Alexa

Viral | Tras el pan dulce salado, aparecieron los churros con vitel toné y estalló la polémica en las redes sociales

"Si uno moja el vitel toné con un pancito, tranquilamente lo puede comer en un churro", remarcó el dueño de la churrería que lanzó esa variedad. La polémica se desató en las redes sociales.

El fin de año sorprendió con una reversión del clásico de Navidad: un pan dulce en formato salado con jamón, queso, panceta y salame, entre otros agregados.

Pero no quedó ahí: ahora apareció otra revolución en los dulce con «una edición limitada» de churros relleno de vitel toné.

La apuesta corresponder a la tradicional churrería El Topo, que anunció la novedad y disparó la polémica en redes sociales.

 

 

En declaraciones radiales el dueño de esa cadena afirmó que ese tipo de innovaciones ya las realizaba en el pasado su padre y recordó los churros con queso roquefort.

«Para la vigilia de Semana Santa hicimos unos con atún y kanikama que tuvieron buena respuesta en el mostrador pero no generaron esta reacción en las redes sociales», aseguró Juan Manuel Navarro,

Respecto a las voces de los detractores que hicieron eco sobre todo en Twitter, remarcó: «El churro es una masa salada, es un pan frito. Si uno moja el vitel toné con un pancito, tranquilamente lo puede comer en un churro».

De acuerdo con el empresario gastronómico, varios de sus conocidos probaron esta alternativa y «a todos les encantó».

Además, aclaró que hacen otros con churros con humus, con palta o con jamón y queso.

«Todo lo que se puede poner en un pizza se puede hacer en un churro», finalizó.

 

Fuente: Telefe Noticias

 

Reversionó la tradicional receta del pan dulce con ingredientes salados y es furor en redes sociales

Fue así como se le ocurrió comenzar un nuevo emprendimiento gastronómico. Si bien esta idea le parecía genial, su realidad le presentaba varios obstáculos. Al comienzo, no contaba con el equipamiento necesario para arrancar con la pastelería. Además, es madre soltera de Olivia, de 4 años. Arriesgarse a probar algo nuevo implicaba un costo importante. Sin embargo, y a pesar de todo, “con balanza prestada, una licuadora que era de mi abuela, empecé”.

Actualmente, y dado el furor que sus productos tuvieron en redes sociales, vende casi todos salados y solo un cuarto de su producción son dulces. A su vez, los sabores varían para poder adaptarse a los múltiples paladares de la gente. Jamón y queso, y salame y queso son los de mayor éxito. Empero, está pensado en sumar alguna receta vegetariana.

Pan «dulces» con una versión salada.

Como plan a futuro, Ludmila Sosa quiere abrir su propio local para comercializar sus productos, así como equiparse mejor de electrodomésticos. También quiere expandirse a más zonas de la provincia de Buenos Aires, ya que por ahora abarca la zona sur mayoritariamente. “Estoy pensando acercarme a otras zonas como San Justo o zona norte, ya que piden mucho y a partir de 10 unidades me puedo acercar”, detalló.

A pesar del arduo trabajo que conlleva dedicarse a la pastelería, ya que trabaja desde las 20hs hasta las 6:30 am, considera su pan dulce es un éxito porque salen fuera de lo común. Además, “hacerlos con mucho amor y paciencia” es clave para que salgan más ricos que nunca. Sin dudas que la propuesta de Ludmila es idónea para todos aquellos con ganas de probar cosas nuevas.

 

churros con vitel toné

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas