Alexa

Ley de Alquileres | Desde el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios sostienen que la legislación actual perjudica a inquilinos y propietarios

Desde julio del 2020, la ley de alquileres 27.551 se encuentra en vigencia y hubo respuestas negativas tanto de inquilinos como de propietarios. Juan Maidana, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Misiones, confirmó que desde la entidad impulsarán la sanción de modificaciones para mejorar su aplicación.

Ya hace más de un año que esta ley de alquileres se encuentra vigente, fue sancionada durante la pandemia en un contexto complejo. Entre sus puntos claves se encuentra el establecimiento de un plazo mínimo de 3 años para los contratos de alquiler de inmueble, y un único aumento interanual de acuerdo a lo que disponga el Banco Central de la República Argentina.

 

 

Juan Maidana – Radio Libertad

 

“Yo creo que el principal motivo por el cual esta ley se está tornando cada vez más inaplicable es la forma en la que se incrementan los montos anualmente”, afirmó Maidana.

 

Hoy el índice de aumento de alquileres está sujeto a los niveles de inflación interanuales, y debido al atraso salarial esto dificulta el pago mensual.

 

“Es inviable atar un índice a la inflación con la situación que tenemos en el país”, afirmó respecto de la situación actual. Asimismo, recordó que este tipo de mecanismos de aumento “ya falló” con los créditos hipotecarios UVA que hoy son “imposibles” de pagar para algunas familias.

 

Maidana señaló que los aumentos desmedidos impiden cumplir con el objetivo original de la ley que era “proteger al inquilino”. Los propietarios también se ven afectados negativamente por la legislación, y, por consiguiente, toda la cadena del mercado inmobiliario.

 

“No tenemos muchas escapatorias ni posibilidades de negociación, porque no podemos ir en contra de lo que la ley establece”, aseguró.

 

De acuerdo a la fórmula vigente, la última medición arrojó un aumento de 49,5% para todo un año de alquiler. “Consideramos que es mucho incrementar un 50% porque convengamos que los sueldos no aumentaron en esa proporción”, observó Maidana.

 

Sumado a esto, explicó que los inquilinos deben enfrentar muchos otros gastos además de la vivienda, entre ellas transporte, alimentos y medicamentos. “Todo suma, y a fin de mes se evidencian los problemas, más con un incremento que es así de perjudicial”, agregó.

 

La ley de alquileres anterior tuvo una vigencia de más de 30 años, siendo recién actualizada el año pasado con la nueva sanción. Maidana aseguró que la legislación anterior era mucho más beneficiosa para ambas partes, y que permitía un trabajo mucho más ágil que con la ley actual.

 

“Hoy se nos hace muy difícil trabajar con esto, no vemos el horizonte ni la salida de esta ley, porque cada vez los problemas se acentúan más”, comentó.

 

Respecto de los aumentos previos a la sanción de la ley, indicó que se ubicaban alrededor de un 15% semestral. “Era mucho menos de lo que la ley determina con este nuevo índice”, añadió.

 

En este sentido, aseguró que las negociaciones de los incrementos entre las partes se ven mucho más limitadas por el marco legal actual. De todas maneras, los propietarios tienen la potestad de aumentar por debajo de lo que establece el índice, ya que funciona como tope máximo y no mínimo.

 

«Es lo que pasa con propietarios que tienen inquilinos realmente muy buenos, y también ven la forma de protegerlo. Hoy en día si se te desocupa un inmueble, volver a alquilarlo es un problema», comentó sobre de la realidad del mercado inmobiliario.

ley de alquileres 

Maidana sostuvo que desde el sector de corredores públicos se intenta «garantizar flexibilidad entre las partes» para que tanto inquilinos como propietarios puedan beneficiarse lo más posible. «Nosotros tenemos que intermediar para que esto sea justo y equitativo, centralizarnos en los pequeños sectores a los que esta ley termina perjudicando por igual», finalizó.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas