Alexa

Horror en La Pampa: murió un niño de cinco años y detuvieron a la madre y a su pareja

En La Pampa investigan si el pequeño Lucio era víctima de violencia familiar. La autopsia reveló lesiones en todo el cuerpo. El padre del pequeño, Christian Dupuy, escribió una conmovedora carta en sus redes sociales.

El asesinato de Abel Lucio Dupuy, de 5 años, conmocionó a todo el país. El trágico hecho ocurrió en las últimas horas en un departamento ubicado en Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa. El niño murió en un hospital de la zona, a causa de golpes brutales y agresiones de todo tipo. Por el hecho, la Policía local detuvo a la madre del infante, Magdalena Espósito Valiente (24), y su novia, Abigail Páez (27). El padre del pequeño, Christian Dupuy, escribió una conmovedora carta en sus redes sociales.

De acuerdo a medios locales, todo comenzó el último viernes en un departamento ubicado en Allan Kardec 2385 en el centro de Santa Rosa en La Pampa. Las mujeres llegaron a una dependencia policial con el niño desvanecido. En ese momento, los efectivos intentaron reanimarlo, pero no pudieron, por lo que lo trasladaron al Hospital Evita de la zona, donde tampoco lo lograron. En ese nosocomio, constataron que Lucio Dupuy presentaba traumatismos y antiguas lastimaduras visibles.

Ante esta situación, se apuntó contra la madre del niño, quien dio distintas versiones de lo sucedido. En la autopsia se descubrió que Lucio falleció por una hemorragia interna, ocasionada a raíz de las agresiones y contusiones.

Rápidamente, se realizaron allanamientos. Se secuestraron teléfonos celulares. Las mujeres quedaron aprehendidas por este trágico hecho. La causa está en manos de la fiscal Verónica Ferrero, en conjunto con la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia de La Pampa.

En su cuenta de Facebook, Christian Dupuy, padre de Lucio, escribió una conmovedora carta. En uno de sus fragmentos, el hombre reconoció que no prestó atención a los indicios del sufrimiento de su hijo. “Hijo mío, me dejas con el alma rota buscando ‘el porqué’ de tantas cosas y me doy cuenta ahora de lo que estabas sufriendo y yo sin saberlo y ahora es tarde, te tenían preso de tu infancia e inocencia (…) Ahora comprendo cuando hacíamos videollamada y yo te preguntaba algo y lo que hacías era mirar para los costados para ver si alguna te estaba escuchando”, añadió.

Siguiendo los medios locales, se advirtió que había una disputa por la tenencia entre los padres. Por ello, en redes sociales, la madre de Lucio solía criticarlo.

En el cierre de la carta, lamentó lo sucedido con su hijo. “Perdóname hijo, no llegué a tiempo. Ay hijito cómo me duele el alma. Mi rusito, mi gringo, te amo tanto. Ya no puedo seguir más mi vida. ¿Dónde encuentro las fuerzas que me mandas hijo? Te amo. Perdóname por no poder hacer nada”, cerró Christian su carta publicada ayer en la red social Facebook.

En pocas horas, la publicación del padre tuvo miles de reacciones y muestras de apoyo de cientos de usuarios.

Masivas marchas en Santa Rosa y General Pico, en reclamo de justicia

La marcha realizada en Santa Rosa, en La Pampa, en reclamo de «Justicia por Lucio», el nene de 5 años asesinado de una golpiza, terminó en graves incidentes, con patrulleros quemados, balas de gomas contra los manifestantes y ataque a la sede policial donde están detenidas las mujeres acusadas del crimen del pequeño.

En la ciudad capital pampeana, la marcha había comenzado en la Plaza San Martín, pasadas las 18 horas. Y luego de recorrer unas treinta cuadras, un grupo de manifestantes atacó la Seccional Sexta, la comisaría donde están detenidas las acusadas del homicidio de Lucio, la madre Magui Espósito y su pareja Abigail Páez.

El ataque fue con pedradas. La defensa de lugar estaba en manos del Grupo Especial Policial, que quedó arrinconado contra la comisaría, ubicada en el barrio Butaló, uno de los más poblados de la ciudad capital.

Mientras los policías fueron atacados con piedras, un grupo no identificado incendió dos patrulleros. Los atacantes lograron su objetivo: los vehículos policiales ardieron casi en su totalidad.

Allí los policías comenzaron a reprimir con balas de gomas a los manifestantes enardecidos.

Otra multitud de personas se volcó a la Plaza San Martín de General Pico, en La Pampa, con la misma consigna: «Justicia por Lucio». En ella estuvo la familia paterna del nene de 5 años asesinado con una golpiza.

La protesta fue encabezada por el padre del niño, Christian Dupuy y los abuelos Ramón y Silvia Gómez. También estuvo Maximiliano Dupuy, tío del nene quien tuvo a su cargo un año y medio a Lucio, con autorización de la madre, acusada junto a su pareja por el crimen.

La Plaza San Martín es el corazón de las protestas y reclamos sociales de Pico, la ciudad en la que residían las dos familias de Lucio. La muerte del pequeño se produjo este viernes a la noche en Santa Rosa, la ciudad en la que se había radicado la madre.

«Es un momento muy duro para nosotros. Esto nos da fuerza. El alma rota nos va a quedar por el resto de nuestros días», dijo Christian Dupuy, sentado en una silla. Apenas podía hablar.

El padre de Lucio agregó: «Pedimos que paguen los que tengan que pagar. Las mujeres que lo hicieron. Y todos los que no se hicieron cargo que den la cara. Los fuimos a buscar, pero no nos atendieron».

El tío del nene, Maximiliano Dupuy dijo que «la Justicia no se hizo. Lo tuve (a Lucio) un año y medio a cargo. Y cuando lo vino a buscar nadie hizo nada. Le dieron la razón». sostuvo en referencia a la disputa por la tenencia. Lucio vivía con su madre, Magdalena Espósito Valenti y su pareja, Abigail Páez, ambas detenidas acusadas de homicidio.

El tío explicó insistió: «Niñez apoyó cada cosa que hizo (la madre). Nunca comprobó nada. La ley la apoyó y hay dos mujeres que son culpables. Pero hay toda una ley que las apoyó».

Apuntó que hay prueba que los organismos que intervinieron en la causa por la tenencia no actuaron correctamente. «Ahora salen denuncias, chats y el nene está golpeado hace mucho«.

Fuente El Intransigente y Clarín

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas