Alexa

Análisis semanal: Los reclamos que se llevó Alberto de Misiones

Alberto Fernández enfrenta por estos días la mayor crisis de credibilidad desde que asumió la presidencia. La difusión de un par de fotos del cumpleaños clandestino de Fabiola Yáñez celebrado en julio del año pasado lo desnudó. La evidencia gráfica, contundente e incontrastable muestra al primer mandatario y a la primera dama incumpliendo las normas de distanciamiento que el propio Fernández había dispuesto y defendido como una bandera de su gestión.

 

El golpe fue duro y dejó al presidente y a su entorno en shock, paralizados. Más allá de los planteamientos legales que luego formulara la oposición para respaldar un pedido de juicio político de trámite improbable, las fotos hicieron un daño severo a la imagen de Fernández. El líder que pregonaba los beneficios del distanciamiento social y lo imponía a toda la sociedad, no lo cumplía en su propia casa. Un ejemplo por demás evidente de doble discurso.

 

A diferencia del vacunatorio vip que le costó el puesto a Ginés González García, esta vez el propio presidente estaba en el centro de la polémica. Ante la difusión de la primera foto, la reacción inicial del entorno presidencial fue una operación de prensa que intentó sembrar dudas respecto de la veracidad de la imagen.

 

Salió a la luz una segunda foto que dejó sin respaldo esa operación y al presidente no le quedó otra opción que reconocer su pecado y pedir disculpas públicas. En ese plan no tuvo mejor idea que depositar la responsabilidad en su “querida Fabiola” por haber “convocado a un brindis” que “nunca debió haberse hecho”. Aún ante la evidencia que lo mostraba en medio de la celebración, intentó desviar la carga de la culpa.

 

Para mayor desgracia del oficialismo nacional, esta vez la oposición tuvo la prudencia de mantenerse en silencio y no hubo desde esa trinchera exabruptos que desviaran la atención puesta sobre Alberto.

 

Los reclamos de Misiones

 

En ese delicado contexto, el presidente visitó Puerto Iguazú, rodeado de un operativo de seguridad cuyo principal objetivo fue evitar cualquier contacto con la prensa. Dejó un anuncio muy esperado por el sector turístico: la segunda etapa del programa Previaje y se llevó como tarea para el hogar una seria de pedidos del Gobierno de Misiones.

 

El Gobernador Oscar Herrera Ahuad le formuló planteos concretos: la reapertura para el turismo del puente Tancredo Neves, la reducción de la tasa aeroportuaria que cobra el aeropuerto de Puerto Iguazú, reconocimiento económico por el servicio ambiental que presta Misiones al sostener con recursos propios más de un millón de hectáreas de selva y la efectivización de la zona aduanera especial vetada por Fernández.

 

Al igual que en sus anteriores visitas, el presidente reconoció la deuda que el resto del país tiene con Misiones por preservar sus recursos naturales, pero no dejó ningún indicio que permita vislumbrar una acción concreta de su Gobierno para honrar aunque sea en parte esa deuda histórica.

 

“La Argentina tiene que hacerse cargo de reconocerle a Misiones de cuidar los pulmones por los que todos respiramos”, dijo el presidente, para luego agregar «el precio de cuidar esa selva es en beneficio de todos nosotros y la sociedad tiene que hacerse cargo del cuidado de eso y tiene que hacerse cargo económicamente de eso”, como si esa decisión dependiera de otra persona.

 

Aprovechó el tema para tirarle un dardo envenado a Bolsonaro: “cuánto de la deforestación del Amazonas habrá incidido para que el Río Paraná tenga la bajante que tuvo, porque ha cambiado todo el régimen de lluvias como consecuencia de esa deforestación”. “En algunos lugares del mundo prefieren sembrar soja y avanzar con la deforestación”, se quejó Alberto.

 

En que refiere a la reapertura del puente Iguazú-Foz, el gobernador Oscar Herrera Ahuad afirmó que hizo el reclamo pertinente al presidente y anticipó que podría concretarse en septiembre próximo, dependiendo de que la Jefatura de Gabinete de la Nación apruebe los protocolos propuestos.

 

En la misma línea, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, afirmó que en los próximos días trabajará el tema junto a la ministra de Salud de la Nación, Carlos Vizzotti.

 

Herrera remarcó que una mayor reactivación del turismo en Misiones depende directamente de la reapertura del puente a Foz. “Es muy importante trabajar en el contexto de este nuevo tiempo de la provincia y del país. El Pre Viaje es un programa que ha dado muy buenos resultados y Puerto Iguazú fue  uno de los destinos más solicitados en el Pre Viaje 1, así que tenemos grandes expectativas, sobre todo en la reactivación del área turística en Iguazú pero  es un programa que necesita complementariedad, no solamente en lo económico sino también en lo humano y en lo social y es la vinculación con el país vecino”, afirmó durante una ronda de prensa.

 

El otro planteo que Misiones dejó en manos del Gobierno nacional en materia de turismo es la necesidad de una Tasa de Uso Aeroportuario (TUA) diferencial que permita a la ciudad de Puerto  Iguazú comenzar a recibir vuelos internacionales sin sufrir por la asimetría que padece respecto de la terminal aérea de Foz, donde el impuesto es de entre 10 y 12 dólares, mientras que del otro lado del río alcanza los 57 dólares.

 

“A eso se suma lo que ya había anunciado y lo veníamos trabajando que es la tasa de aeropuerto. También tenemos la factibilidad por parte del presidente de poder trabajarlo y de tener la posibilidad de hacer al aeropuerto de Puerto Iguazú competitivo con el de Foz”, reveló.

 

Para Herrera Ahuad, esa asimetría es una muestra del padecimiento que viene sufriendo Misiones a la hora de competir con los países que la rodean por lo que además insistió con el problema.

 

“Dialogamos también el tema asimetrías que es un tema que la provincia sigue sosteniendo y sigue mostrando. Esto también, el tema de las tasas es claramente una asimetría. Hoy volvimos a tocar ese tema”, describió.

 

El gobernador aprovechó la nueva visita del presidente Alberto Fernández para volver a insistir con la necesidad de crear una Zona Aduanera Especial. Desde el Gobierno provincial entienden que más que un reclamo, es un derecho adquirido por los misioneros y afirman que el Frente Renovador, en carácter de impulsor y gestor original de este derecho, no va a claudicar ni descansar hasta que se haga realidad, con Alberto o con otro presidente.

 

Desde la renovación están convencidos que esa medida sería una palanca de crecimiento económico definitivo de todos los sectores. Consideran además que el veto impulsado por Alberto Fernández a la posibilidad de que Misiones cuente con un régimen impositivo diferenciado fue un gesto de mezquindad. “El argumento de que hubiera tenido un costo económico alto se cae por su propio peso al ver que la Nación imprime miles de millones de pesos para lanzar anuncios en la previa de las elecciones, generando más inflación y más planes sociales”, remarcan.

 

“El veto a la Zona Aduanera Especial fue un claro acto de egoísmo unitario que los diputados nacionales del Frente Renovador insistirán en corregir una vez que sean electos”, prometen.

 

Economía difícil

 

La inflación de julio fue de 3%. Desde el ministerio de Economía de la Nación intentaron insuflarle una dosis de optimismo al dato destacando que es el índice más bajo desde octubre del año pasado y que bajó por cuarto mes consecutivo desde el escandaloso 4,8% de marzo.

 

Sin embargo la visión de los analistas ajenos al Gobierno nacional es un poco más pesimista. Destacan que en siete meses se superó la pauta de inflación prevista para todo el año y que la tan mentada baja del índice se está dando en dosis homeopáticas. De hecho en julio se redujo apenas 0,2 puntos porcentuales respecto a junio.

 

El 29,1% de inflación acumulada de enero a julio de 2021 es el segundo mayor registro para los primeros siete meses de un año desde la última hiperinflación desatada hace 30 años. En las últimas tres décadas, sólo lo supera la marca de 30,4% de enero a julio de 2002.

 

Hasta el momento, 2018 y 2019 fueron los años con mayor aceleración de los precios desde 2003 hasta la fecha con 47,6% y 53,8% respectivamente. La diferencia es que en aquellos años la inflación trepó en un contexto de aumentos en las tarifas de los servicios públicos por reducción en los subsidios y pronunciadas devaluaciones, ahora se está alcanzando una variación similar en el IPC pero con el dólar atado y las tarifas prácticamente congeladas.

 

Aunque el ministro de Economía Martín Guzmán pronosticó que “la inflación seguirá bajando” durante 2022, aparecen en el contexto actual una serie de elementos que ponen en duda ese vaticinio.

 

La sostenida ampliación de la base monetaria y del stock de Leliq colocadas para aspirar pesos del mercado a costa de un creciente déficit cuasifiscal es un aspecto que los economistas miran con preocupación. El modelo de “darle a la maquinita” para poner plata en el bolsillo del consumidor y al mismo tiempo absorber parte del excedente monetario pagando intereses a los bancos para inmovilizar dinero, muestra signos de agotamiento.

 

Según un estudio elaborado por Jorge Vasconcelos, economista de IERAL-Mediterránea, entre agosto y diciembre el déficit fiscal sumado a los intereses que el BCRA paga por las Leliq, será de 1,9 billones de pesos, lo que equivale al 10,7% del PBI de ese período.

 

De acuerdo al análisis de Vasconcelos, para sostener el parámetro actual de 3% en la inflación mensual manteniendo el ritmo de emisión monetaria, será necesario aspirar 1,4 billones de pesos en lo que queda del año, además de refinanciar el 100% de los vencimientos para “no dejar una herencia inflacionaria demasiado pesada de cara a 2022”.

 

Camino a noviembre en Misiones

 

El contexto político pone a los misioneros ante la disyuntiva de elegir entre representantes de un espacio de origen provincial que propone atender los intereses de Misiones por sobre los mandatos de armados políticos conducidos desde Buenos Aires y frentes que integran espacios de alcance nacional que, o bien proponen el respaldo irrestricto al Gobierno del Frente de Todos al que ven como una herramienta de desarrollo para el país, o bien plantean la oposición a dicho gobierno como una vía para “salvar a la república”.

 

Los dirigentes del Frente Renovador, los gobernadores que han pasado en los últimos años, los intendentes, los diputados y la dirigencia en general, se reconocen como articuladores de los conceptos políticos definidos por el conductor de ese espacio, Carlos Rovira, quien pregona como principal objetivo la procura del bienestar y del futuro de los misioneros.

 

“No es una idea implantada la de configurar un espacio provincialista que responda para adentro de nuestras fronteras y no hacia afuera. Es una creación original y como tal es única y no se la debe desaprovechar en estas legislativas”, definen desde ese espacio.

 

“Los partidos nacionales, que mucho tiempo atrás hicieron tal vez un aporte importante a la conformación del país, hoy ya se volvieron vacíos y autoreferenciales. Se representan a sí mismos no a la gente y menos del interior. Se miran hacia adentro. Misiones, víctima de una injusticia geográfica, no será escucha a menos que diputados que respondan a las ideas del misionerismo lleven esa voz al Parlamento Nacional. Ahí se verá a quién responde cada uno. Este proyecto originario de nuestra tierra, la Renovación, enfrente de los otros proyectos ‘nacionales’ que esconden una defensa los intereses del país central que casi nunca coinciden con los nuestros”, argumentan desde la Renovación.

 

Mientras la renovación orienta su discurso a la defensa de los intereses de Misiones, desde los demás frentes buscan nacionalizar la elección. Los precandidatos de Juntos por el Cambio piden el voto como castigo al Gobierno nacional y los del Frente de Todos levantan la bandera de la defensa del modelo kirchnerista.

 

Como ejemplo del primer grupo, en un reciente acto de campaña realizado, uno de los principales referentes del PRO en la provincia, el precandidato a diputado Martín Goerling, propone “renovar el Congreso” para dar “a los argentinos un nuevo horizonte de esperanza” en “un país que está devastado por la mala gestión del Gobierno nacional”.

 

En la vereda de enfrente, el precandidato del Frente de Todos, Isaac Lenguaza, salió a defender al Gobierno nacional destacando las medidas como las líneas de crédito a tasa subsidiada para sectores críticos de la economía.

Además...

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas