Alexa

Las impactantes imágenes de la mayor sequía en 77 años del río Paraná, el segundo más largo de Sudamérica

Cuando un río se seca, la tragedia es visible. Tal ocurrió con el río Paraná. La desaparición de las aguas deja al descubierto un paisaje de tierra polvorienta, salpicado de pequeñas lagunas y nuevas islas.

Así es como se ven hoy grandes sectores del río Paraná, el segundo más largo de América del sur después del Amazonas, y que se encuentra en su nivel más bajo desde 1944.

 

El río de 4.880 km nace en el sureste de Brasil, atraviesa Paraguay y desemboca en el Río de la Plata en Argentina, y es clave para la industria comercial y la pesca, y además de fuente de agua dulce para 40 millones de personas.

 

río Paraná
Vista aérea del río Paraná, cerca de la ciudad de Rosario, en Argentina.

 

Constituye además una de las vías fluviales más importantes para el transporte de granos, y su situación está obligando a muchos exportadores a considerar el uso de rutas terrestres.

 

río Paraná

 

Esta alternativa es menos sostenible que la vía fluvial: mientras que el transporte por camión produce 100 gramos de CO2 por cada tonelada por kilómetro transportado, en la vía fluvial son 20 gramos.

 

 

El Instituto Nacional del Agua emitió 3 escenarios alternativos de la bajante del río Paraná

 

Con el fin de servir de base para la puesta en marcha de acciones en los sectores de mayor impacto de la bajante del río Paraná,  Instituto Nacional del Agua (INA) estableció tres escenarios alternativos probables para el comportamiento de la actual bajante.

 

 

Desde hace varias semanas se viene produciendo desde territorio brasileño el aporte de caudales superiores a los originalmente previstos, dando como resultado la estabilización de los niveles de la bajante en prácticamente todo el tramo argentino del río Paraná. En consecuencia, el comportamiento del río Paraná se ha alejado, de modo temporario, de aquello ocurrido, por ejemplo, en el año 1944 (bajante más severa registrada.

 

 

La situación descripta ha tornado necesaria realizar, a partir del 6 de agosto, una readecuación de los escenarios considerados, los cuales se indican a continuación. Tales escenarios reflejan el contexto de incertidumbre, de característica multicausal, que predomina actualmente.

 

 

Nuevos escenarios considerados:

 

Escenario I: continuación progresiva de la tendencia de bajante según registros recientes.

Es el escenario que, a corto plazo, es el más probable de ocurrir.

Escenario II: más crítico que el escenario anterior, representando una situación intermedia.

Es el escenario que, a mediano plazo, resultaría el más probable de ocurrir de acuerdo a la situación de las cuencas superiores de aporte y del estado de los embalses de aguas arriba.

Escenario III: más crítico aún, tendiente a aquello registrado en el año 1944 (bajante más severa registrada). Presupone lluvias débiles en el inicio del verano 2021/22.

Representa las situaciones que podrían presentarse en caso que el escurrimiento proveniente desde aguas arriba tienda progresivamente a la situación de Caudales Naturales, siendo más restrictivos que en las últimas semanas. Dado que resulta aún incierto establecer la situación más probable de ocurrir hacia el verano, este escenario completa el abanico de posibilidades que podrían presentarse en el largo plazo, caso las lluvias del final de la primavera e inicio del verano resulten particularmente débiles.

 

 

Las informaciones relativas a los escenarios se actualizan semanalmente de acuerdo a las informaciones que el INA recibe de la Red Hidrológica Nacional.

 

 

Los escenarios estiman, para un conjunto de ciudades de referencia, los niveles promedios diarios hasta fin del año 2021.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas