Alexa

25 de Mayo | Identifican interés en el desarrollo local basado en el aprovechamiento de la biomasa forestal

Se estima que el volumen diario de biomasa forestal que generan los aserraderos ronda las 240 toneladas por día. Desde la Municipalidad de 25 de Mayo organizaron una primera reunión con empresarios madereros, profesionales y productores para estudiar la factibilidad de un proyecto industrial.

En el encuentro, acordaron los primeros pasos para realizar un relevamiento preliminar que permita estudiar un proyecto factible de instalación de una Central Térmica con similares características técnicas a la nueva planta de generación de energía de fuente de biomasa forestal  MM Bioenergía, en la localidad de Cerro Azul.

 

El intendente Mario Lindeman recibió este jueves 23 en su despacho al presidente de Molino Matilde SA (Santa Fe) y MM Bioenergía (Misiones), René Mangiaterra, a propietarios de aserraderos locales y profesionales independientes.

 

“El objetivo de esta convocatoria fue presentar el proceso que llevó adelante el empresario santafecino para concretar el proyecto de Energía Renovable en Cerro Azul, a partir del aprovechamiento de la biomasa forestal en la zona. Su carácter renovable y no contaminante hace que tenga un papel importante a la hora de generar empleo y activar la economía”, expresó Lindeman en la entrevista con ArgentinaForestal.com.

 

 

“Nos reunimos con la intención de analizar la situación actual y su potencial. Al igual que en otras zonas de la provincia, existe un volumen de desperdicios forestales importante y sin destino. Desde el raleo en las chacras, hasta el  chip y aserrín como desperdicios en las industrias. Estos residuos forestales se queman o se deben colocar en secaderos de yerba mate o té, a una distancia que no es rentable para los productores o aserraderos de 25 de Mayo y localidades vecinas. No tenemos industrias en la zona que consuma este volumen de biomasa”, explicó el intendente.

 

El municipio está situado en el departamento 25 de Mayo, limita con los municipios de Alba Posse (al noreste) y Colonia Aurora (al sudoeste) del mismo departamento. En tanto, en la zona norte y este se ubican los municipios de Dos de Mayo, Aristóbulo del Valle y Campo Grande del departamento Cainguás, y al sur es zona de frontera con Brasil de la cual está separada por el Río Uruguay.

 

Leé más: Economía verde: la nueva Central Térmica MM Bioenergía ya está en marcha y opera en forma estable desde Cerro Azul inyectando energía renovable a la red nacional

 

“Hay interés en el proyecto”

La primera conclusión de la reunión realizada con actores de la industria maderera local es que “hay interés”, sostuvo Mario Lindeman. “Entre los presentes  compartimos la visión de que la bioenergía es una alternativa de desarrollo local, primero porque se aprovecha los residuos de la producción forestal;  en segundo lugar, una nueva industria es generadora de empleo para el municipio; y en tercer lugar, sería una solución al déficit energético que se enfrenta en todo el departamento”, enumeró.

 

Por otra parte, aporta a mitigar el impacto ambiental, a través de la generación de energía limpia, de un recurso renovable como es la madera de pino. “Es una manera que se aprovecha la materia prima en todo el proceso de producción, desde que se planta hasta que se procesa en el aserradero. Por todo esto, estamos estudiando el escenario posible de instalar una planta industrial en nuestro municipio. Habrá que evaluar el impacto social y económico, la disponibilidad real y concreta de proveedores de biomasa forestal en el tiempo, el volumen que se genera en promedio en la zona para abastecer a una usina. Además, hay que revisar aspectos jurídicos en relación al Programa RenovAr, los requisitos de comercialización con CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA), aún hay mucho por hacer. Estamos en la primera etapa, identificando el interés”, detalló el intendente.

 

De igual forma, se adelantó en considerar que “existe una gran posibilidad de contar con las condiciones para instalar una planta para generar electricidad a partir del uso de chips en la localidad de 25 de Mayo, la cual se abastecerá de proveedores de residuos forestales de la zona”, adelantó.

 

Será clave determinar los costos y las alternativas de financiamiento para la inversión. “Este es un aspecto que es necesario estudiar en detalle para gestionar con la Provincia las garantías necesarias ante los organismos de créditos. En todo esto, vamos a necesitar el acompañamiento del gobierno provincial, sin su apoyo no lo lograremos, porque el municipio solo no puede”, admitió Lindeman.

 

Una alternativa para los productores

Ante la iniciativa de avanzar en un estudio técnico, sostuvo que lo moviliza la idea de concretar el proyecto industrial porque “los pequeños productores están excluidos de la actividad porque no les conviene económicamente la producción forestal en la actualidad, no es rentable. Han dejado de forestar en los últimos años y no logran rentabilidad con la madera y los subproductos. Hoy el  raleo queda en la chacra, porque no disponen de una chipera para procesar y trasladar hasta el secadero que compra ese residuo. El flete es un costo que no pueden asumir. Todo ese material  se pierde. La realidad es que si no le damos una solución, es una actividad la que se va perdiendo cada vez más en la zona Necesitamos dar una alternativa local a los productores y aserraderos”, dijo el intendente.

 

Respecto a la actividad de la industria de la madera, sostuvo que atraviesan un buen momento. “Los aserraderos están trabajando, y por eso también se generan grandes volúmenes de aserrín, chip o virutas, sin tener una planta que consuma este material. “Los precios mínimos establecidos en la práctica en la provincia, por las distancias, no le cierran los números a los madereros para vender el chip”, explicó.

 

En ese contexto, Lindeman no deja de ver que existe un gran potencial a desarrollar en la industria forestal, ya que se dispone de la materia prima para abastecer a una usina para la generación de energía renovable. “En nuestra localidad falta energía, es una limitante para la instalación de más industrias. Creo que podemos pensar en un proyecto que encuentre una salida de largo plazo a la producción forestal en la zona del Alto Uruguay donde hay muchos aserraderos, pero serían unos 15 en nuestro municipio los que participarían en forma sostenida como proveedores del chip para una planta industrial”, precisó el jefe comunal.

 

Se estima que en volumen, el desperdicio generado en los aserraderos ronda en 240 toneladas por día.

 

El interés está por parte de todos los actores que participan de este tipo de iniciativas. “Lo importante será reunir todas las condiciones, en un tiempo podremos hablar con más detalles de su factibilidad real. Esto es algo que comenzó recién a conversarse. Vamos a trabajar en este sentido. La  materia prima la tenemos, habrá que medir los beneficios y los riesgos”, concluyó.

 

Impacto regional

Mario Linderman es uno de los históricos dirigentes políticos de Misiones. Asumió como intendente en el año 95 por primera vez, y llevo adelante cinco gestiones en forma consecutiva, asumió como diputado provincial en el período 2015 – 2019, y fue reelecto como intendente, en el espacio de la Renovación “donde me siento muy bien. Se hizo mucho, pero aún falta mucho por hacer. Siempre vengo para aportar, esto es una vocación de servicio. Tengo toda una vida buscando soluciones para la gente”, dijo.

 

En ese contexto, pensar en la instalación de una Central Térmica en 25 de Mayo es la manera de buscar una alternativa adecuada a los tiempos que se vivin, y que beneficiaría también a las localidades vecinas, como Alba Posse, Colonia Aurora, e incluso Aristóbulo del Valle. “Todas están cerca, entre 8 a 15 kilómetros de distancia. En las chacras los productores siempre destinan algo a la forestación, y si hay expectativas de que en un futuro se podrá valorar la materia prima y consumirla en la zona, la gente volverá a forestar”, expresó.

 

Más allá del sabor amargo que dejó la experiencia con la Ley 25.080 por los retrasos en el pago de los aportes no reintegrables de los planes forestales, para el intendente “si la actividad es rentable, van a plantar igual”, respondió.

 

“Es un proyecto ambientalmente amigable, y gran impacto social y económico, más beneficioso que los paneles solares o el biogás. El aprovechamiento de los subproductos forestales cierra un círculo productivo sin desperdicios, genera empleo y mejora la calidad de vida de la comunidad. No contamina al aire, es un material renovable, y aporta energía limpia a la red”, fundamentó el jefe comunal.

 

Destacó los avances logrados en la zona Centro de la provincia, sobre la ruta 14 hasta el Alto Uruguay, con más rutas asfaltadas, redes de energía, conectividad, entre muchas otras cosas. Pero sostuvo que es una realidad que no se instala más industrias por la falta de suficiente energía. “Es  una limitante para la inversión industrial”, subrayó.

 

“La actividad forestal tiene un gran potencial. Hace unas décadas atrás, en 25 de Mayo no había asfalto, todo se hablaba en potencial. Hoy es una realidad la producción ganadera, la cría de cerdo, la producción de miel, yerba mate, tabaco, té, incluso en producción de mandioca estamos creciendo, donde ya deberíamos tener nuestra propia fabrica para procesar. Aún la producción hay que destinar a fábricas de Garuhapé  o Puerto Rico, con los costos de flete que esto implica y resta valor al pequeño productor”, expresó el intendente.

 

La industrialización en el municipio es necesaria, como también la construcción de viviendas rurales. “Esto es parte de dar una mejor calidad de vida a nuestra gente”, concluyó.

 

De la reunión participaron los ingenieros forestales Jorge Pujato y Sergio Nonenmacher; representante de la Cooperativa del Alto Uruguay Ltda; por Agricultura de la Nación, el coordinador del área de Extensión, Marcelo Falconier, entre otros.

 

“Fue una buena reunión, es puntapié inicial. Se van a estudiar las alternativas para llevar adelante un proyecto. Las condiciones están dadas para una planta con capacidad de generación mínima de 4 MW en adelante. Es una oportunidad para el desarrollo del sector forestal. En 25 de Mayo hay una docena de productores medianos, de entre 200 a 1000 hectáreas forestadas, es una propuesta que despierta interés, puede ser un poco ambiciosa, y por ello se avanzará en un estudio técnico y económico más preciso. En un pre-relevamiento realizado, se observa que habría 14 aserraderos que podrían ser proveedores de la Central Térmica ya que por día se generan más de 240 toneladas de biomasa forestal que hoy no tienen destino en el departamento”, indicó el ingeniero forestal Sergio Nonenmacher.

 

El profesional elaboró en abril un informe en carácter personal, en el cual analiza las debilidades del sector productivo y las medidas necesarias para su competitividad, ante la importancia que considera tienen los productores primarios para el desarrollo local y frente a la necesidad de avanzar en una planificación integral de las actividades centradas en mejorar la calidad de vida de las familias del municipio.

 

Central Térmica MM Bioenergía, en Cerro Azul, Misiones.

Calidad de vida y desarrollo local

El impacto económico, ambiental y social de la puesta en marcha de la Central Térmica de Cerro Azul es significativo para la comunidad de la zona, para el sector forestal y para la provincia, ya que además de abastecer a la red nacional, se inyecta el excedente a la red de distribución provincial, cubriendo en un 70%  la demanda del municipio y podría abastecer zonas aledañas en determinados horarios y los fines de semana.

 

Al destinar al municipio energía limpia, descongestiona de manera significativa la red eléctrica en la provincia. “La problemática energética golpea a todos los sectores de la sociedad. Cuando la temperatura de nuestras ciudades aumenta, se provocan picos de consumo, principalmente a la hora de la siesta, estos picos generan cortes y todos los problemas que eso conlleva”, explicó oportunamente el intendente Gaspar Dudek, en diálogo con ArgentinaForestal.com.

 

Este problema era crítico ya que no se podía producir o pensar en aumentar el consumo industrial sin una cantidad garantizada de abastecimiento eléctrico, situación que se repite en distintas localidades de Misiones, como es la zona del departamento de 25 de Mayo.

 

La puesta en marcha de la Central Térmica MM Bioenergía fue el broche de «oro» para Cerro Azul, municipio que busca alinearse a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) globales para ser declarada una “Ciudad Sustentable” en el tiempo. “Este proyecto cumple con todos estos indicadores, generará un gran impacto positivo en la lo­calidad, con nuevo empleos, mitigación ambiental y mejor calidad de vida para la gente de la comunidad”, valoró por su parte el intendente Dudek.

 

 

 

 

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas