comScore

Copa América: comenzó la segunda fecha con dos partidos correspondientes al Grupo B, Colombia y Venezuela empataron 0 – 0 y Brasil venció a Perú 4 – 0

Copa América: comenzó la segunda fecha con dos partidos correspondientes al Grupo B, Colombia y Venezuela empataron 0 – 0 y Brasil venció a Perú 4 – 0

Comenzó la segunda fecha de la Copa América, en el estadio Olímpico Pedro Ludovico en la ciudad de Goiânia abrieron la jornada futbolística Colombia y Venezuela, un partido que no pudieron romper el marcador por el enorme trabajo que realizó Wuilker Fariñez en el arco venezolano. Por su parte Brasil y Perú cerraron la fecha del Grupo B, fue victoria 4 – 0 para la verde amárela, vigente campeón del certamen que consiguió su segunda victoria, los goles los marcaron Alex Sandro, Neymar, Everton Ribeiro y Richarlison cerró la goleada.

 

 

Luego del triunfo obtenido ante Ecuador en su debut, Colombia se presentó en el estadio Olímpico Pedro Ludovico con la misión de sumar una nueva victoria y encaminar su clasificación hacia los cuartos de final de la Copa América. Su rival aparentaba estar debilitado por el brote de coronavirus que sufrió Venezuela, y que mermó a un equipo que estuvo muy por debajo de su nivel en el encuentro inaugural ante Brasil (derrota por 3 a 0).

 

En menos de 2 minutos, el combinado cafetero demostró sus intenciones: a través de una pelota parada amenazó al área defendida por Wuilker Fariñez, y por un milagro la pelota no terminó en el fondo de la red. La mala fortuna de Luis Muriel y la mala ubicación de Yerry Mina fueron algunas de las razones por las que el conjunto de Reinaldo Rueda no se puso en ventaja.

 

Una ocasión similar se observó cuando el cronómetro marcaba los 12. Un envío de Edwin Cardona hacia la carrera de Daniel Muñoz desarticuló a la poblada defensa venezolana, y el lateral abasteció a Mina… pero el ex Barcelona no logró conectar la descarga y la jugada se diluyó en un suspiro. En Goiania comenzaba a encenderse el show colombiano.

 

Imagen

El arquero Wuilker Fariñez fue la figura.

 

La sintonía del espectáculo siguió con la misma dinámica. Una mala salida de Luis Adrián Martínez le permitió a Muriel adueñarse del balón y habilitar al talentoso volante de Boca. Desde el borde del área grande, Cardona probó con un remate rasante y Fariñez se lució con una tapada soberbia. La Vinotinto sufría por la jerarquía de su rival y por sus propias limitaciones.

 

Sobre la media hora otro pase preciso en profundidad de Cardona encontró a Duván Zapata, quien intentó resolver con la cara interna de su derecha y no consiguió quebrar la resistencia del arquero venezolano. Además, en el rebote Muriel desperdició la ocasión por encima del travesaño y lamentó otra clara acción de riesgo. Para esas alturas, no había análisis que pudiera explicar la paridad en el marcador.

 

En el complemento todo siguió igual. Más allá de alguna jugada aislada en el ataque venezolano, Mateus Uribe improvisó la mejor obra luego de un centro de Juan Guillermo Cuadrado. El paisa del Porto dominó con el pecho y sorprendió con una tijera que fue desactivada por otra extraordinaria tapada de Fariñez. Lo que aparentaba convertirse en un golazo se transformó en la mejor escena del pleito, aunque la acción no haya terminado en festejo. El paladar exquisito de los colombianos se reflejó en su máxima expresión.

 

Como no podía ser de otra manera, el empate que rescató Venezuela fue gracias a la enorme actuación de Fariñez. En el cierre de la tarde, Mateus Uribe tuvo el triunfo en su cabeza, pero el arquero del Lens evitó la conquista cafetera con otra volada impresionante. En el fútbol no se puede convocar a la meritocracia. Sobre todo, cuando uno de los protagonistas fue el más destacado del duelo. Si bien Colombia debió quedarse con los tres puntos, la gran figura de la Vinotinto estableció la igualdad. En Goiania el 0 a 0 se selló por el hombre que tuvo un 1 en la espalda y un 10 en su producción.

 

Con dos realidades, objetivos y esquemas distintos, Brasil y Perú le dieron continuidad a la segunda fecha del Grupo B de la Copa América en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro.

 

La paridad sólo duró 12 minutos. Si bien la idea de Ricardo Gareca era la de llevar el pleito lejos del arco de Pedro Gallese, antes de llegar al primer cuarto de hora el combinado de Tite expuso su jerarquía con un golazo que comenzó desde su propia área.

 

La salida limpia de los centrales se destacó con un taco hermoso de Neymar, quien encontró la sociedad con Gabigol. El histórico delantero platinado extendió el juego para Gabriel Jesús y luego de algún despeje imperfecto Alex Sandro selló el prematuro 1 a 0. En la ciudad de los carnavales, el ritmo lo imponía el dueño de casa.

 

 

En los primeros minutos del segundo tiempo Brasil continuó con la posesión. Fue a los 59 minutos que Renato Tapia le puso la pierna derecha a Neymar dentro del área y el árbitro argentino, Patricio Loustau, no dudó en sancionar el penal. Sin embargo, por indicación del asistente Mauro Vigliano fue analizar las imágenes al VAR y luego el juez dio marcha atrás con su decisión.

 

A los 67 Neymar se tomó revancha y luego de recibir la pelota en la medialuna del área metió un derechazo preciso que se ubicó en el palo derecho de Pedro Galesse.

 

 

Cinco minutos más tarde el propio Neymar habilitó a Richarlison que entró solo por la izquierda del área y su remate lo despejó Gallese.

 

Perú no tuvo respiro y a los 74 minutos hubo otro remate de Neymar que pasó cerca del palo izquierdo del guardameta inca, que a los 80 embolso un tiro libre del mismo delantero, que luego metió otro remate cruzado que también causó susto en Perú.

 

A los 89 el local amplió la ventaja con un gran gol producto de una serie de pases donde el último en tocarla a la red fue Éverton Ribeiro.

 

 

Pero hubo más: en el tiempo adicional (92 minutos), Neymar metió un pase magistral para el propio Éverton Ribeiro que remató ante Gallese, que dio rebote, la capturó Richarlison, quien en el primer intento también despejó el arquero peruano, pero en la segunda instancia metió el cuarto.

 

 

En Copa América, brasileños y peruanos se han enfrentado en diecinueve ocasiones, con un amplio dominio de la Canarinha, que se ha llevado trece victorias frente a tres de la Blanquirroja. Los tres encuentros restantes acabaron en empate.

 


Fuente: Infobae

JD-CP+EP

Canal W



Quizás tambien le interese...