Alexa

Alberto Fernández pidió utilizar los DEG del FMI para crear un fondo contra la pobreza

El máximo mandatario propuso que la iniciativa de utilizar los DEG del FMI para crear un fondo contra la pobreza también provoque "condiciones de financiamiento más flexibles dentro del propio" organismo de crédito.

 

El presidente Alberto Fernández propuso este martes la creación de un fondo contra la pobreza en países de bajos ingresos y renta media a través de los Derechos Especiales de Giro (DEG) provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que esta suma también impulse «condiciones de financiamiento más flexibles», durante su participación en la 25° Conferencia Anual de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, que se realiza en Washington DC, Estados Unidos, de forma virtual.

 

Por medio de un mensaje grabado en la Casa Rosada, el mandatario centró su exposición en la necesidad de luchar contra el cambio climático y «profundizar vínculos regionales y extrarregionales» para tal fin.

 

En ese sentido, celebró que la CAF se haya propuesto «como horizonte un banco verde, comprometido con el financiamiento creciente de políticas que ayuden a enfrentar el cambio climático».

 

«Argentina va a apoyar a la CAF para que pueda cumplir ese cometido, ampliando el horizonte de su capital, promoviendo el interés de nuevos socios y acompañando un proceso de diálogos de múltiples direcciones», señaló.

 

El diálogo sería con bancos nacionales de desarrollo, el sector privado, la academia, la sociedad civil, con los países extrarregionales, «que podrían incorporar su potencia para apalancar las operaciones de crédito de la organización», sostuvo.

 

«Desde Argentina tenemos una convicción: no existe la crisis climática alejada de la crisis financiera y social”, indicó y agregó que esto es «evidente en América Latina», y argumento que, de acuerdo a datos de la CEPAL, «el 60% de las exportaciones regionales están destinados al pago de servicios de la deuda externa».

 

«Esta necesidad imperiosa de fomentar la ambición climática va de la mano de un reordenamiento de la arquitectura financiera global», reconoció.

 

Ese reordenamiento, afirmó Fernández, tiene que «permitir un nuevo contrato global, inclusivo y sostenible».

 

«El crecimiento del mundo no puede ser medido hoy con la misma vara de la era industrial», estableció el argentino.

 

Para la lucha contra el cambio climático también se requiere que los organismos regionales de desarrollo «comprometan al menos al 50% de su cartera de préstamos a acciones ambientales», pidió.

 

Sobre esa misma línea, reiteró su iniciativa de realizar canjes de deuda por acciones climáticas, algo que «es clave para la salida de la actual crisis», consideró.

 

«Es urgente aplica la emisión de los DEG del FMI para crear un fondo de resiliencia, sostenibilidad y lucha contra la pobreza que implique condiciones más flexibles de financiamiento dentro del FMI», sentó.

 

 

El primer mandatario aseveró que este fondo «permitirá financiar un gran pacto de solidad ambiental que incluye a países de bajos ingresos y renta media, y que sirva para extender los plazos de los pagos del endeudamiento y la aplicación de menores tasas bajo las actuales circunstancias propias de un estrés sanitario y ecológico» nunca antes vivida.

 

«Es imperativo que iniciativas de alivio de deuda y prórroga de la iniciativa de suspensión de servicios de deuda se extiendan a países de ingreso medio con alta vulnerabilidad climática y financiera», continuó.

 

 

“En el G20 debemos profundizar el debate sobre el nuevo Impuesto mínimo global que favorezca puntualmente a economías emergentes y que contribuya a desconcentración de riqueza y mayor justicia ambiental”, remarcó como desafío presente para «un futuro mejor».

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas