Alexa

Una almohada con sangre y una gomita con pelo: los nuevos indicios que se investigan en la búsqueda de Guadalupe Lucero

A 15 días de la desaparición Guadalupe Lucero, siguen los allanamientos para encontrar a la nena de cinco años en San Luis. “Estamos igual que el día cero”, cuestionó su papá durante una marcha este mediodía.

“Guadalupe es del pueblo”. Así se expresó Eric Lucero sobre el apoyo de sus vecinos que volvieron a autoconvocarse este mediodía para exigir la aparición con vida de la nena de cinco años que lleva 15 días desaparecida en San Luis y por cuya búsqueda Interpol activó una alerta amarilla.

Con el foco de la investigación puesto sobre la denominada “zona cero”, en el barrio 544 Viviendas de la zona sur donde Guadalupe Belén Lucero fue vista por última vez, se dieron a conocer dos avances que surgieron como resultado de nueve de los once allanamientos de urgencia ordenados por la nueva fiscal de la causa.

En principio, se encontró una almohada con una mancha de sangre en la casa de la pareja de la tía paterna de la menor pero, el elemento que generó mayor expectativa fue una gomita con un mechón de pelo que descubrieron en otra vivienda ubicada a muy pocos metros del lugar en el que desapareció Guadalupe.

“Una de las hipótesis es que le podrían haber cortado el pelo para evitar que la gente la reconozca. Se la sigue buscando con vida, pese a que se mantiene la presencia de los canes en los allanamientos. La principal hipótesis es que está cautiva”, señalaron los investigadores.

El jefe de relaciones policiales, Lucas Chacón, precisó que las muestras de cabello obtenidas “aún continúan siendo peritadas” por la justicia, y agregó que anoche se tomaron “seis testimoniales nuevas en la causa, que se completó el peritaje de 28 teléfonos celulares, de nuevos llamados al 911 y se recibió el relevo de la Policía Federal procedente de la provincia de San Juan y de Buenos Aires”.

Chacón explicó que a la tarea de rastrillajes y búsqueda con perros adiestrados, se sumaron “excavaciones en diferentes lugares monitoreados”, y que hoy se continuará con esa tarea, además de los rastrillajes indicados en la causa. Pese a todo, después de dos semanas de intensa búsqueda, Lucero remarcó: “Estamos igual que el día cero”.

“La policía sigue trabajando pero no hay pistas (firmes)”, aseguró el hombre que en las últimas horas declaró haber recibido mensajes extorsivos en los que le pedían dinero a cambio de entregar a su hija, y detalló que, junto a su abogado, ya hicieron la presentación judicial para pedir que la Justicia Federal intervenga en el caso, bajo la figura de secuestro extorsivo.

Por otra parte, se espera para el jueves la llegada de Susana Trimarco a San Luis, quien estará acompañada de Betina Laguna Mendoza, asesora de la Fundación Marita Verón, y José D’antona abogado en la causa Marita Verón, con el fin de reunirse con los padres de Guadalupe; con el gobernador Alberto Rodríguez Saá y el ministro de Seguridad de la provincia, Luciano Anastasi, para conocer el estado de la investigación. “Nos queremos constituir como querellantes en la causa de la chiquita y acompañar a la madre en ese sentido”, afirmó Trimarco en declaraciones a un medio local.

La nena es de tez trigueña, tiene cabello lacio, por debajo de los hombros, un lunar en la mejilla izquierda y al momento de su desaparición vestía una campera parca negra con capucha, buzo rosa y llevaba botas negras.

Las hipótesis de la investigación

Ajuste de cuentas: una de las hipótesis es que la nena está secuestrada como parte de un ajuste de cuentas por parte de un narco.

Trata: otra línea de investigación es que Guadalupe habría sido secuestrada con fines de trata. En ese contexto no se descarta que esté fuera de la provincia.

Se perdió: la tercera posibilidad es que la menor está perdida, pero esta hipótesis es la menos probable teniendo en cuenta que el juez de la causa,

 

(TN)

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas