Alexa

Barcelona sobrevive en la Champions League: ganó 1 a 0 con gol de Piqué y Agüero volvió a jugar

El Barcelona derrotó al Dinamo Kiev gracias a una buena definición del defensor y así aleja el riesgo de quedarse afuera del máximo torneo de clubes en primera ronda. El delantero argentino entró minutos antes que termine el partido.

 


Una victoria que vale mucho para el Barcelona. El conjunto catalán se impuso por 1 a 0 ante el Dinamo Kiev en un partido correspondiente a la fase de grupos de la UEFA Champions League y rescató sus primeros puntos luego de las goleadas sufridas ante Bayern Munich y Benfica, ambos por 3 a 0.

El conjunto dirigido por Ronald Koeman salió al Camp Nou con Luuk de Jong y Memphis Depay en el ataque para enfrentarse al equipo ucraniano en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, y tanto Sergio Agüero como la joven estrella Ansu Fati comenzaron en el banco. Sin embargo, para alegría de los fanáticos, ambos ingresaron en el complemento.

 

barcelona
El defensor español del Barcelona Gerard Piqué celebra tras marcar un gol durante el partido de fútbol del Grupo E de la Liga de Campeones de la UEFA.

Por otro lado, Clément Lenglet y Óscar Mingueza fueron los encargados de sustituir al lesionado Ronald Araujo y al sancionado Eric García en la defensa.

 

Después de los triunfos del Real Madrid, PSG, Liverpool y Manchester City, el Barcelona consiguió su primera victoria en esta Champions League y fue 1 a 0 en su estadio ante el Dinamo de Kiev, un oponente que no le presentó mayores dificultades. El conjunto catalán, que había caído en sus dos presentaciones anteriores, deberá enfocarse ahora en el duelo ante el Real Madrid de este domingo.

 

El equipo ucraniano entendió que la necesidad estaba del lado del local y por eso optó por replegarse en el fondo y cederle el protagonismo a su adversario, que sin demasiadas ideas fue muy superior en los minutos iniciales. Luuk de Jong tuvo dos ocasiones claras, una de ellas que obligó al arquero a sacar el manotazo para evitar la caída de su valla, pero parecía que el Barcelona carecía de ideas en ofensiva.

 

Justo cuando el poco público que asistió al Camp Nou empezaba a perder la paciencia y reclamaba por el ingreso de Ansu Fati llegó el 1 a 0 a los 36 minutos. Tras el despeje en un tiro de esquina, Jordi Alba volvió a lanzar el centro al área y Gerard Piqué, sin marca y por detrás de todos, no perdonó y le dio la ventaja al elenco de Ronald Koeman.

 

En el entretiempo, el entrenador neerlandés metió mano en el equipo y mandó a la cancha a Coutinho y a Fati, en lugar de Mingueza y De Jong. Dos modificaciones claramente ofensivas que buscaban ampliar el marcador. Pero en esta ocasión no fueron falta de ideas la que hicieron sufrir al elenco culé, sino la falta de efectividad porque logró generar un puñado de situaciones claras que no terminaron en gol por errores de los definidores.

 

Fue por eso que a falta de 15 minutos entró el Kun Agüero al campo, ovacionado por el público, pero tampoco el argentino logró cambiar la historia. Para ese entonces incluso el Barcelona había perdido algo de terreno, tal vez por el propio miedo a sufrir un empate, y la pelota la manejaba, sin mayor peligro, el Dinamo de Kiev.

 

Pese a algún centro al área o algún disparo aislado, el equipo ucraniano nunca incomodó a Ter Stegen y de esta forma el cuadro blaugrana consiguió una victoria que le da aire en la competencia, pero aún debe demostrar un juego mucho mejor si apunta a una aspiración mayor.

El Barcelona quedó con tres puntos en el grupo E que lidera el Bayern Múnich con puntaje ideal, aunque aún debe medirse contra el Ajax. El domingo, los de Koeman recibirán en el Camp Nou al Real Madrid, en un partido crucial para ambos clubes.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas