comScore

Subsidio al salario: el Gobierno nacional propone unir los planes sociales con el empleo formal

Subsidio al salario: el Gobierno nacional propone unir los planes sociales con el empleo formal

El Gobierno trabaja en un programa de empleo para unir los planes sociales con el empleo formal. La propuesta que por estas semanas termina de delinear el Ministerio de Desarrollo Social consistirá en que una persona con un plan social no lo pierda cuando consigue un trabajo formal por un período de hasta 8 meses.


La iniciativa beneficia al trabajador, debido a que le da estabilidad de ingresos más allá de lo que ocurra con su trabajo formal y, a la empresa, debido a que el pago del plan se descuenta del salario formal, por lo que el Estado subsidiará una parte del salario del sector privado.

 

La propuesta del Gobierno es esperada con ansias por empresas grandes y pymes. “Esto lo tengo que decir, para entender la verdad de lo que pasa, las pymes, sobre todo las más chicas, tenemos un gran problema, y es que cuando buscamos tomar trabajadores, muchos nos piden el pago en negro, porque tienen un plan y sino lo pierden, entonces le tenés que decir que no”, aseguró Daniel Rosato, empresario pyme y presidente de Industriales Pymes (IPA), en diálogo con periodistas.

 

Hace un mes, el nuevo titular de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, había hecho el mismo planteo: “En la mayoría de las fábricas, sobre todo en el interior del país, la gente quiere trabajar, pero en negro, para no perder el subsidio. El problema es colgarse del subsidio y no buscar la oportunidad de empleo en el mundo formal”.

 

Los “planes” a los que se refieren los empresarios son los que están enmarcados dentro del llamado Potenciar Trabajo, que alcanza a casi 1 millón de personas, y que engloba en un mismo programa planes anteriores como el Argentina Trabaja o Hacemos Futuro. Sectores de la economía popular explicaron a este diario que nadie busca “colgarse de un plan”. De hecho, en la actualidad, estos programas pagan la mitad de un salario mínimo (hoy en $27.216), es decir, $13.608, muy por debajo de cualquier salario formal. En lo que se refiere a la asignación universal por hijo, de $4.500 por hijo para trabajadores informales, tampoco se pierde, porque en un trabajo formal se reconvierte a una asignación familiar, también paga por Anses.

 

Lo que ocurre, explicaron desde la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, es que por más que ese plan sea de $13.608, por debajo de un salario en blanco, tiene estabilidad, mientras que los empleos que suelen conseguirse en el mercado, por más que sean en relación de dependencia, son temporales, por lo que la burocracia de quedar suspendidos al conseguir un empleo y luego quedar desempleado y sin plan, puede implicar meses sin ningún ingreso, en familias que viven al día.

 

En este escenario es que termina de delinearse el nuevo programa que lanzará el Ministerio de Desarrollo Social, en conjunto con el Registro de Trabajadores de la Economía Popular (Renatep). Consistirá en que un trabajador pueda mantener su plan, por más que consiga un trabajo formal, durante un transcurso de 8 meses.

 

Ese plazo fue pensado por lo que suelen durar los trabajos temporarios, sobre todo los relacionados a la cosecha del agro. Es decir que durante lo que dura el trabajo temporal, se mantiene el plan, y si luego el trabajo se extiende por más de 8 meses, recién ahí se pierde el subsidio. Mientras están solapados el plan y el trabajo, el trabajador no cobra las dos cosas, sino que, del salario total, el Estado pone la parte correspondiente al plan, por lo que en la práctica funcionará como un subsidio estatal al empleo privado.


Ámbito

AV-CP+EP

Canal W