Alexa

La autopsia confirmó que Hugo Wasyluk fue sometido a una brutal golpiza y agonía que lo llevó a la muerte

La autopsia realizada al cadáver de Hugo Miguel Wasyluk (28 años), confirmó las sospechas de que la víctima fue brutalmente golpeada y tuvo una larga agonía que lo llevó a la muerte, entre la noche el 25 y 26 de abril del 2011.

Wasyluk fue golpeado estando imposibilitadas sus manos (estaba esposado) y murió por un “shock hipovolemico y asfixia por aspiración de líquido intestinal”. El cuerpo presentaba lesiones traumáticas en distintas partes del cuerpo, con desgarro de vasos sanguíneos (venas y/o arterias), lo que le provocó un infarto en la zona intestinal y obnubilación de la conciencia.

«Todas las lesiones que recibió desencadenaron en el resultado final que fue la muerte» y lo que no se puede afirmar es que si hubiese tenido atención médica necesaria el detenido, no hubiese tenido el mismo resultado (puesto que había “riesgo de muerte”), señala el informe médico.

La evidencia acerca de la causa de su muerte, fue corroborada hoy por el médico, Horacio Marín, quién junto al doctor Gabriel Flores, realizó la autopsia al fallecido, tras ser hallado sin vida en el baño de la celda 2 de la seccional primera de oberá, el 26 de abril del 2011; 27 horas después de haber sido detenido por los efectivos de la comisaría de Villa Bonita, el 25 de abril de 2011.

El integrante del Cuerpo Médico Forense, Horacio Marín, declaró hoy en la quinta jornada del juicio oral y público que se realiza en el Oberá Tenis Club (OTC), tendiente a lograr el esclarecimiento del brutal crimen.

Después se explicó el mecanismo que se pudo haber utilizado al momento de su detención, similar a un mecanismo conocido Hog tied o «chancho atado», considerado un método de tortura, por lo que esta prohibida su utilización en personas detenidas.

A Wasiluk lo esposaron y le pusieron boca abajo, si bien los pies no estaban atados, como en el «Hog tied», es posible que se hayan sentado sobre la espalda para que no se mueva, y que al estar boca abajo, sin posibilidad de anteponer sus manos como defensa, podrían haber lesionado la región facial (por eso las marcas que tenía en la cara).

Durante la explicación del integrante del Cuerpo Médico Forense, se exhibieron las fotos del cuerpo de Wasyluk que fueron registradas al momento de la autopsia.

Con las declaraciones de una docena testigos prosiguió este jueves el juicio oral y público que se lleva a cabo en el Oberá Tenis Club, donde se debate el crimen (tortura seguida de muerte, por lo que cabe una reclusión perpetua para los autores y pena similar para los coautores o los omisiores de la tortura, según lo establecido en los Protocolos de Estambul y de Minessota ), de Hugo Miguel Wasyluk (28 años), ocurrido el 26 de abril de 2011, tras su detención en la comisaría de Villa Bonita.

Trece policías de las comisarías de Villa Bonita y de la seccional primera de Oberá, son juzgados por el homicidio del jornalero por los delitos de «tortura seguida de muerte, omisión de denuncia e incumplimiento de los deberes de funcionario público».

En primer lugar declaró el ex segundo jefe de la URII, José Orlando Barboza, quién cuestionó al ex jefe de la comisaría de Villa Bonita, Marcelo Chimiski (actual jefe en la URXI de Aristóbulo del Valle) y responsable de la comisión que detuvo a Hugo Miguel Wasyluk.

 

«Recibo un llamado de Chimiski, me dice que tenía detenido a Wasyluk y que lo había llevado a la Segunda (de Oberá) pero no lo recibieron porque estaban excedidos en la cantidad de presos; que no podían llevarlo a la comisaría de procedencia porque era muy violento, que había roto la puerta de la celda y con esa información entonces dispuse el alojamiento en la Primera», manifestó Barboza.

También declaró ante el Tribunal Penal 1 de Oberá, Ana Wasyluk, y otros testigos, quienes dieron cuenta de los pormenores de la detención de Hugo Wasyluk. El juico proseguirá mañana, el derecho a ejercer de la defensa los imputados. Elvio Neris que estuvo detenido con Wasiluk en Villa Bonita, aseguró que vio como 5 policías lo golpearon y dijo además, que antes no declaró por miedo a que le pase lo mismo y acusó a uno de los acusados de ofrecerle dinero a cambio de que no preste declaración. En la sala de debate, los familiares de la víctima, llevaron carteles pidiendo «Justicia por Hugo».

La imputación de requerimiento de elevación a juicio del expediente efectuado por la Fiscalía tiene trece policías sentados en el banquillo de los acusados. Tres de ellos; acusados de los delitos de “tortura seguida de muerte”, dos por “omisión de denuncia” y ocho –incluido el médico policial-, por “incumplimiento de deberes de funcionario público”.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas