tres hermanitos formoseños de 14, 13 y 10 años vivieron un calvario casi toda su vida con su madrastra y el padre. Eran torturados salvajemente al punto de recibir mordeduras, golpes con un caño de metal e incluso, los obligaban a comerse su propia materia fecal.

«Ahora nos mata, ¡vámonos de acá!». Con esta frase, el más grande salvó a sus otros dos hermanitos –y se salvó él- de continuar viviendo en la casa del terror.

No hay lugar a dudas que este caso de maltrato infantil sufrida por estos tres pequeños formoseños va a quedar en la historia de la provincia de Santa Cruz, como uno de los casos más salvajes y conmocionantes nunca antes visto.

Tal vez te interese leer: Vuelven a suspender en Eldorado el juicio a un acusado de abuso sexual a una menor

Todo se remonta a cuando eran niños. Vivían con su madre y desde entonces ya sufrían violencia, pero por parte de la pareja, el padrastro.

De común acuerdo con el padre biológico, los tres -el mayor y el menor, niños y la del medio, niña- fueron a vivir con él. Ahí comenzó lo peor.

Desde golpes a torturas y de hostigamiento físico y psicológico hasta crueles amenazas. Lo que debieron atravesar en sus cortas vidas impactó e hizo llorar a todo el cuerpo de expertos del Poder Judicial que intervino en el caso.

La responsable y apuntada por la Justicia: la madrastra, Roxana Vega (33), quien con la complicidad del padre biológico, David Edgard Fernández (33), los sometió con un grado de maldad pocas veces visto, o quizás, nunca antes visto.

El martes, luego de recibir informes de la Cámara Gesell y del cuerpo médico forense, la Dra. Marcela Quintana, a cargo del Juzgado de Instrucción N°1, ordenó la detención de ambos y hoy están presos.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas