Alexa

Advierten por los efectos nocivos de la quema de basura

Los efectos nocivos de la quema de basura tanto para el ambiente como para la salud de los seres vivos son irreversibles. A pesar de las campañas y multas que buscan la reducción de estos hábitos que pueden producir catástrofes naturales, la respuesta se adjudica a la toma de conciencia, y a la modificación de “malas” costumbres incorporadas por generaciones.

En Misiones, la quema de basura es más frecuente en zonas rurales y en menor medida en zonas urbanas donde la órbita se encuentra más controlada por los organismos de aplicación. Son varios los motivos que llevan a las personas a continuar con la quema de residuos; escases de servicios de recolección, hábitos incorporados y falta de conocimiento acerca de los daños, desinterés y falta de conciencia, entre otros puntos.

En diálogo con Misiones Online, el Antropólogo e investigador del Conicet, Walter Brites explicó. “La gente quema literalmente de todo, se quema desde hojas, yo he visto gente que quema televisores, quema resto de ropero, telgopor, plástico, botellas de plástico, que es lo más nocivo”.

 

 

Sobre el reiterado patrón de comportamiento, Brites manifestó. “Generalmente la gente que quema, quema porque es el único método de tratamiento de la basura que han conocido, y es la forma en que las familias han manipulado la basura quizá por generaciones y hay una especie de facilismo, y del simplismo en el saber hacer, es más fácil juntar la basura en la esquina, quemarla, que barrerla, juntarla en bolsa, clasificarla, llevarla hasta el contenedor, hacer compost etc.”

 

En ese sentido apuntó a la necesidad de continuar reforzando la concientización sobre las alternativas posibles y saludables para la manipulación de los residuos.

La controversia de plantar más árboles, pero quemar más hojas

Sobre las políticas ambientales que proponen la necesidad de plantar más árboles para la generación de oxígeno y de alguna manera minimizar el impacto de la contaminación ambiental, el investigador expresó que la iniciativa debe ir acompañada de otras políticas que busquen evitar la quema de hojas y de podas. “Fíjense el problema que podemos tener con esto. Se planta una cantidad de árboles y lo que hace la gente es podar los árboles después que crecen o cuando caen las hojas lo queman, entonces hay como una contradicción en las políticas urbano ambientales, por un lado, si vamos a plantar árboles tenemos que plantear esas políticas con un acompañamiento de políticas urbano ambientales y socio culturales o transmitiendo conocimientos o saberes en la gente. Si plantamos árboles para contribuir la producción de oxígeno; pero fíjense, cuando los vecinos barren esas hojas o los restos de las podas y lo queman, y se echa por tierra todo el trabajo de la captación de carbono” planteó.

 

En ese sentido, Brites agregó. “Lo que quiero plantear es que hay una representación social que es muy peligrosa de que los árboles producen basura, las hojas son basuras y no deben ser así; las hojas de los árboles son un recurso orgánico muy importante como nutriente como abono, mejoran la calidad del suelo etc. Y en la región y en Posadas, hay muchos sectores que lo ven como un problema, como una basura y por lo tanto la forma es quemarla” aseveró.

 

Efectos nocivos en la salud por quema de basura

 

Desde reacciones alérgicas hasta cuadros más severos, como la obstrucción pulmonar y el cáncer de pulmón, pueden producirse por la contaminación del ambiente a través de la quema de basura. La quema de las mismas son causantes de enfermedades como el cáncer y gran contaminante para el medio ambiente, esto a que contienen altos grados de plomo, acero y cadmio, que son dañinos para la salud, también generan afecciones a la piel, ojos e inclusive insuficiencias cardíacas.

En referencia el investigador sostuvo. «Desde el sentido común se cree que el que quema elimina la basura, pero en realidad la basura lo que hace es cambiar de estado por medio del proceso de combustión, en ínfimas partículas que se dispersan y acá entra otro componente; se dispersan en un área, pero también de acuerdo a la cantidad de gente que quema más o menos a la misma hora, de acuerdo al viento etc.  Ese material particulado de diferentes grosores, se dispersan a otras áreas urbanas, sin sentir el olor a la basura la gente está interactuando con esas partículas, las partículas que son muy pequeñas se lo llaman como un contaminante criterio, es decir si existen esas partículas en alguna parte de la ciudad, significa que pueden existir otros químicos vinculados a esas partículas, o que son transportadas en esas partículas, que son muy pero muy pequeñas que se miden en micrones. (Un micrón es la milésima parte de un mm), una partícula tan fina respirable que puede ingresar al sistema pulmonar, a los alvéolos pulmonares y de ahí pasar en sangre, de hecho, hay una cantidad de estudios de la OMS, ahora que señalan que hay enfermedades vinculadas al cáncer. Sobre todo, el Instituto del Cáncer, de la OMS, ya ha manifestado, planteado y afirmado investigaciones de que la quema de plástico, es un disruptor endocrino” finalizó.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas