Alexa

Investigan a siete policías de Campo Viera denunciados por apremios ilegales a un detenido por el asalto a dos colonos en Villa Bonita

La Jefatura de Policía inició sumario administrativo interno a siete policías de Campo Viera que prestan servicios en el Comando Radioeléctrico y la comisaría de Campo Viera, tras la denuncia por brutalidad policial (apremio ilegal) que presentó un agricultor de Colonia Alberdi , tras su detención en averiguación del asalto a dos colonos de Villa Bonita.

 

Se trata de Héctor Fabián de Almeida (49 años), quien fue detenido el viernes pasado en el marco de las investigaciones, tras el millonario robo perpetrado ese mismo día por al menos cinco delincuentes en las viviendas de los hermanos; Pablo y César Meller.

Funcionarios de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) entrevistaron al agricultor detenido, ahora en la comisaría cuarta de Oberá.

De Almeida fue aprehendido en el marco del violento asalto a los colonos asaltados en Villa Bonita. Las patrullas que intervinieron en la detención y traslado del detenido en cuestión, pertenecerían a la Comisaría de Campo Viera y de la División Comando Radioeléctrico de Campo Viera.

Asimismo, se podría establecer “prima facie” que el recorrido que mantuvo De Almeida; desde su detención en el paraje El Chapá de la localidad de Colonia Alberdi, fue desde ese lugar hasta la Comisaría de Campo Viera, perteneciente a la Unidad Regional II.

Desde allí, el sospechoso habría sido trasladado hasta el hospital local nivel I de Campo Viera, luego nuevamente a la comisaría local, y de allí; fue llevado hasta las Unidad Regional II donde fue examinado por el médico policial y luego quedó alojado en la comisaría seccional cuarta de Oberá.

Asimismo se recibió la declaración de Elizabeth Petroski (esposa del detenido De Almeida), quien manifestó que su marido le comentó todo lo sucedido. Dijo que su esposo fue golpeado con puños y patadas, también habría sufrido lesiones en los testículos. Según consta en la denuncia que presentó De Almeida en la Unidad Regional II de Oberá, el mismo manifestó que fue detenido a alrededor de las 17:00 horas del viernes pasado.

Dijo que “llegó un móvil policial al lugar , con dos hombres y una mujer policía, quienes lo esposaron, le dijeron que estaba detenido en averiguación a un hecho de robo de Villa Bonita, quienes comenzaron a golpearlo, con piñas, patadas, en todo el cuerpo, le colocaron boca abajo, lo trasladaron hasta un sector ubicado en la parte posterior de la chacra, donde se ubica un gallinero, allí estaba un tacho con agua de 20 litros, de plástico, en el cual colocaron su cabeza, mientras seguían golpeándole; también mientras le golpeaban los testículos”.

Denunció que “también le golpearon en los dos oídos, más en el oído izquierdo; que los dos policías que lo agredieron eran jóvenes y la mujer policía que los acompañaba, se paró detrás de él. Los dos masculinos, además, le profirieron amenazas hacia su hijo”. La CPPT recibió la denuncia de Almeida, tras lo cual el organismo elevó esta presentación ante la Jefatura de Policía.

Asimismo, el médico legista de la Comisión presentará un informe para la ampliación de la documental del caso.

Ocho detenidos

Con la aprehensión en Posadas de un ex policía de la Provincia, son ocho los sospechosos detenidos, en relación a la banda delictiva que perpetró el millonario robo en dos viviendas de Villa Bonita, en la madrugada del viernes pasado.

Trascendió, que el cabecilla del grupo es brasileño, que se fugó de un penal del vecino país y tiene en su haber varios pedidos de captura internacional, requerido por distintos delitos.
Mediante tareas llevadas adelante por distintas dependencias de la Unidad Regional II, para dar con los autores de dos robos, en primer lugar fueron detenidas siete personas entre 24 y 49 años, entre ellos una mujer y un hombre de nacionalidad brasileña, con frondoso prontuario policial, que se fugó de un penal de la República Federativa del Brasil.

El detenido, Alesandro G. D. A. (42 años), es oriundo de San Luiz de Gonzaga y era intensamente buscado por la interpol, desde el 28 de noviembre de 2019 cuando se fugó de una prisión en Santa Rosa. El sindicado tiene varios pedidos de captura por la Justicia de su país, requerido por distintos delitos cometidos. Además, secuestraron dinero en efectivo, armas de fuego, cuatro vehículos, teléfonos celulares y prendas de vestir, entre otros elementos.

La Policía tomó conocimiento del hecho en el Lote 89 de Colonia Paraíso de la mencionada localidad mediante un llamado telefónico e inmediatamente se dirigió al lugar. Allí, un hombre de 48 años relató que cuando descansaba junto a su esposa, varias personas irrumpieron en la vivienda con armas de fuego quiénes los maniataron y sustrajeron una importante suma de dinero, un revólver y dos teléfonos celulares. Señaló, además, que luego se dirigieron al domicilio de su hermano y también se llevaron dinero en efectivo en moneda extranjera.

Con la colaboración de distintas comisarías y divisiones especiales, se desplegaron intensos operativos y mediante una serie de allanamientos realizados en Oberá, Villa Bonita, Campo Viera y Colonia Alberdi, por orden del Juzgado de Instrucción Uno, se allanaron seis moradas en donde se detuvo a los sospechosos e incautaron los elementos mencionados y cuatro vehículos que estos presumiblemente los utilizaron para cometer lo ilícitos.

Las pesquisas prosiguieron y fue detenido en Posadas un ex efectivo de la Policía de Misiones, con lo que ya son ocho los sospechosos detenidos en averiguación de los asaltos.

El hecho

Tras un llamado al Centro Integral de Operaciones (CIO 911), de forma inmediata una comisión policial se traslada al lugar del hecho, manteniendo entrevista con Pablo Meller de 48 años, quien se refirió que momentos antes se hallaba en el interior de su domicilio junto a su esposa, cuando de repente cinco personas de sexo masculino vestidos con prendas de vestir oscuras y el rostro cubierto, invadieron el lugar.

Dos de los mencionados poseían armas largas tipo escopeta calibre doce (similar «Itaca»), quienes tras hacerse pasar por policías le solicitaron ingresar a su domicilio, portando uno de los mismos un maletín con documentaciones, refiriendo ser un Allanamiento de morada.

Posteriormente, mediante una soga lo maniataron juntamente a su esposa y, tras requisar la vivienda le sustrajeron la suma de $1.000.000, un revolver calibre 38 y dos teléfonos celulares.

Tras ello, los delincuentes se dirigieron a la casa del hermano de la victima César Meller, domiciliado a diez metros de distancia, donde sustrajeron la suma aproximada de $3.000.000, $50.000 reales y dólares, ignorando el monto de los mismos. El damnificado menciona que uno de los autores hablaba en idioma portugués.

 

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas