Alexa

Nutrición | ¿Sabías que hay alimentos antiinflamatorios?

Existen alimentos que, gracias a sus nutrientes y componentes bioactivos antioxidantes, desencadenan reacciones antiinflamatorias y antioxidantes en el organismo.


Una dieta rica en alimentos vegetales: verduras y frutas, el consumo de 4 a 5 porciones entre ambas diariamente y la ingesta de legumbres varias veces a la semana, así como de semillas, frutos secos, cereales integrales o de grano entero y pescados, sería la más adecuada si buscamos propiedades antiinflamatorias.

 

Los componentes principales que desencadenan los mecanismos antiinflamatorios en el organismo son los minerales como el selenio, el zinc o el magnesio, y las vitaminas A, C, E, y algunas del grupo B y el omega 3. En cuanto a los componentes no nutrientes contenidos en los alimentos, los fitoquímicos o antioxidantes que consiguen este efecto antiinflamatorio, contenidos sobre todo en alimentos vegetales son el licopeno, las antocianinas o los betacarotenos.

 

Estos últimos son los pigmentos que dan color a los vegetales, por ejemplo, el licopeno de color rojo presente en el tomate, las antocianinas de color morado presente en las uvas, moras, arándanos, entre otros, y los betacarotenos de color amarrillo-naranja, que dan color a la naranja, al zapallo, calabaza, zanahoria y demás vegetales de similar coloración.

 

No podemos hablar de alimentos específicos, pero sí de grupos de alimentos claves con propiedades antiinflamatorias, entre los cuales se destacan:

 

Frutas y verduras, principalmente ajo, cebolla, brócoli, frutos rojos (frutilla, arándanos, mora, cerezas), cítricos, remolacha, zanahoria, guayaba, uva, granada, ananá.

 

Frutos secos y semillas ricas en omega 3 y vitamina E: nueces, almendras, avellanas, semillas de chía y lino. Además, incorporar aceites vegetales crudos de oliva y canola.

 

Pescados de mar ricos en omega 3: atún, caballa, salmón, arenque, sardina.

 

Cúrcuma: gracias a su contenido de curcumina, que tiene un gran poder antioxidante, antiinflamatorio y analgésico. Se la puede consumir como condimento en preparaciones varias, agregarlo a licuados, batidos, jugos, etc.

 

Llevar una dieta rica en dichos alimentos puede contribuir a aliviar síntomas en enfermedades inflamatorias como artritis, fibromialgia y la obesidad, ya que ésta última genera un proceso de inflamación general en el cuerpo.

 

Es importante aclarar que en ningún caso podrían sustituir un tratamiento farmacológico cuando fuera necesario. Sus efectos, además, se desarrollan a largo plazo con una dieta saludable en el día a día, y no por el consumo elevado de un alimento o alimentos concreto.

 

Lic. Romina Krauss-Nutricionista

M.P. n° 147

Turnos: 376 5041351

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES