Alexa

Eduardo Paredes crítico con el sistema judicial: “prefiero que me juzgue un portero, a un juez profesional”

El abogado penalista y profesor universitario, Eduardo Paredes, ratificó sus reproches al funcionamiento de la justicia, tanto federal como de la provincia. Se apoyó para eso en que cerca de la mitad de los presos en las cárceles, no tienen condenas.

 


 

Además se quejó de la burocracia que existe en el sistema y la forma de selección de jueces indicando que hoy “da lo mismo elegir a dedo que por concurso”, mientras no haya una definición de qué tipo o modelos de jueces se pretende tener.

En diálogo con Misiones Online Tv y Radio Libertad, el letrado dijo que “Argentina tiene un problema con el poder judicial desde sus inicios, porque nuestro modelo constitucional, en lo que a penal se refiere, es un modelo acusatorio que se toma del modelo americano, pero después se toma el modelo continental europeo y se traen codificaciones, con lo cual siempre tuvimos un sistema bastante ecléctico. El problema arranca en la enseñanza de los abogados, ya que nuestra enseñanza no es compatible con el modelo constitucional, y eso hizo que se construyan modelos judiciales burocráticos. Nosotros con el tiempo construimos grandes burocracias ineficientes de jueces y abogados, que tienen su propio funcionamiento, tienen lógica interna, que va más allá de la ley procesal”.

Para Paredes, la justicia penal tiene males endémicos. Mencionó que no es operativa contra el poder real, o sea con los políticos o poder económico real, sino que opera por vulnerabilidad. “Por eso las cárceles están llenas siempre de pobres. Uno toma el poder judicial de la provincia y no va a encontrar un solo proceso donde haya fraude al estado. Y esto no es un problema de Misiones solamente. Ya lo estudiaron en otros países desde la década del 70”.

El abogado remarcó que, tanto en la provincia, como a nivel nacional, tenemos un montón de gente presa sin condena, pero también muchos condenados inocentes, que no tienen una revisión real. “El caso Cristina Vásquez en Misiones en el ejemplo más claro. Tenemos más o menos el 50% de presos sin condena. En Misiones tenemos pocas cárceles, pocos recursos y el poder judicial, mete gente sin condena años ahí sin ningún sentido. No hay una política coordinada de parte del Superior Tribunal de Justicia, porque esto es un tema de recursos también, además de las cuestiones constitucionales. Acá no se aplican los mandatos de la corte interamericana que son obligatorios. En Misiones hay cuatro tribunales penales, pocos jueces de instrucción, cárceles que están al límite de la saturación y casi todos los presos con preventiva. Este norte de no fijarse una política de disminución de algo elemental como la prisión preventiva, se tiene que fijar desde el Superior Tribunal. Y de ahí hacia la Cámara de Apelaciones que también tiene un funcionamiento muy deficitario. De ahí debe bajar una política criminal – judicial, con un horizonte claro de que es lo que se quiere hacer”.

Consejo de la magistratura

Eduardo Paredes se refirió también a la forma al órgano que selecciona a los jueces. “Siempre lo hablo con la gente del Consejo, que hay que plantearse que estamos buscando, que modelo de juez. Esa pregunta no se hizo y por tanto el Consejo saca jueces que trabajan de la misma manera. Si uno mira el resultado luego de veinte años Misiones de esta forma de elegir jueces, no cambió nada. La tasa de prisión preventiva es la misma, hay pocos recursos. Entonces tiene que abrirse a una discusión amplia, y también tiene que ocurrir a nivel nacional, donde hay una Cámara de Casación que es vergonzosa, con sueldos obscenos. Hoy la elección de jueces considero que da lo mismo elegir a dedo, que por concurso. Será un examen o concursos entre abogados para ver quién entra, pero no mejora el sistema. Lo que hay que hacer es preguntarse qué modelos de jueces queremos”.

“Cuando yo digo que prefiero me juzgue un portero de edificio, es porque simplemente prefiero el modelo acusatorio, que me juzgue un jurado, avanzar hacia ese modelo, a que lo haga un juez profesional que es una rutina burocrática de condenar, sin control y sin sanciones” afirmó. Y justificó su parecer en que en Misiones hay personas que han estado más de cinco años con prisión preventiva “y no pasa nada. Y si alguna vez llega eso a la Corte Interamericana, la persona responsable tampoco es responsable, y terminará pagando la Argentina” cerró.

 

G.P

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas