Alexa

Posadas: proponen un reconocimiento en la memoria de Gilberto Cacho Mutti, uno de los primeros árbitros nacionales de Básquet de Misiones

Falleció un 24 de noviembre de 2002, de un cáncer fulminante que lo llevó en pocos meses, provocando una conmoción entre sus familiares, sus alumnos y en el ámbito del deporte. Cacho Mutti fue Profesor de Educación Física y logró conquistar un lugar en la historia del deporte misionero al ser recordado como uno de los primeros árbitros nacionales de Básquet en la provincia.

Falleció un 24 de noviembre de 2002, de un cáncer fulminante que lo llevó en pocos meses, provocando una conmoción entre sus familiares, sus alumnos y en el ámbito del deporte.

 

Cacho Mutti fue Profesor de Educación Física y logró conquistar un lugar en la historia del deporte misionero al ser recordado como uno de los primeros árbitros nacionales de Básquet en la provincia, siendo réferi en los clásicos partidos de la Liga Posadeña y la Liga Provincial de Básquetbol, donde siempre se caracterizó por aplicar la justicia.

 

Falleció con 42 años de edad de una Leucemia Mieloide Crónica en la ciudad de Buenos Aires, en el Hospital Naval después de luchar contra el cáncer que en aquel entonces no tenía muchas posibilidades de cura.

 

Fue un vecino querido, un padre ejemplar, un activo deportista y docente. Fue Profesor de Educación Física y logró conquistar un lugar en la historia del deporte misionero al ser recordado como uno de los primeros árbitros nacionales de Básquet en la provincia, siendo réferi en los clásicos partidos de la Liga Posadeña y la Liga Provincial de Básquetbol, donde siempre se caracterizó por aplicar la justicia.

 

Fue compañero de ruta de Eugenio Miguel Seró -quien falleció en la tragedia del Paraná -, con quien participaba en triatlón, maratón, ciclismo, natación, sus grandes pasiones, ya que su vida era el deporte, además de su familia, conformada por su esposa Rosa y sus dos hijas, Andrea y Cintia.

 

“Cacho” comenzó su carrera deportiva de muy joven, primero ejerció su profesión en varias escuelas de Posadas, como la EPET N°1, Escuela Superior Normal N°10 y en el Liceo Naval Storni.

 

Sus familiares recuerdan que el deporte que “más le gustó” desde jove fue el Básquet, lo que lo llevó a profesionalizarse hasta lograr a ser uno de los primeros Árbitros Nacionales de Básquet en el año 92, junto a Horacio de Luca y Raúl Rockembach, entre otros colegas que aún se desempeñan su profesión, integrando la Confederación Argentina de Basquetbol.

 

Foto: Equipo Banco Provincia Campeones del Torneo de Básquet «Iniciación» Año 1976

Historia familiar

Cacho Mutti nació un 13 de junio de 1960, su madre fue Emilia Vera y su padre Salustiano Mutti, ambos inmigrantes paraguayos. Él y su hermana Norma Mutti, fueron naturalizados argentinos.

 

Se casó con Rosa Beatriz Reuter, docente, quien es la madre de sus dos hijas: Andrea Mutti y Cintia Mutti. Fue un padre muy presente, acompañaba a sus hijas a todas las actuaciones y festivales: “Siempre nos apoyó, le encantaba vernos bailar a mi hermana y a mí, nos incentivó y formó en todo lo que somos hoy como personas. Junto a mi madre, hicieron estas dos grandes y exitosas mujeres que somos, con su apoyo y su guía han hecho un gran trabajo como padres: entender el trabajo en equipo, la responsabilidad, el carácter, a no darnos por vencidas, a siempre salir adelante a pesar de las adversidades, luchar hasta el final”, expresó Andrea.

 

Recordó que su padre “luchó por su vida hasta el último momento, y esa enseñanza la tengo muy presente, hasta la última vez que lo vi, con sus gafas negras porque la quimioterapia lo había dejado ciego. Sin embargo, siempre se mantuvo positivo, y nos enseñó que nada debe detenernos. La frase más presente que tengo es que hay que luchar hasta el final”.

 

Este año 2021, su hija Cintia se convirtió en una profesional Arquitecta, egresada de la Facultad de la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF).

El básquet, su pasión  

“Cacho” Mutti, como se lo conocía, logró reconocimiento en la época al ser uno de los primeros Árbitros Nacionales de Básquet que tuvo la provincia de Misiones, habilitación otorgada por la Confederación Argentina de Básquet, después le siguieron dos de sus grandes amigos, Pedro Raúl Rockenbach y Horacio De Luca.

 

“El deporte era todo en su vida, se levantaba a las 5 de la mañana, preparaba su mate, nos preparaba el desayuno, llevaba a mamá y a nosotras a la escuela, para después comenzar su día de entrenamiento”, recuerda con nostalgia Andrea.

 

A veces, sus prácticas consistían en correr “las 4 avenidas” o tenía sus clases de Educación Física, regresando para tener siempre “la comida lista” para sus hijas, descansar un rato a la siesta y después a seguir entrenando.

 

“Corría triatlón, hacía ciclismo, natación, y además era amante de la pesca. Junto a Marcelo Yawny y Raúl Rockembach se recorrían el río Paraná a Garete en su lancha. El deporte y la pesca deportiva eran su vida”, aseguran desde la familia.

 

En el 2002 ya tenía un reconocimiento de más de 20 años de trayectoria en el basquetbol. Es así que su trayectoria en el deporte misionero amerita un reconocimiento público en su memoria.

 

 Un destino inesperado

“Meses antes de enfermarse siguió corriendo y practicando el ciclismo, pero un cáncer fulminante lo llevó en sólo 6 meses, desde que le diagnosticaron la enfermedad”, recuerda Andrea.

Fue una persona muy querida, tal es así que en aquel momento -año 2002- la obra social del IPS no le autorizaba la derivación clínica a Buenos Aires para su tratamiento, y la comunidad escolar de estas tres escuelas se unieron para hacer sentadas y movilizaciones en aquel año para que se aprobara su derivación, lo que se logró en octubre de 2002 pero finalmente falleció el 24 de noviembre: “se llegó tarde para una atención de mayor complejidad”, sostiene su hija.

 

De todas formas, a pesar del triste desenlace, su familia mantiene la gratitud por toda esa comunidad que se movilizó para el tratamiento de Cacho. “Este fue el principal aprendizaje, recordar siempre que la unión hace la fuerza. Hace 19 años atrás, dos colegios se unieron para pedir por su traslado a Buenos Aires, lucharon juntos para que mi viejo pueda tener un mejor tratamiento y una esperanza a su enfermedad, y lo lograron. No importa que quizás haya sido tarde por el sistema de salud que tenemos, que siempre llega cuando ya no hay nada que hacer, pero lo lograron y eso es lo que cuenta. Mi viejo fue siempre una persona muy trabajadora, nos inculcó la cultura del esfuerzo y trabajo. En la actualidad, cuando las esperanzas y los valores parecen estar tan perdidos, quisiera que la comunidad recuerde aquello que nuestros padres nos enseñaron, para retomar estos valores en nuestros hijos, como el respeto, la humildad, la solidaridad, el trabajo en equipo y, sobre todo, a nunca bajar los brazos”, fueron las reflexiones de Andrea.

 

 

Hoy, a 19 años de su partida, lo recueran especialmente, pero día a día está presente en cada rinconcito de los lugares que fueron parte de su vida. En el 2019 se realizó la primera maratón homenaje a “Cacho” Mutti, evento que declarado de Interés Provincial por la Cámara de Representantes y también de interés Municipal por el Concejo Deliberante de Posadas.

 

La misma inició con una caminata saludable de 3 kilómetros, la segunda propuesta fue la categoría cadete, juveniles y mayores que se trató de  3 kilómetros de trote; y por último la categoría libre que fueron 5 kilómetros para personas que ya tienen experiencia en maratones. El evento cerró con la entrega de menciones especiales para participantes destacados y se premió a ganadores de las categorías cadete y categoría libre.

 

 

En el año 2020, debido a la pandemia que nos atravesó a todos, no pudimos concretar la segunda edición, motivo por el cual conmemoramos su aniversario haciendo honor a una de sus pasiones, “Correr”. Sus alumnos se juntaron realizar un recorrido de trote por las 4 avenidas. Este año 2021, aun los protocolos hacían difícil la realización de la maratón, es por eso que desde el grupo de ex alumnos se comenzaron los trámites para poder designar una de las plazoletas de nuestra ciudad con su nombre. Luego de varias idas y vueltas, a través de la gestión del Concejal Meza, se ha realizado el proyecto que será presentado en el Concejo Deliberante en las próximas sesiones.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas