Alexa

“El juego del calamar”: fila de seis horas en un puesto de galletas dalgona en Corea del Sur

Su valor ronda los 2 dólares y alcanzó popularidad gracias a la exitosa serie de Netflix. Quienes las cocinan también participaron del rodaje. Así es que la serie televisiva impulsó la venta de la tradicional golosina de Corea del Sur.

Cuando el desempleo, las malas decisiones y la creciente crisis económica golpean la puerta de millones de habitantes de Corea del Sur, aparece un sujeto que regala wones a cambio de cachetadas, en un particular juego coreano. Al marcharse, el hombre deja una tarjeta con unos raros dibujos en su frente y un número telefónico en el revés. La invitación está hecha, 456 lugares disponibles para afrontar crueles juegos y una multimillonaria suma de dinero que se llevará el último sobreviviente.

 

Así comienza a desarrollarse “El juego del calamar”, la exitosa serie de Netflix que causa furor en todo el mundo. Los participantes deberán pelear en cada juego que dispone la organización, donde no sólo está el objetivo de llevarse los millones de wones, sino también la vida de cada participante.

«El juego del calamar» está cerca de convertirse en la serie de Netflix más vista de la historia para sorpresa de la compañía: «No lo vimos venir»

 

Los seis juegos de supervivencia demuestran lo macabro que llegan a ser los organizadores, aunque hay una regla clara para terminar con el sufrimiento: si más de la mitad de los participantes desean abandonar, el juego se da por terminado y nadie se lleva el dinero. En uno de los seis juegos, los coreanos deben elegir una figura y, sin saberlo, ese contorno será el que tendrá la galleta de dalgona que después deberán cortar sin romperla.

 

El negocio de galletas que se hizo famoso por la serie

Así es que la serie televisiva impulsó la venta de la tradicional golosina de Corea del Sur, por lo tanto los dueños de un comercio que vende este producto se encuentran con una gran demanda que afortunadamente enriquece sus arcas. Lim Chang-joo, junto a su mujer Jung Jung-soon, participaron del rodaje de “El juego del calamar” cocinando las galletas de dalgona y ahora son uno de los puestos callejeros de Seúl con mayor clientela.

 

Los coreanos han llegado a hacer filas de hasta seis horas esperando que el negocio abra sus puertas para comprar cada galleta a un valor que ronda los 2 dólares. En consecuencia, y gracias a tener protagonismo en uno de los desafíos, aumentó la demanda de dicha golosina. El alto nivel de consumo traza un paralelismo con el periodo posguerra en Corea del Sur, en la década del 60, cuando las galletas de dalgona eran muy populares debido a su bajo costo financiero en comparación de otras golosinas.

 

Más de 100 millones de suscriptores vieron la serie

“El juego del calamar” ha causado altísimos números de reproducción en más de 90 países en todo el mundo. A través de 9 capítulos, el drama, la traición y el suspenso se apodera de cada uno de los espectadores suscriptos a Netflix. Según los datos arrojados por la propia plataforma de streaming, más de 100 millones de usuarios han visto la serie coreana.

 

 


Fuente: TN

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES