Alexa

Video | Un elefante marino en Camboriú: el imponente animal de 400 kilos llegó desde la Antártida y se instaló en la playa

Apareció hace algunos días y desembarcó en la arena. Ahora las autoridades decidieron aislar ese sector para que pueda descansar de la presencia de muchos curiosos. Incluso varios de ellos se acercaron con intenciones de incomodarlo.

Desde el jueves pasado el elefante marino descansa en Praia das Conchas, en la región central de la ciudad. La Guardia Ambiental Balneario Camboriú ha recibido denuncias de personas que se acercan al animal y lo molestan, ante lo cual desde el martes aislaron el lugar.

En un video que circula en las redes sociales, al menos tres personas se acercan al elefante marino y éste reacciona. En un momento, incluso regresa al agua.

 

Un elefante marino en Camboriú

«No es un animal agresivo, pero si alguien intenta atacar, puede defenderse. Es importante mantener una distancia segura de este animal marino. Si tienes un perro, se recomienda mantenerlo encerrado o incluso evitar acercarse”, dijo el guarda ambiental del municipio Samuel Luz de Azevedo Churkin.

El animal, según la Unidad de Estabilización de Animales Marinos de la Universidad de Vale do Itajaí (Univali), pesa alrededor de 400 kilos y es joven.

“Este acoso, este acoso al animal puede generar mucho estrés y esto puede hacer que baje su inmunidad. El hecho de no poder descansar lo suficiente puede debilitarlo e incapacitarlo para desarrollar las actividades de caza y migración como debiera», explicó el coordinador de la Unidad de Estabilización de Animales Marinos de Univali, Jefferson Dick.

Jefferson dijo que en esta época del año, la especie suele venir de la región de la Antártida a Brasil en busca de aguas más cálidas. Como es un viaje largo, llegan cansados ​​y suelen descansar en la costa.

Al ver el video, el comandante de la Policía Militar Ambiental de Santa Catarina, Fernando Magoga, informó que la actitud de las personas en las imágenes constituye un delito ambiental.

«Matar, perseguir, cazar, atrapar, utilizar especímenes de vida silvestre, activos o en ruta migratoria, sin el permiso, licencia o autorización correspondiente de la autoridad competente, tiene un castigo de detención de 6 meses a 1 año”, dijo.

Fuente: O Globo

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas