comScore

Sesión de precios en el INYM: el sector industrial de Misiones mejoró su oferta y las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio

Sesión de precios en el INYM: el sector industrial de Misiones mejoró su oferta y las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio

La sesión de precios en el INYM pasó a un cuarto intermedio para el lunes 13 de septiembre, luego de que mejorara la oferta del sector industrial de Misiones. Por ahora, las negociaciones continuarán en el seno del instituto y no irá al laudo de Nación.

 

El directorio del Instituto Nacional de la  Yerba Mate (INYM) postergó la sesión de precios que debe definir el precio para el kilo de la hoja verde hasta el próximo lunes, cuando se vuelvan a reunir. En principio, se esperaba que este lunes se definiera si se alcanzaba un acuerdo o por el contrario, se dejaba en manos del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación la decisión.

 

Luego de la polémica de la semana pasada, cuando el sector industrial correntino ofreció llevar el precio del kilogramo de los actuales 29,70 pesos a 30,14 pesos, con el apoyo de sus pares misioneros, hubo este lunes una propuesta superadora, al menos desde la industria de Misiones: 35,64 pesos.

 

Desde el sector de la producción reconocieron que mejoró la oferta pero todavía la juzgaron insuficiente y muy lejos de los 52 pesos que se vienen pagando en la actualidad y que tanto ellos como los representantes del gobierno provincial, pretenden blanquear.

 

De esta manera, la discusión por el nuevo precio para la materia prima tiene tres posturas: la de los productores, que pretenden cerrar un acuerdo en torno a los 50, 52 pesos, precio que se está pagando en este momento en algunas zonas; la de los industriales correntinos, que se mantienen en los 30,14 pesos y la de los industriales misioneros, que esta vez llevaron un precio propio a la mesa de concertación.}

 

Propuesta superadora

Marcelo Hacklander. FM Express

 

Previo al encuentro de este martes, Marcelo Hacklander, uno de los directores por la producción en el INYM, había adelantado la posibilidad de un acuerdo, pero sujeto a una propuesta que sea superadora, de parte de la industria.

“Veremos con qué número vienen a plantearnos hoy, el precio anterior es de 29,70, la grilla del INYM te da 42, y nuestro precio es 52. Veremos con qué número nos sorprenden, nosotros estamos dispuestos a negociar para llegar a un acuerdo, pero necesitamos que ellos traigan una propuesta superadora a la que presentaron la semana pasada.”, afirmó.

 

Mientras que el temor de algunos es que la suba del kilo de yerba mate “impacte en la inflación”, Hacklander señaló “eso es medio engañoso, ese término de que va a impactar en la inflación, porque si nos fijamos el relevamiento de las marcas más vendidas vemos que el precio de enero arrojó un promedio de 270 pesos el paquete de un kilo, hoy ese promedio nos lleva a un valor de 360 pesos.”

 

En cuanto a estos valores, precisó “En este año hubo un aumento muy interesante, un 30% aumentó el paquete en góndola, es mentira que si nos aumentan a nosotros el precio va a generar inflación, por eso les pedimos que blanqueen la situación nada más, no queremos aumento de precio, queremos que se fije en el directorio del INYM el precio que se está pagando en los secaderos, que reconozcamos la realidad nada más.”

 

“Nosotros, al entregar yerba en un secadero tenemos que registrar esa venta, no se trabaja en negro”, sostuvo, “todo se factura, no se trabaja en negro como para decir que se puede ‘esconder’ lo que se está pagando una materia prima.”

 

En relación con las acusaciones que reciben los productores de yerba mate, manifestó “no somos nosotros los que fijamos el precio”, y como prueba de ello recordó los años en que, por ser muy bajo el precio del kilo que se manejaba en el mercado, los productores optaban por no cosechar las hojas puesto que venderlas no significaba ninguna ganancia. “Me parece que la ambición desmedida está en esa guerra comercial entre los mismos industriales, no en nosotros los productores”, aseguró.

 

“Si no tuvieran ambición desmedida no estarían acumulando reservas para 10 meses en adelante”, dijo Hacklender, “Al productor también le gustaría tener una reserva de fertilizante, de abono, de todos los insumos que necesita para un año de cosecha, sería muy interesante.”

SF-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...