Alexa

Investigan un posible envenenamiento a un policía en La Pampa

Un policía de La Pampa se descompensó luego de tomar un batido que había traído de su casa. Un perro murió al ingerir parte de la misma bebida que la víctima. El hombre se encuentra en estado crítico.

Un policía de La Pampa está en “estado crítico” luego de haber ingerido un batido que había traído desde su casa. La Justicia investiga si se trata de un caso de envenenamiento.

 

El cabo primero Páez de la División Rural de la Unidad Regional I se encontraba con con dos colegas en la sede de la dependencia cuando el domingo a la noche tomó del licuado, que según indicaron a El Diario el hombre “dijo que estaba feo y lo tiró al piso”. Luego, “un perro lo chupó y murió al rato”.

 

Después de empezar a tener los primeros síntomas, el hombre se descompensó y fue trasladado de urgencia al hospital Segundo Taladriz de Toay. Sin embargo, a raíz de la gravedad de su cuadro, lo terminaron derivando al hospital Dr. Lucio Molas por intoxicación.

 

El estado de salud del cabo primero Páez es “crítico”, aunque los profesionales de la salud lograron “estabilizarlo”, según indicaron los medios locales. Asimismo, está “reaccionando a los estímulos”, pero que se encuentra “intubado y con pronóstico reservado”.

 

“No se sabe bien el motivo por el cual se descompensó… este muchacho hace gimnasio, hace pesas, entonces estaba siguiendo una especie de dieta, con un batido de banana y algo más”, contó el Jefe de Policía, Héctor Lara.

 

 

Y añadió: “La descompensación fue muy rápida… los sorprendió a todos, incluso no sabemos si por ahí él tenía algo en sus manos que era contaminante y no lo sabía”.

 

El fiscal Óscar Cazenave, a cargo del expediente judicial junto a su colega Selva Paggi, señaló que ya se le realizó una necropsia al perro para determinar las causas de su muerte. “Hicimos un allanamiento en la casa, pero no encontramos nada raro… por el momento no descartamos nada. Estamos esperando que se recupere para que nos brinde un testimonio y a la espera de lo que indiquen los reactivos”, señaló.

 

La Agencia de Investigación Científica (AIC) tomó muestras del batido para “analizar y determinar el tóxico que le causó esa descompensación”.

 

Salta: prisión perpetua para un alemán que envenenó a sus empleados

Hartmut Torsten Theobald (48) fue condenado el jueves por el Tribunal de Juicio de Salta acusado del delito de “homicidio calificado por el uso de veneno u otro elemento insidioso”, en perjuicio de Ramón Ignacio Casas (56); y “tentativa de homicidio calificado por el uso de veneno u otro elemento insidioso”, en perjuicio de Benito Soraire (70).

 

En el fallo, los jueces Francisco Mascarello, Paola Marocco y María Livia Carabajal condenaron además a Theobald a que pague 9.000.000 de pesos en concepto de reparación a la familia de la víctima fatal, y se dispuso la extracción de material genético del condenado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), para su incorporación en el banco de datos correspondiente.

 

El juicio, que comenzó el 1 de junio pasado, se desarrolló con todas las normas de bioseguridad previstas en el marco de la pandemia por Covid-19, razón por la cual se dispuso una restricción al ingreso de público en la sala.

 

En su alegato, el fiscal Ramiro Ramos Ossorio solicitó la pena de prisión perpetua para el productor alemán, quien en su última oportunidad para hablar en el proceso, agradeció a quienes lo acompañaron, manifestó su deseo de que se haga justicia y reiteró su inocencia.

 

Para el fiscal, durante el juicio oral y público “ha sido acreditada la autoría de Theobald” en el homicidio y la tentativa de homicidio calificado de dos empleados, que “vivían en condiciones infrahumanas”.

 

“No tenían ni agua y vivían prácticamente en la esclavitud”, expresó Ramos Ossorio, quien consideró que el acusado “pergeñó un plan para deshacerse de Casas y Soraire, entregándoles carne con una sustancia tóxica conocida como Furadan”.

 

La querella, representada por los abogados José Teseyra y Alejandro Tapia, solicitó la aplicación de la pena de prisión perpetua, y pidió una reparación integral para la familia del fallecido de 12.000.000 de pesos, en concepto de indemnización.

 

La defensa, a cargo de los letrados Marcos Molina y Luis César Fernández, consideró que “no se pudo acreditar con grado de certeza absoluta” la autoría del acusado, y requirió la absolución lisa y llana, y -en forma subsidiaria- la absolución por el beneficio de la duda.

 

El hecho ocurrió en octubre de 2018, cuando Torsten Theobald denunció que encontró a Casas muerto en una de las habitaciones de su finca, denominada “El Salto”, en el Paraje Palomitas, a unos 60 kilómetros de la capital salteña.

 

 


Fuente: Radio Mitre

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas