Alexa

La actualización del Código de Nocturnidad de Posadas avanza en el Concejo Deliberante y anunciaron que buscarán regular también las fiestas privadas

La actualización del Código de Nocturnidad de Posadas fue tratada por la comisión de Salud del Concejo Deliberante, con la presencia de las tres Juezas de Falta, Bettina Balbachan, Vanesa Gross y Noelia López; la directora de Mediación Municipal, Valeria Fiore y el empresario, Germán Holzer.

La modernización del Código de Nocturnidad de Posadas sigue generando debates en el seno del Concejo Deliberante. Este martes se reunió la Comisión de Salud, que preside la edil Marlene Haysler y que contó con la presencia de las tres Juezas de Falta, Bettina Balbachan, Vanesa Gross y Noelia López; la directora de Mediación Municipal, Valeria Fiore y el empresario, Germán Holzer, para conversar sobre las sanciones que podrían sufrir los locales que incumplan la ordenanza. En la mesa surgió además el tema de las fiestas privadas y la necesidad de regularlas.

 

“La idea fue seguir trabajando sobre el análisis de este código, es la cuarta reunión de comisión, ya ha venido gente de habilitaciones,  gente de distintas áreas también de salud, del departamento Deportivo Municipal”, explicó la concejal Anahí Repetto (Frente Renovador de la Concordia), autora del proyecto de ordenanza en debate.

 

La comisión de Salud se reunió este martes en el recinto del Concejo Deliberante de Posadas.

 

Si bien todavía queda una sesión ordinaria para cerrar el año, que se realizará este jueves, por la complejidad del tema y la cantidad de voces que los ediles pretenden escuchar, el asunto quedará entre los temas a seguir tratando cuando se retome la actividad en marzo del año que viene.

 

 

El actual Código de Nocturnidad fue aprobado en 2005, durante la intendencia de Jorge Brignole, fue tratado en un contexto marcado por la tragedia de Cromagnon, que sensibilizó sobre los cuidados de la noche en todo el país.

 

En Posadas, por esos años, los jóvenes usaban estaciones de servicio para fiestas o previas antes de ingresar a los boliches. “Era todo un riesgo por el consumo alcohol, el cigarrillo, la combustión teniendo en cuenta ahí está el combustible”, describió Repetto.

 

Para la edil, después de 16 años de vigencia, es necesario rever y actualizar el Código de Nocturnidad de Posadas a los tiempos que corren.

“Teniendo también un panorama real de las cosas que son reales, que se cumplen y las cosas que ya quedaron obsoletas en el tiempo y poder enmarcarlas en lo que es ya el 2021-2022 porque tratamos pisando el año que viene”, indicó.

 

Repetto reveló que durante el encuentro de este martes, uno de los temas que surgieron fue el de las penalidades, teniendo en cuenta que la ordenanza vigente, no hace una distinción de las faltas y que tanto los locales grandes, como los kioscos de barrio pueden recibir sanciones similares.

 

“Lo que nosotros tratamos de hacer es poder tipificar y que la falta no sea lo mismo, si uno es un gran empresario y otro es un pequeño kiosco. También seguir delimitando cuáles son las faltas graves a las faltas leves”, aseveró.

 

En este contexto, Repetto aclaró que las faltas graves seguirán siendo, por ejemplo, la presencia menores de 18 años dentro de los locales, la ausencia de un seguro de responsabilidad y que las salidas de emergencia, por ejemplo estén obstaculizadas.

“Eso son faltas graves y después la faltas leves que tenía, tendrían penalidades económicas que nos llevarían, a la clausura, sino que actas infracciones y penalidades económicas”, describió.

 

Repetto aclaró que el tema de los horarios seguirán siendo los mismos, es decir, a las 6 de la mañana se terminarán las reuniones y una hora antes se encenderán las luces. “Una de los propuestas del sector comercial es que no sea el momento de corte de barra a las 5, que puedan cortar a las seis”, afirmó.

Posadas vuelve a ser sede de eventos: esta mañana se realizó el lanzamiento del 25° congreso de Mecánica de Suelos e Ingeniería Geotécnica

Para finalizar, Repetto se refirió a las fiestas privadas, que se dan en domicilios particulares en cualquier barrio y dan lugar a las famosas clandestinas.

 

“En una casa que uno tiene una puerta convencional, si llega a ocurrir una tragedia, los jóvenes de ese de ese domicilio no podrían salir. Entonces la idea de regular es poder generar este marco normativo para que la municipalidad también pueda tener un control de dónde están estas fiestas privadas, para garantizar la seguridad de la noche”, finalizó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas