Alexa

Italia | Un joven se tatuó el pasaporte sanitario y causa furor en redes sociales

Un estudiante de 22 años causa furor en Italia por tatuarse el código QR con su información sanitaria sobre el coronavirus. “Estamos transportando a una nueva era” aseguró el joven.

Un joven se convirtió en furor en el mundo después de tatuarse el código QR del pasaporte sanitario en el brazo. El pase contiene toda la información sobre su Certificado Covid-19 y en Italia es obligatorio para ingresar a cines, museos o comer en el interior de los restaurantes.

 

Andrea Colonnetta, de 22 años, expresó que decidió hacerse ese tatuaje porque le resultaba una opción práctica y cómoda de portar su pasaporte sanitario, sin necesidad de contar con su celular.

 se tatuó el pasaporte sanitario

 

Por su parte, el tatuador profesional Gabriele Pellerone compartió fotos de su trabajo en las redes sociales donde se mostró sorprendido de que el código QR funcionara: “Parecía una broma”, comentó.

 

El tatuador describió el tatuaje como “una forma irónica de recordar un período de total confusión, un momento que será imborrable para siempre, tanto para mí como para él”.

 

A través de sus redes sociales, Andrea Colonnetta se refirió a su tatuaje como un “experimento social exitoso»: “Incluso un pequeño gesto como el de tatuarse un simple código QR ha logrado dividir la opinión social. De los comentarios que hemos recibido se pueden entender muchas cosas sobre la sociedad actual”, analizó el joven desde Italia.

 se tatuó el pasaporte sanitario

 

Y llamó a reflexionar: “Dejo a cada uno de ustedes la libre interpretación de este mensaje. Me limito simplemente a decir que la libertad no se ve desde lo que podemos o no podemos hacer, desde lo que nos hemos tatuado en el cuerpo o no; Más bien desde nuestra forma de hacer pensar y aceptar lo diferente, lo fuera de lo común!”.

 

En otro posteo donde se lo ve haciendo una entrevista, resaltó que “la comparación, el intercambio de opiniones, son el punto de partida”: “Las generaciones se encuentran solo gracias al diálogo, me gusta escuchar lo que la gente tiene que decir… No importa si me ha llegado algún insulto, estamos transportando a una nueva era, esto es innegable. Hay quien lo acepta, hay quien no, el mundo es dinámico, la vida es dinámica”.

 

 

El pasaporte sanitario es obligatorio en Italia desde el 6 de agosto para poder entrar a cines, museos, practicar deportes en lugares cerrados y comer en el interior de un restaurante.

 

El código QR posee información sobre si la persona está vacunada, recuperada del coronavirus o si tuvo un resultado negativo en el test Covid-19 en las últimas 48 horas.

 

Buenos Aires | Atacó con un cuchillo al hombre que tatuó a su hija

 

Un hombre fue demorado por la policía luego de haber herido con un cuchillo al tatuador del lugar donde su hija adolescente de 16 años se tatuó sin su consentimiento. El hecho ocurrió en Villa Luzuriaga, en el partido bonaerense de La Matanza.

 

Aunque recién trascendió en las últimas horas, el hecho ocurrió el lunes pasado en un local de tatuajes ubicado en el cruce de la calle Del Colegio y avenida Cristianía, de esa localidad del oeste del conurbano. Según las fuentes policiales, un hombre de 51 años, cuya identidad se reserva para resguardar a la menor de edad, fue hasta el lugar para recriminarle al tatuador que su hija había sido tatuada sin la autorización correspondiente.

 

En el momento que se originó la discusión, el padre de la chica sacó un cuchillo y atacó a la víctima, que sufrió un profundo corte entre el pulgar y el índice de su mano derecha. Por su parte, el agresor también resultó lesionado.

 

Luego de recibir un llamado al 911, policías de la comisaría 7ma. de Los Pinos llegaron a lugar y secuestraron el arma blanca que había llevado el hombre, a quien trasladaron demorado a la seccional. Por su parte, Norberto, el tatuador, contó que todo comenzó cuando el atacante tocó la puerta del local. Luego de abrirle, «sacó una cuchilla«. Y relató ante las cámaras de TV: «Se generó un forcejeo en el cual yo no tuve nunca una posibilidad de descargo y este hombre me amedrentaba a modo de querer matarme o herirme».

 

Además, explicó que «los gritos llamaron la atención de los vecinos» y que, gracias a «un momento de distracción» que tuvo el agresor, le pudo agarrar la mano y logró reducirlo con la ayuda de quienes se acercaron.

 

En cuanto al hecho de haber tatuado a una menor sin autorización, aseguró que él creyó que se trataba de una chica que era mayor de edad y que «todo daba a entender que la persona no tenía problema en tatuarse». Se sabe que los menores deben estar autorizados por los padres para poder llevar a cobo el procedimiento.

 

 

Fuente: Minuto Uno

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas