comScore

Exclusivo | El relato del remisero desaparecido en Jardín América: dijo que lo secuestraron y estuvo dos días en el monte

Exclusivo | El relato del remisero desaparecido en Jardín América: dijo que lo secuestraron y estuvo dos días en el monte

Miguel Aghelin de 42 años se encontraba sin dar rastros desde el pasado 5 de septiembre y, en el día de ayer, el remisero desaparecido en Jardín América fue hallado con vida, pero presentaba signos de violencia física.


Según informaron desde la Policía de Misiones, el remisero desaparecido en Jardín América fue encontrado cuando había llegado a un kiosco en Colonia Flora, ubicada a unos seis kilómetros al norte de Jardín América, en inmediaciones de la ruta Nacional 12 y la provincial 8.

 

Miguel Aghelin de 42 años se encontraba sin dar rastros desde el pasado 5 de septiembre y, en el día de ayer, el remisero desaparecido en Jardín América, fue hallado con vida, pero presentaba signos de violencia física.

 

Según informaron desde la Policía de Misiones, el remisero desaparecido en Jardín América fue encontrado cuando llegó  a un kiosco en Colonia Flora, ubicada a unos seis kilómetros al norte de Jardín América, en inmediaciones de la ruta Nacional 12 y la provincial 8.

 

Hoy, el hombre declaró ante la justicia y manifestó que el domingo por la madrugada, cuando llegaba a la casa de su madre después de trabajar en la remisería, fue secuestrado por dos personas que le subieron a un Fiat 1 blanco. 

 

En diálogo con Misiones Online, contó que cuando ingresó por la fuerza al vehículo, reconoció al hombre que manejaba. Sin embargo, aclaró que aún no puede dar datos para no entorpecer la investigación. 

 

 

 

Me subieron al auto y me pegaron en la cara cuando se dieron cuenta que reconocí al que manejaban” manifestó. 

 

Luego de estar horas secuestrado en un supuesto galpón, lo cambiaron a otro vehículo. Con golpes y amenazas fue colocado en el baúl y se dirigieron a otro sitio. Fue golpeado varias veces en el estómago y con un paño mojado. 

 

“Pasaban las horas y escuchaba a mis secuestradores que decían ‘no hay plata, este no era el trato, teníamos que alzarlo, quemarlo y llevarnos la plata con el auto’» contó Aghelin. 

 

 

Conforme pasaban las horas, el sufrimiento del remisero aumentaba “me encomendaba mucho a Dios, le pedía que me permitiera ver crecer a mis hijas” relató. 

 

Durante una madrugada, lo obligaron a salir a caminar acompañado de los secuestradores y con los ojos vendados. En ese momento, se destapó como pudo los ojos, empujó a uno de los delincuentes y golpeó, aun con las manos atadas, al otro en los testículos. 

 

 

 

De esta manera fue como Aghelin logró escaparse por un pinar. “Estuve corriendo durante un día y medio, me tiré bajo un pino, me cubrí con hojas y después seguí corriendo” agregó. 

 

En este sentido, explicó que estaba exhausto y apenas podía caminar, ya que durante días no consumió agua y alimentos. 

 

 

Corriendo en la noche con sus últimas fuerzas, fue como llegó hasta la ruta 7. “Le pedí más fuerzas a Dios para seguir adelante” dijo. 

 

En ese momento fue cuando llegó al kiosco de Colonia Flora. Pidió agua y que el comerciante se comunicara con la Policía. 

 

“Le expliqué que me querían matar, me levanté y me ayudaron, me atendieron muy bien” contó. 

 

Luego de que los dueños del comercio le asistieran, también se comunicaron con uno de los hermanos del remisero, quién acompañado por efectivos de la Policía, buscó a Aghelin y lo trasladaron al hospital de Jardín América. 

 

 “Se con nombre y apellido quién me mandó a secuestrar y también se los motivos”. 

 

Aghelin estuvo en dos sitios, primero lo retuvieron en un galpón, según contó y luego lo cambiaron a otro lugar. 

 

“Uno de mis raptores escupía a cada rato. Me pegaban con la mano, me dieron cuatro patadas y escuchaba que repetían muchas veces ‘la patrona no vino, no se reporta, esto se nos está yendo de las manos’, en ese momento comenzaron a discutir entre ellos” relató. 

 

El último contacto que habían tenido con Aghelin, fue en horas de la madrugada del pasado 5 de septiembre, cuando el hombre había iniciado su jornada laboral. Sin embargo, se ausentó antes de que concluyan sus horas de trabajo.

 

Según informó la Policía de Misiones en un parte oficial, Aghelin había recibido amenaza por parte de su expareja, quien le habría dicho “que se cuide porque trabaja en horario nocturno” en la remisería. Es por este motivo que el hombre “temía que le pasara algo malo”.

 

Efectivos de la Unidad Regional IX continúan trabajando para recaudar la mayor cantidad de datos, pruebas y dar con los delincuentes en caso de corroborar su secuestro.

 

Además, el comerciante que lo encontró deberá declarar ante las autoridades.

DO-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...