comScore

Desde Nación advierten que el pico de la bajante del río Paraná está previsto para el mes de noviembre

Desde Nación advierten que el pico de la bajante del río Paraná está previsto para el mes de noviembre

Virginia Laino, directora nacional de Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres, reveló de qué manera trabaja el Gobierno Nacional respecto a la problemática vinculada con la bajante del río Paraná, que afecta a 125 localidades de 7 provincias.

Para integrar toda la información y realizar el correcto seguimiento del fenómeno ambiental que significa la bajante de los ríos y en este caso, la bajante del río Paraná, desde Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres de Nación revelaron que hace más de dos meses el Jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Santiago Cafiero, convocó al Consejo Federal para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, mesa que se compone por más de 20 organismos nacionales, más las autoridades correspondientes de cada provincia.

 

Virginia Laino – Libertad

 

Este Consejo Federal también tiene como objetivo realizar el acompañamiento de las personas que habitan en zonas afectadas por esta problemática. Desde el Ministerio de Seguridad se brinda la asistencia ejecutiva, puesto que el Decreto de Emergencia Hídrica declarado a nivel nacional da cuenta de una bajante histórica que podría alcanzar niveles similares o por debajo a los de la bajante del año 1944.

 

«A pesar de algunas precipitaciones que hubo en la cuenca el día de ayer, la tendencia global es de bajantes, esperando un pico para el mes de noviembre de este año«, precisó Laino.

 

«El Instituto Nacional del Agua, uno de los organismos que participa de este monitoreo permanente, explicó que hacia noviembre podríamos esperar un pico máximo de bajante, y a partir de ahí si las precipitaciones acompañan, podría comenzar a incrementarse. De todos modos, el incremento sería muy paulatino«, señaló.

 

Además, reveló que los organismos científicos y técnicos estiman que la bajante del río Paraná se va a prolongar durante el verano, más allá de que actualmente el pico se prevea para el mes de noviembre.

 

«Esta bajante pronunciada se da en un contexto de dos años de sequía en la región, esto no es menor. Por supuesto que la previsión de incremento de precipitaciones trae como consecuencia una crecida, pero es importante recordar que los ríos tienen procesos cíclicos de crecidas y de bajante, que cuando no acompañan las lluvias se hace noticia el fenómeno de bajante«, expresó.

 

En cuando al paso de las embarcaciones por el Paraná, aseguró que dependen de las previsiones que se realizan en cada puerto del cauce de agua, «las autoridades de puertos estiman todos los días la carga máxima para las embarcaciones que circulan y operan en esos puertos«.

 

 

«En el sistema de Monitoreo de Emergencia, las provincias establecen las prioridades de afectación de la zona de influencia de la bajante, acompañado por los datos duros de los organismos científicos. En este momento hay 125 localidades identificadas en las provincias por las que atraviesa el río Paraná, de las cuales 89 cuentan con menos de 25 mil habitantes«, sostuvo.

 

El presupuesto de 1000 millones de pesos asignado para obras dispuesto para sobrellevar dicho fenómeno ambiental, se destina a mejoras vinculadas con la captación de agua fluvial para consumo humano. Es decir, para prolongar las tomas de agua o la mejora de las estaciones de bombeo. «En este momento no hay ninguna localidad que esté sin captación de agua fluvial«, aseguró.

DO-A

Canal W



Quizás tambien le interese...