Alexa

Viviendo en un espacio pequeño, aislado y sin salir al sol ni pisar el césped: así está Dante, el pitbull que atacó a madre e hijo en Santo Tomé

Desde hace más de dos meses se encuentra encerrado en un centro municipal y su futuro es una incertidumbre. Realiza sus necesidades fisiológicas en el mismo espacio donde come y duerme. Una joven denunció la situación en redes sociales y pidió que se le brinde una solución. “Está sufriendo”, señaló angustiada.


En la tarde del lunes 13 de septiembre, una madre y su hijo fueron atacados por su propio perro de raza pitbull, de nombre Dante,  en la localidad correntina de Santo Tomé y debieron ser trasladados al hospital local con heridas de consideración. El caso conmovió a la opinión pública en un primer momento pero, como suele suceder en estos hechos, con el correr de los días fue quedando en el olvido por gran parte de la sociedad.

Cabe detallar que siempre que un perro ataca a una persona, inicia un “proceso de rehabilitación” donde el perro es “reeducado” a través de diferentes estrategias, principalmente haciendo hincapié en la socialización de la mascota.

“Ningún perro es malo por naturaleza. Todo depende de cómo se lo eduque y se lo cuide”, dicen de manera unánime los especialistas de animales. Cuando Dante efectuó el ataque, estaba mal alimentado y no se encontraba siendo criado en las mejores condiciones, según explicó después el director de Bromatología de la Municipalidad de Santo Tomé, Oscar De Souza.

Agustina Avellaneda es una joven santotomeña que hace 3 semanas se interesó por saber qué pasó con Dante. Intentó comunicarse sin éxito con la Municipalidad y con el propio intendente, Mariano Garay, y recién obtuvo una respuesta cuando se puso en contacto con el área de bromatología. Luego de comprometerse a no llevar el celular ni sacar fotos, pudo acceder a ver al can y se encontró con un perro que continuaba encerrado luego de más de dos meses.

“Hablé con bromatología y me indicaron que la etóloga (especialista en perros) de Posadas no quiso hacerse cargo de Dante porque el ‘caso era muy público’ y nadie quería  ‘ser escrachado’.  Me dijeron que estaban buscando un centro de rehabilitación en Buenos Aires para trasladarlo y que el intendente había accedido a que fuera llevado ahí, aunque pidió (Garay) que no se hable del ‘tema Dante ‘porque había elecciones y no quería que pensaran que él estaba usando eso para conseguir votos”, reconstruyó la joven.

Agustina accedió a no “tocar el tema Dante” y esperó a que transcurrieran los comicios, que tuvieron lugar el pasado domingo 14 de noviembre y donde el actual Jefe Comunal cayó derrotado. Pero las elecciones pasaron y nada cambió: Dante sigue en el mismo lugar y su situación empeora.

“Le escribí de nuevo al intendente y a la Municipalidad tras las elecciones. Todos me dicen que el intendente no piensa hacerse cargo del pitbull cuando él prometió que lo iba a hacer”, añadió Agustina en su red social de Instagram, donde publicó un video para denunciar la situación de Dante, ante la falta de respuestas de las autoridades locales.

Hace más de dos meses que Dante no pisa el césped

Según pudo reconstruir la joven, tras el ataque del pitbull, dos especialistas recomendaron sacrificar al animal, pero debido al rechazo social que generó en Santo Tomé esa posibilidad, Garay descartó la opción. En su momento, el alcalde comunicó que el animal se encontraba “en un período de observación, en el canil y estaba protegido y cuidado”.

Pitbull que atacó a madre e hijo
La publicación de Garay luego de los rumores que indicaban que Dante sería sacrificado

 

“Al parecer el período de observación se ´alargo un poquito´porque pasaron 2 meses y sigue en el mismo lugar”, indicó irónicamente Agustina.

 

La situación actual de Dante es desesperante, según manifestó la denunciante. “Hace dos meses vive en un 2 x 2 todo de cemente donde come, orina y defeca. No sale al sol ni pisa el césped y se muere de calor ahí. No tiene contacto con nadie. Sólo van para darle de comer y de beber. Todos sabemos que un perro agresivo en estas condiciones es muy difícil que se recupere”, agregó.

“La última vez que lo vi a Dante hacía 38 grados y lo único que hacía el pobre animal era tomar agua. En una oportunidad le lleve un hueso y se puso a jugar, pero esa última vez ni miró el hueso de tan sofocado que estaba. Tenía moscas y se moría de calor”, señaló.

Agustina es amante de los animales y colabora con un refugio local llamado Patitas Solidarias. La situación de Dante es tan extrema que para ella sólo quedan dos opciones: “O se lo manda a un lugar para rehabilitarse o se le aplica la eutanasia, pero así no puede seguir viviendo”, sentenció al borde las lágrimas.

“Yo siempre opté por salvarle la vida a los animales, pero esto no es vida. Dante está sufriendo”, concluyó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas