Alexa

Reformas en los liceos militares: el ministro Rossi planteó cambios y surgieron las críticas

El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi volvió a mencionar la posibilidad de modificar el funcionamiento de los liceos militares en el país, una idea que ya había sido mencionada hace años y que luego fue descartada. «Muchos creen que los liceos militares tienen que seguir funcionando como hace 40 años y es un error, dijo el funcionario. Su comentario generó críticas. Centros de Graduados, Círculos de Ex Cadetes de los Liceos Militares, Navales y Aeronáutico y la Fundación Liceísta de Cuyo salieron a responderle y a fijar postura. «Ratificamos la validez de la educación que a lo largo de 80 años otorgaron los Liceos, con estándares educativos altamente positivos, plasmado en la realidad de haber formado unos 70.000 hombres y mujeres, de los que una enorme mayoría han sido y son destacados ciudadanos en todos los ámbitos del quehacer nacional», indicaron a través de un comunicado.

«El ministro dijo que era un error de las comunidades educativas la pretensión de mantener estándares de hace más de 40 años sin fundamentar su opinión, contrariando la evidencia histórica y omitiendo cuatro décadas de vida liceísta», insistieron.

 

¿Qué dijo Rossi?

«Junto al director de formación del Ministerio, el doctor Sergio Eissa, convocamos a jornadas pedagógicas en las que participaron docentes, personal militar y padres para ver el funcionamiento de estas instituciones. Muchos creen que los liceos militares tienen que seguir funcionando como hace 40 años y es un error», había dicho el ministro en una entrevista concedido a medios de Buenos Aires.

«El problema principal es que el 98 por ciento de chicos que van a un liceo lo utilizan como formación, pero luego no siguen carrera militar. ¿Cuál es el sentido que una institución educativa del Estado le enseñe a manejar un arma a un chico de 15 años? No estoy de acuerdo con eso. Nosotros proponemos que, en lugar de un arma, utilicen un simulador, que es la forma de entrenamiento más adecuada y barata. El segundo punto es que el macrismo, además de volver a la utilización de armas en los liceos, reimplantó la enseñanza religiosa», añadió Rossi.

«Hablamos de una institución del Estado, que es laico. El tercer error es decir que mandan a sus hijos a un liceo porque quieren que sean reservistas. El reservista es un civil que recibe instrucción militar y queda como reserva de las Fuerzas Armadas. Eso es falacia, porque en todas las unidades militares tienen cursos para reservistas, sin necesidad de ir a un liceo», sostuvo.

Los centros de graduados, así como los círculos de ex cadetes de los Liceos Militares (entre los que se cuentan el ministro de Gobierno de Misiones, Marcelo Pérez) no tardaron en refutar las palabras del funcionario nacional. «Las conclusiones de las jornadas ratificaron la validez de la educación que a lo largo de 80 años otorgaron los Liceos, con estándares educativos altamente positivos, plasmado en la realidad de haber formado unos 70.000 hombres y mujeres, de los que una enorme mayoría han sido y son destacados ciudadanos en todos los ámbitos del quehacer nacional. Sin embargo, el ministro dijo que era un error de las comunidades educativas la pretensión de “mantener estándares de hace más de 40 años” sin fundamentar su opinión, contrariando la evidencia histórica y omitiendo cuatro décadas de vida liceísta.

«El ministro ignora que los liceos militares no fueron concebidos como paso previo para el ingreso a las Fuerzas Armadas. Por el contrario, desde su creación los liceos militares tienen la misión de formar ciudadanos, con profundo sentido democrático, aptos para proseguir estudios superiores y –eventualmente- integrar los cuadros de oficiales de la reserva de las Fuerzas Armadas», indicaron.

«Luego el ministro Rossi dijo que no tenía sentido que los liceos militares instruyeran a los cadetes en el uso de armas y que tal actividad podría ser reemplazada por simuladores de tiro, a los que atribuye menores costos», sostuvieron.

«Ambos dichos del ministro son equivocados. Saber emplear armas portátiles es necesario para todo oficial de la reserva, motivo por el cual el cadete recibe los conocimientos específicos de instructores calificados. Por otro lado, adquirir un simulador de tiro es absolutamente prohibitivo para los magros presupuestos que se asignan a los Liceos: cuesta decenas de miles de dólares», dijeron.

«El ministro también dijo que Macri había reinstalado la educación religiosa en los liceos. Esta afirmación es inexacta, lo que sucedió es que en el año 2018 se derogaron las resoluciones emitidas por la ministra Garre, como consecuencia, entre otras modificaciones, se repuso la materia “Problemática ciudadana de la Argentina contemporánea”, en los Liceos nunca hubo Religión como materia, lo más parecido a eso era “Ética”, en el primer
año. Sí, se cuenta con un Capellán Militar, quien aporta sostén espiritual a quien lo necesite, actividad absolutamente voluntaria. Centros de Graduados, Círculos de Ex Cadetes de los Liceos Militares, Navales y Aeronáutico y la Fundación Liceísta de Cuyo», expresaron.

«El señor Rossi se permite sostener que es un error de los padres «mandar a sus hijos a un liceo porque quieren que sean reservistas». ¿Cómo es posible que el ministro sepa lo que piensan los padres de los cadetes? Sin duda, se trata de una afirmación, equivocada, sesgada y muy cercana a un indebido reproche. Para apreciar la distancia entre esta frase del ministro con la realidad, mencionamos por conocerlas cuales son las razones por las que la mayoría de los padres desean que sus hijos ingresen a los liceos militares, entre otras estas son: la búsqueda de una excelente educación integral; la disciplina militar ajustada a la edad de los cursantes; el régimen de internado que obliga, desde temprana edad, a la toma de decisiones; la enseñanza de idiomas; las actividades deportivas; y la asistencia espiritual sin discriminación de credos», añadieron.

«Con menor gravitación en la opinión de los padres, la oferta educativa de los liceos militares es atractiva por sus espacios de tecnología digital, educación cívica y la formación en artes y  cultura general. Las conclusiones de las jornadas pedagógicas de los nueve liceos militares recogieron invariablemente lo contrario a lo opinado la semana pasada por el ministro Rossi», indicaron.

«Esperamos que, al leer los fundamentos de las posturas expresadas por padres, docentes, gremialistas, planas mayores, cadetes y graduados el Ministerio de Defensa no repita errores del pasado, evite argumentos falaces y recoja lo peticionado en debida forma, que no es otra cosa que la razón de haber convocado a tales asambleas», finalizaron.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas