comScore

Hoy se celebra el Día del Trabajador del Calzado: un homenaje a los trabajadores de la industria de los zapatos

Hoy se celebra el Día del Trabajador del Calzado: un homenaje a los trabajadores de la industria de los zapatos

Desde el año 2005, se celebra en Argentina el “Día del Trabajador del Calzado”, una jornada en reconocimiento a la importante labor de estos profesionales. Se trata de una iniciativa de dos asociaciones quienes establecieron la fecha para renovar el Convenio Colectivo de Trabajo.

 

 

Cada 13 de septiembre, desde el año 2005, se celebra el “Día del trabajador del Calzado. Pues la Secretaría de Trabajo, por iniciativa de la Federación Argentina de la Industria del Calzado (F.A.I.C.A) y la Unión de trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (U.T.I.C.R.A.) establecieron la fecha con el objeto de renovar el Convenio Colectivo de Trabajo.

 

El rubro calzados es uno de los sectores más golpeados actualmente ante la falta de insumos e importaciones. Pese a estas dificultades, la importancia de este sector es enorme.

 

La fecha es propicia para que la UTICRA ratifique su misión de mejorar las condiciones laborales y de vida de los trabajadores del calzado. Para ello, el gremio, fundamentalmente, persigue tres objetivos principales: salud, salario, y efectivización laboral.

 

La relevancia de la industria del calzado en el panorama nacional es innegable: genera múltiples fuentes de trabajo genuinas elaborando un producto de innovación y calidad que es necesario preservar frente a la apertura indiscriminada que trae desempleo y pauperización del trabajo argentino.

 

Día del Trabajador del Calzado: ¿por qué se celebra cada 13 de septiembre? - MisionesOnline

13 de septiembre, Día del Trabajador del Calzado.

 

Convenio Colectivo de Trabajo de la Industria del Calzado

 

En el Convenio Colectivo de Trabajo de la Industria del Calzado (CCT 423/05), las partes intervinientes son la Unión de trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA) y la Federación Argentina de la Industria del Calzado (FAICA).

 

Es un convenio de validez nacional que incluye a todos los trabajadores  internos y externos de la industria del calzado y afines en general, sean éstos calzado para hombre, mujer o niño, Luis XV, Chatitas, Náuticos, Tiempo Libre, Borceguíes, Botas, Botas de montar, Calzado Deportivo y específicos para todo tipo de competencias deportivas, Zapatillas, Zapatillas de baile, Guillermina.

 

Así como también Escarpines, Sandalias, Suecos, Alpargatas, Chinelas, Pantuflas, Ojotas, Calzado de Seguridad, Ortopédicos, Correctores, Cortados de suelas, contrafuertes, plantillas, punteras, tacos, tacos pastel, capelladas, cañas, taloneras, forros, Aparadores, Rebajadores, Cosedores de mocasín, Copeteros, Desformadores, Picadores, Compostura de calzado, Artesanos de medida, Fabricación de bases para todo tipo de calzados, fabricación de hormas para calzado, etc.

 

Ya sea que se trate de fabricación total o parcial, o reparación, cualquiera sea el material que se utilice o llegara a utilizarse en el futuro para la elaboración del calzado en cualquiera de sus tipos, incluyendo a aquellos trabajadores que se desempeñen en los establecimientos dedicados a la producción de accesorios o adornos para calzado.

 

El personal comprendido en la convención colectiva de trabajo incluye a los empleados administrativos en fábrica, empleados de mantenimiento en fábrica, personal de desarrollo, choferes y/o acompañantes de choferes que realicen transporte de materias primas o mercaderías en proceso de fabricación o terminadas en vehículos provistos por el empleador, personal de expedición en la fábrica, personal de limpieza  y servicios, y vendedores de calzado de locales de venta directa en la misma fábrica.

 

DIA DEL TRABAJADOR DEL CALZADO

13 de septiembre, Día del Trabajador del Calzado.

 

Un poco de historia del Trabajador del Calzado

 

Desde el primer calzado que surgió en la Historia (miles de años atrás, cuando el hombre primitivo ató una piel alrededor de sus pies para protegerlos) y hasta hoy, la fabricación y reparación de calzado ha sido una profesión de artesanos apreciados y reconocidos por sus clientes (aunque a la vez, muy poco considerados socialmente), y en algunas ocasiones incluso ha alcanzado la categoría de arte.

 

Aunque se calcula que el oficio de zapatero ha nacido hace unos quince mil años, el que se considera como el zapato de cuero más antiguo del mundo tiene unos 5.500 años y se ha encontrado en Armenia. Se trata de una pieza de cuero vacuno con cordones y fue diseñado a medida.

 

En muchos rincones del mundo han aparecido restos, referencias o grabados en los que se muestra un calzado elaborado. En México, por ejemplo se puede ver a algunas estatuas de la civilización Olmeca (5.000 años A.C.) con una especie de calzado.

Aunque apenas se conocen las técnicas o útiles del oficio miles de años atrás, sí se conoce perfectamente cómo era el taller de zapatero hace unos siglos. Entre sus herramientas, cuchillas de acero para cortar el cuero, martillo remendón y galgo (martillo fino), manopla, tirapié, escarificador para realizar agujeros, horma de madera, estacas, tenazas, escofina…

 

Si el artesano creaba calzado nuevo, era llamado maestro zapatero. Si lo que hacía era reparar, entonces su oficio era conocido como zapatero remendón o zapatero de viejo. Los zapateros también trabajaban con bolsos y complementos de cuero, como por ejemplo los cinturones.

Tres siglos atrás, el oficio de zapatero, al igual que otros artesanos como los herreros, carpinteros o sastres, estaba entre lo más bajo de las clases sociales.

De hecho, el Rey de España en 1783 consideró necesario declarar la dignidad de estos oficios mediante una Real Cédula de S.M. y Señores del Consejo, en la que se declara que “no sólo el oficio de curtidor, sino también los demás artes y oficios de herrero, sastre, zapatero, carpintero y otros a este modo, son honestos y honrados y que el uso de ellos no envilece la familia, ni la persona del que los exerce, ni la inhabilitan para obtener los empleos municipales de la República en que estén avecindados los artesanos o menestrales que los exerciten».

Real Cédula Google Books

13 de septiembre, Día del Trabajador del Calzado.

 

Como en casi todos los oficios artesanos, el conocimiento y habilidades del zapatero se transmitían habitualmente de padres a hijos, o bien a jóvenes aprendices que ayudaban en el taller al tiempo que aprendían el oficio.

 

A día de hoy, muchas de sus herramientas desaparecieron y las técnicas se modificaron ante la aparición de los nuevos métodos de producción, del calzado de plástico, los tacones de goma prefabricados o el calzado menos duradero y concebido para usar y tirar.

 

Por eso, mientras pueda, confíe sus mejores zapatos a un buen zapatero. En sus manos expertas, el calzado de calidad lucirá mejor que nunca, será más cómodo que cualquier otro par que pueda comprar y, sobre todo, estará en contacto con un artesano que ejerce un oficio con 15.000 años de historia.

 

Fuente Imagen: www.soletopia.com

13 de septiembre, Día del Trabajador del Calzado.

 

 

Fuente: calzadoargentino.org.ar / blog.myheritage.es

 

AC-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...