Alexa

Brasil: se sumergió en un lago para evitar que lo piquen abejas y murió atacado por pirañas

El hecho ocurrió en el municipio de Brasilandia de Minas, al sur de Brasil; la identidad de la víctima no fue dada a conocer. El joven ingresó al río para evitar ser picados por abejas y murió atacado por pirañas.

 

Todo comenzó en la mañana del 2 de noviembre cuando tres amigos se juntaron a pescar en un lago ubicado en el municipio de Brasilandia de Minas, al sur del estado de Minas Gerais, Brasil. Acorde a lo que consignaron medios locales, cuando sintieron el zumbido de un enjambre de abejas, se arrojaron al agua para escapar. Sin embargo, una vez allí los atacaron pirañas, Lamentablemente uno de ellos, de 30 años, murió.

Brasil: se sumergió en un lago para evitar que lo piquen abejas y murió atacado por pirañas
Brasil: se sumergió en un lago para evitar que lo piquen abejas y murió atacado por pirañas

Una vez en el agua, los hombres sintieron la presencia de un cardumen de pirañas que intentó atacarlos. Dos de ellos lograron nadar hasta la orilla y escapar mientras que el tercero no tuvo la misma suerte y fue devorado por los animales. Sin embargo, todavía no quedaron del todo claras las causas de la muerte, según consignó el sitio local g1.globo.com.

El reporte del cuerpo de Bomberos indica que las pirañas “desfiguraron su rostro y partes del cuerpo” pero las autoridades intentan determinar si, para ese momento, el hombre ya se había ahogado o si efectivamente murió por el ataque de los peces. Su identidad hasta el momento no fue dada a conocer.

El feroz ataque de una piraña

Las pirañas, al igual que los tiburones, perciben la sangre, aspecto que vuelve a un encuentro con estos animales mucho más peligroso. En primer lugar, el hecho de entrar con una herida abierta a un agua donde habita esta especie es una señal de peligro. Por el otro, en caso de ser atacado por una solitaria, su mordida y el corte que deja alerta a las demás, que se precipitan al lugar para alimentarse también.

El Instituto Nacional de Limnología las catalogó como el pez más agresivo y carnívoro de la fauna sudamericana no solo por su actitud agresiva sino por las cualidades físicas que lo hace sumamente peligroso. Tanto así que los indígenas las cazaban para usar sus dientes como cuchillas naturales por su tamaño y filo.

Un encuentro con esta especie es prácticamente una sentencia de muerte. Expertos recomendaron no ingresar al agua cuando los caudales son muy bajos o cuando se percibe la presencia de estos animales. A su vez, se intentó adecuar las zonas transitadas por pirañas para alejarlas de los humanos.

Su presencia, por su parte, es muy común en la Amazonia, en Brasil, las Guayanas, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Venezuela. A su vez, también están presentes en México y Centroamérica así como en el nordeste argentino, Uruguay y Paraguay.

 


(LaNación)

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas