Alexa

Nutrición | El mate, ¿bueno o malo para la salud?

Amargo, dulce, con hierbas, más suave o más fuerte el mate está presente en nuestra vida cotidiana, en todas la edades y estaciones del año, siendo el invierno el preferido para disfrutarlo a cualquier hora del día. Cada uno con sus rituales de preparación y consumo, pero siempre lo elegimos para acompañarnos en el trabajo, estudio, tiempo libre, paseos, viajes, etc.


Pero esta infusión con tanta historia y aceptación en nuestra región, ¿tiene aportes beneficiosos para la salud?

 

Varios estudios se han hecho sobre la composición química de la yerba mate, tanto de sus hojas como de las infusiones preparadas a partir de ellas, y evidentemente posee nutrientes tales como Vitamina C, Tiamina (vitamina B1), Piridoxina (vit B6), Minerales como Hierro, Magnesio y Potasio, pero principalmente se destaca su gran aporte de Antioxidantes, gracias a 23 compuestos fenólicos que se identifican en la yerba mate.

 

Recientes investigaciones dieron como resultado que, de las diferentes modalidades de consumo, el mate en bombilla y caliente es la manera que aporta la mayor parte de polifenoles al organismo, por la cantidad de yerba empleada (unos 50 gramos).

 

Los polifenoles son una sustancia antioxidante, que en el cuerpo humano contribuyen a prevenir la aparición de los radicales libres (moléculas que se pueden acumular en las células y dañar otras moléculas, cuyo daño puede aumentar el riesgo de padecer de cáncer y otras enfermedades) y evitar las enfermedades asociadas a los mismos.

 

 

El mate es una infusión que puede formar parte de un plan alimentario saludable debido a sus aportes. Entre los beneficios que se le adjudican se encuentran la de incrementar los valores de colesterol bueno (HDL-colesterol), tiene efecto laxante, diurético, previene el envejecimiento celular, justamente por su gran contenido de antioxidantes.

 

Cabe destacar que, si bien es una bebida saludable, hay ciertas patologías en las cuales puede estar contraindicado como en casos de gastritis, problemas intestinales que cursen con diarreas, ulceras, problemas hepáticos, por lo cual estos pacientes siempre deben consultar con un profesional acerca de su consumo.

 

En cuanto a la recomendación, se prefiere la ingesta de esta infusión a temperatura de promedio de 80°C, sin agregado de azúcar y en promedio 2-3 veces al día, siempre y cuando no reemplace ninguna comida, como el desayuno o merienda, casos que suelen ocurrir con frecuencia, ya que, no aportaría los nutrientes y energía necesarios para cubrir los requerimientos diarios.

 

Lic. Romina Krauss-Nutricionista
M.P.n°147
Turnos: 376 5041351

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas