Alexa

Nación prorrogó para la próxima semana el tratamiento de la Ley Indígena

La coordinadora del Equipo Nacional de la Pastoral Aborigen, María Ramírez, indicó que se prorrogó el tratamiento de la Ley Indígena para la próxima semana e indicó que esta situación preocupa a los nativos, ya que la falta de aprobación implicaría la pérdida del "suelo de sus pies".

 

ley indígena 

Explicó que el Gobierno nacional prorrogará a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el plazo para la realización del censo indígena que impide el desalojo de las comunidades originarias de sus tierras.

 

María Ramírez – Radio Santa María de las Misiones

 

Según Martínez, la demora del reconocimiento de los derechos indígenas tiene un trasfondo económico. Recordó que con la conquista del territorio argentino muchos habitantes nativos fueron victimizados, asesinados, esclavizados y desplazados a zonas donde se encuentran varios recursos naturales como litio, selva, minerales, petróleo, entre otros.

 

Por lo anterior, se refirió a los territorios indígenas como «un problema inmobiliario» puesto que se relaciona con el valor monetario de la tierra y de los recursos naturales mencionados anteriormente.

 

Agregó que una Argentina que no reconoce sus raíces será una «bomba de explosión» porque «los nativos son conscientes de sus derechos y no se van a quedar quietos”.

 

Luego de 15 años, recalcó la importancia de la ley para los nativos; no sólo para la preservación de su cultura y la riqueza de sus conocimientos, sino también para evitar los desalojos y titularizar las tierras a través de la que se conocerán los espacios que habita cada comunidad.

 

Las comunidades indígenas de todo el país están en vilo a la espera de la prórroga a la ley 26.160 que vence este 23 de noviembre. Es la única herramienta legal para no ser desalojados de sus tierras ancestrales.

 

Cerca de 2000 asociaciones comunitarias indígenas de todo el país podrían perder el único recurso legal que las ampara de las decenas de pedidos de desalojo que pesan sobre los territorios que ocupan ancestralmente.

 

Pese a las advertencias, pedidos, cartas, acampe y marchas, la agenda política del Congreso de la Nación le da la espalda a los reclamos de los pueblos originarios. Ante la gravedad del problema, la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, anunció que la continuidad de la ley podría salir por DNU.

 

En el día de ayer, organizaciones indígenas acompañadas por distintos sectores comenzaron un nuevo acampe y vigilia frente al Congreso bajo la consigna “Por la prórroga de la LEY 26160 que protege a nuestra madre tierra”.

 

El 30 de octubre pasado habían presentado una carta al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Masa, solicitando el tratamiento de la prórroga con carácter urgente, pero a días de su vencimiento, aún no hay fecha.

 

Lee también 

El Gobierno nacional prorrogará el censo indígena

ley indígena 

Los alcances de la ley 26.160

 

La ley 26.160 o de Emergencia Territorial Indígena fue sancionada en 2006 para morigerar la situación de vulnerabilidad que sufrían (y sufren) las comunidades originarias debido al avance sobre sus territorios de la frontera agrícola, los proyectos extractivistas mineros y madereros y los grupos inmobiliarios.

 

Además de suspender los pedidos de desalojo, la ley ordena un relevamiento de las tierras ocupadas por las comunidades indígenas para otorgar posteriormente los títulos de propiedad comunal, para lo cual se encomendó al INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), hoy presidio por Magdalena Odarda, la tarea de relevar los territorios con equipos interdisciplinarios y la participación de las comunidades.

 

Este trabajo de relevamiento, que en principio debería haberse realizado en unos pocos años, ya lleva 15 años y aún son muchos los pueblos que están a la espera de ello.

 

La ley se prorrogó tres veces (en 2009, 2013 y 2017) y se advierte su debilidad: la ley no se respeta y los desalojos se producen de hecho ordenados por jueces y ejecutados por las policías provinciales. Las comunidades enfrentan una situación sumamente crítica. La defensa de sus tierras es también la defensa de un valioso mundo cultural y natural.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas