Alexa

Conmoción y dolor en San Pedro por la muerte de un niño tras recibir una descarga eléctrica al intentar enchufar un pelotero

Un niño de 10 años falleció tras recibir una fuerte descarga eléctrica en la casa de sus abuelos en la localidad de San Pedro, al intentar conectar un pelotero a la energía, luego de una limpieza del mismo.

La policía tomó conocimiento del hecho el pasado viernes a alrededor de las 21:00 horas, cuando fueron notificados por los agentes de salud del hospital local, de que un menor de 10 años ingresó al nosocomio, sin signos vitales.

La tragedia ocurrió en una vivienda ubicada sobre las calles Aparicio Grondona y Yerbal de San Pedro, donde el niño había concurrido a pasar el día con sus abuelos. La víctima fue identificada como, Thiago O.

Intervinieron en el procedimiento policial, efectivos de la Unidad Regional XIV, quiénes realizaron las tares de rigor.

Las primeras investigaciones, dan cuenta de que el chico recibió una fuerte descarga eléctrica, al momento de intentar enchufar un pelotero, con el que habitualmente jugaba.

Intervino el Juzgado de Instrucción de San Pedro, a cargo de Ariel Belda Palomar, quién dispuso que el cuerpo del niño sea entregado a su familia para su velatorio y posterior inhumación.

El hecho generó conmoción y dolor entre los familiares del niño fallecido y en la comunidad sanpedrina en general.

 

“Si el perro le agarraba el cuello, hoy no estaríamos hablando”, dijo la madre del niño de 7 años atacado por un rottweiler en Oberá

En la intersección de las calles Alberdi y Arana de Oberá un perro rottweiler atacó a un niño de 7 años y lo desfiguró. La pequeña víctima fue intervenida quirúrgicamente en el Hospital Pediátrico de Posadas.

El niño caminaba junto con su madre por la calle Alberdi de la Capital del Monte y, al llegar a la intersección con la calle Arana, un perro rottweiler lo agarró al jovencito de la mejilla provocándole una compleja intervención quirúrgica y una futura cicatriz para toda la vida.

Misiones Online dialogó con Andrea De Oliveira, madre de la pequeña víctima, quien relató “Estábamos caminando por la calle Alberdi, a dos cuadras de mi casa. Veníamos por la vereda y al cruzar la calle, vengo transitando y el nene cerca de las rejas delante mío, se da vuelta y el perro saca la cabeza por la reja y le agarró la mejilla, arrastrándolo hacia adentro”.

Una terrible secuencia vivió la familia el pasado sábado en horas de la tarde. El ataque fue duró cerca de un minuto, pero derivó en lesiones y traumas psicológicos de por vida para el nene. “Fue una secuencia terrible, al momento de ver que el perro lo quiere casar, lo quiero retirar al chico cuando lo había arrastrado hacia adentro, al meter la mano y separar la boca del perro de la cara del niño, el segundo perro también me genera una mordida”.

Vecinos del lugar, mencionaron que el perro rottweiler es temido en el barrio por varios antecedentes de las mismas características. “Al pedido de auxilio los vecinos de acercaron, un auto paró y se bajó el conductor y así logramos que el perro lo suelte a mi hijo. No llegue a pensar en nada, metí la mano y trate de separarlo del perro a como dé lugar”.

Los propietarios del can, identificados como Eduardo D.G. y Valeria S., ofrecieron trasladar al niño al nosocomio local, pero por la gravedad de la situación, el pequeño fue derivado de urgencia al Hospital posadeño. “Cuando sucede el hecho, sale la señora y me dice que mi hijo puso la cabeza en la reja pero no fue así, el nene ni siquiera tocó la reja, solamente paso cerca. En cuestión de segundos sale el señor de la casa y cuando sale el chico ya estaba liberado del perro”.

De Oliveira aún conmocionada por la difícil situación por la que pasó ella y en especial el pequeño niño de 7 años, dijo que “Creo que pudo haber sido peor, lo podía haber pescado tranquilamente la oreja, si le agarra el cuello la verdad no sabría si estaríamos hablando o no”.

“El propietario del animal nos asistió al hospital y directamente nos trasladaron a Posadas. Cuando la cirujana lo vio me dijo mamá acá tenemos para varios días porque le vamos a tener que hacer injertos en la cara y lo prepararon para quirófano, donde estuvo más o menos una hora y media. Por suerte pudieron lograr unir todo y recomponer los tejidos. Excelente la atención en el pediátrico”.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas