Alexa

Alberto Fernández busca reunirse con Joe Biden en Glasgow y hablar del FMI

El presidente argentino quiere obtener de manera directa, simple y clara, el apoyo de Biden para las negociaciones con el FMI y que el board vote a favor de la reducción de los intereses para el acuerdo con la Argentina. Necesita además los votos de la Unión Europea, China, Rusia y los países latinoamericanos y africanos para tener una masa crítica que le garantice la mayoría.

 

Alberto Fernández, que ayer en declaraciones confirmó que se avanza en las negociaciones con el FMI, intentará pedirle a Joe Biden un apoyo final para cerrar formalmente en lo político el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

Será en el encuentro bilateral que el presidente argentino está pidiendo sostener con el norteamericano, en la Cumbre del Clima organizada por las Naciones Unidas, en la que ambos jefes de Estado participarán entre el 1 al 2 de noviembre en Glasgow. En esa localidad escocesa unos 200 países debatirán sobre la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático (UNFCCC), y donde Argentina llevará una interesante propuesta sobre la reducción del carbono.

 

Sin embargo lo más importante para el país, es lograr el encuentro privado primero, y el apoyo político después, para que finalmente el organismo financiero internacional acepte la reducción de la tasa de interés del 4 al 1% anual, para aplicar en el acuerdo de Facilidades Extendidas que en sus líneas generales ya está terminado de negociar entre Martín Guzmán y el enviado ante el Fondo Sergio Chodos; pero al que le resta contar con el apoyo de Cristina Fernández de Kirchner para que tenga éxito local.

 

El presidente argentino quiere obtener de manera directa, simple y clara, el apoyo de Biden para que el board del FMI vote a favor de la reducción de los intereses para el acuerdo con la Argentina; ya que lo considera la mayor victoria diplomática para presentar ante la coalición gobernante para lograr el apoyo interno para que el pacto pase por el Congreso Nacional sin mayores contratiempos. Una reducción de los intereses, implicaría para el país una rebaja en los pagos durante todo el trayecto del acuerdo a 10 años (imposible más) de no menos de u$s6000 millones.

 

Además se debate un comienzo de los pagos de capital a 4,5 años de firmado el Facilidades Extendidas, con lo que los primeras cancelaciones caerían en el segundo semestre del 2016. Pero para esto es indispensable el apoyo de los Estados Unidos, que detenta el 18% del total de votos en el board, cuando se necesita una mayoría del 85% para cambios importantes en el estatuto del FMI. Dicho de otra manera; el voto positivo de Biden es un “sí o sí”.

 

Argentina necesita además los votos de la Unión Europea, China, Rusia y los países latinoamericanos y africanos para tener una masa crítica que le garantice la mayoría. Sin embargo se supone que teniendo el aval de Estados Unidos, el resto se alinearía sin mayores problemas. Especialmente los integrantes del Club de París, que esperan también a cobrar sus u$s2.300 millones en 2022; para lo que necesitan un acuerdo previo con el FMI, condición indispensable y sine qua non para poder cerrar un plan de pagos.

 

Negociaciones con el FMI: gestiones

 

Para buscarlo ya está en marcha la organización de la cumbre con el jefe de estado norteamericano, en la que trabajan a destajo el ministerio de Relaciones Exteriores del flamante canciller Santiago Cafiero y la embajada argentina en los Estados Unidos de Jorge Argüello. Sería el primer contacto directo entre el jefe de Estado argentino y uno norteamericano, desde que Alberto Fernández llegó a la presidencia argentina. Ambos mantuvieron conversaciones privadas, intercambiaron cartas y enviados personales; como Jake Sullivan, el asesor en Seguridad Nacional de Biden, enviado a Buenos Aires en agosto pasado; y quién sabe en detalle lo que Argentina necesita ante el FMI de parte del Gobierno de los Estados Unidos.

 

La Cumbre del Clima está organizada en conjunto por Gran Bretaña e Italia y reunirá a unos 200 Gobiernos con el objetivo de acelerar la acción climática y cumplir con el Acuerdo de París. Los debates se harán bajo el lema “Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático” y estará marcada por la situación mundial derivada de la covid-19.

 

 

La COP 26 estaba originalmente programada para celebrarse entre 9 al 19 de noviembre de 2020, pero debido a la pandemia del coronavirus la Mesa de la COP decidió trasladarla a las fechas citadas. La conferencia también incluirá la 15° reunión de las partes del Protocolo de Kioto (CMP16), el 31 de octubre y la segunda reunión de las partes del Acuerdo de París (CMA3).

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas