Alexa

Mar del Plata | Clausuraron una fábrica clandestina: hacían milanesas y las guardaban en tachos de pintura

En el barrio los conocían como “Breaking Milas”. Al momento de la clausura se encontraron con casi 250 kilos de comida en mal estado: almacenaban milanesas en baldes de pintura. El hecho ocurrió en Mar del Plata.

 


Personal del Departamento de Bromatología Municipal de Mar del Plata clausuró en las últimas horas una fábrica clandestina en el barrio Coronel Dorrego, que tenía casi 250 kilos de comida en mal estado: almacenaban milanesas en baldes de pintura.

 

Una inspección por parte de personal policial y municipal en el marco de un operativo para el control de faena ilegal terminó con la clausura de un garaje donde, sin ninguna habilitación, se preparaban milanesas y otros productos para la venta al público.

hacían milanesas y las guardaban en tachos
Además había casi 100 kilos de milanesas ya preparada y listas para la venta al público.

 

Personal del Comando de Patrulla Rural junto con el Departamento de Bromatología llegaron al inmueble ubicado en Chilavert al 1800 en el que funcionaba la fábrica clandestina.

 

Según señalaron vecinos, en el barrio los conocían como “Breaking Milas”, en clara referencia a la serie Breaking Bad, donde un profesor de química al que diagnostican cáncer se convierte en un dealer de la metanfetamina.

Misiones: el relato de los vecinos que desenterraron y comieron los pollos que habían sido sepultados por Prefectura

El responsable del lugar, un hombre de 62 años, fue notificado de la infracción y deberá presentarse ante la Justicia de Faltas.

 

Tras el operativo en el que constataron la falta de habilitación correspondiente, el personal secuestró 150 kilos de pechugas de pollo con preparado de huevo y condimento para milanesas distribuidos en baldes de pintura de 20 litros y otros 83 kilos de milanesas ya preparadas. Finalmente la mercadería fue desechada en un camión recolector de residuos.

 

Una familia comió milanesas en mal estado: un hombre y seis mascotas murieron

Una familia que vive en la localidad mendocina de Maipú se intoxicó después de comer milanesas en mal estado. Si bien fueron atendidos por los médicos, el desenlace fue trágico porque uno de ellos murió. Se trata de Héctor Marcelo Marzola de 46 años quien junto a su esposa de 39, y sus dos hijos de cinco y nueve años estuvieron internados el miércoles 20 de enero en el hospital Paroissien.

Según información de Diario Uno, la familia detalló que empezaron a comer la carne y, como no tenía buen sabor, se la dieron a los cuatro perros y dos gatos que tienen en la casa. Poco tiempo después las seis mascotas murieron y los restantes miembros de la familia comenzaron a sentirse mal. Fueron al centro médico y quedaron internados.

 

La mujer y los dos chicos recibieron suero hasta que fueron estabilizados y recibieron el alta pocas horas después, mientras que Marzola quedó en observación hasta el día siguiente.

Durante el fin de semana, luego de comer milanesas en mal estado, volvió a sentirse descompuesto y fue hasta la guardia del hospital Central donde contó lo que le había pasado. El médico que lo revisó le diagnosticó gastroenteritis por una infección y decidió dejarlo internado. Su cuadro empeoró y este martes a la madrugada murió.

 

 

 

Fuente: Infobae

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas