Alexa

La detección precoz de los trastornos de aprendizaje pueden evitar el fracaso escolar

Después de meses de escuelas cerradas, los niños comenzaron a regresar a las aulas y con el fin del ciclo y las evaluaciones finales, los docentes comenzaron a detectar en los alumnos muchas dificultades a la hora de comprender un texto, leer, trabajar con números, o prestar la atención debida, solo por nombrar algunos de los trastornos de aprendizaje que se han presentado con mayor frecuencia.

Estos trastornos de aprendizaje no permiten que los alumnos puedan alcanzar objetivos propuestos por las currículas, provocando angustia por parte de los niños que perciben que algo falla; por parte de las familias que no saben cómo acompañarlos y por los docentes que buscan estrategias, muchas veces sin tener las herramientas necesarias, para detectar por qué los niños tienen estas dificultades.

Hay muchos de los trastornos del neurodesarrollo que sufren los niños y que al ser consultados por un profesional pueden ser diagnosticados rápidamente, sin embargo, la detección escapa de los conocimientos y herramientas que poseen los maestros, derivándolos a un especialista cuando ese cuadro ya está muy instalado.

Las consecuencias de un diagnóstico tardío repercute claramente en la vida social y académica del niño, siendo muchas veces la causa de repetición o abandono escolar.
Pero también en las familias que además de la preocupación propia a la situación, pierden tiempo y dinero en buscar soluciones posibles.

Es clave poder dotar al docente con herramientas específicas que permitan evaluar a los niños en los cuales detectan algún tipo de dificultad para aprender, establecer qué es lo que la está determinando y así derivarlos a los especialistas necesarios pero acortando en tiempos más que considerables, la burocracia que implica ese proceder

Maestros en pandemia: Dificultades, aprendizajes y revalorización del vínculo | VDM Noticias - Diario digital de Viedma
Las consecuencias de un diagnóstico tardío repercute en la vida social y académica del niño

La tarea del maestro es de suma importancia en el aprendizaje de los niños, son los que visualizan los problemas y gestionan ante la familia la necesidad de la atención específica.
Brindarle la posibilidad de obtener más herramientas es jerarquizar su rol, es colaborar con su tarea y en definitiva, es seguir apostando a mejorar el futuro de los niños.
Dra. Sandra Berta
Directora de BANEDI 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas