comScore

El sacerdote Alberto Barros explicó sobre qué trata la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe que realizará el Papa Francisco en México

El sacerdote Alberto Barros explicó sobre qué trata la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe que realizará el Papa Francisco en México

El sacerdote Alberto Barros explicó en qué consiste y cuáles son los objetivos de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe que realizará el Papa Francisco en la Basílica de Guadalupe en México a fines de noviembre.

 

Del 21 al 28 de noviembre, el Papa Francisco llevará adelante la Asamblea Eclesial Latinoamericana en México. Para explicar en qué consiste la misma, el sacerdote expuso que “hay que partir haciendo un poco de reflexión y de historia ya que América Latina es un continente que tiene una identidad propia y la Iglesia Latinoamericana se entiende de este modo, una Iglesia con sus particularidades en cada país y en cada región”.

 

En ese aspecto, contó que desde 1955, los obispos latinoamericanos comenzaron a reunirse a través de las Conferencias Episcopales del Episcopado Latinoamericano. En esa reunión se establecían diálogos entre los obispos delegados de cada país con el fin de pensar “en dónde están parados como iglesia en el continente, qué es lo que sucede en América Latina, cuáles son los problemas sociales,  económicos y observar qué es lo que se está haciendo bien y qué no”.

 

El sacerdote Barros expuso que las  reuniones se realizan cada diez o quince años. La primera que se llevó adelante fue el 4 de agosto de 1955 en Río de Janeiro, Brasil, luego en 1968, se hizo en Medellín, Colombia con el Papa Pablo VI, en la que el Padre destacó que “esa reunión fue muy importante porque se hizo cuando terminó el concilio vaticano segundo que fue la gran reunión de los obispos de todo el mundo que reformó la iglesia profundamente”. La siguiente fue en Puebla de los Ángeles, México en 1979 con Juan Pablo II.

 

La cuarta se hizo en Santo Domingo en 1992 “rememorando los 500 años del comienzo del catolicismo en América Latina” y la última fue en 2007 en Aparecida, Brasil. “En estas reuniones siempre los obispos fueron los grandes protagonistas y para esta ocasión (para noviembre de 2021), el Papa Francisco expuso que el evento no sea protagonizado solo por los obispos sino que sea una Asamblea de todo el pueblo de Dios, que participen todos y que se pueda debatir acerca de cómo se encuentra la Iglesia Latinoamericana. La idea es que todos tengan la posibilidad de opinar y preguntar”, comentó.

 

En ese sentido, contó que se empezó a organizar el “tiempo de la escucha” con el fin que “en cada diócesis y en cada parroquia todo aquel que desee participar y opinar lo pueda hacer, ya sea de manera presencial o a través de algún medio virtual». Siempre con el objetivo de “ver la realidad social, económica, religiosa, cómo juzgamos, iluminamos esa realidad desde la Fe, y qué nos proponemos hacia adelante”, simbolizó.

 

“Lo novedoso que dijo Francisco es que tomemos conciencia que todos somos pueblo de Dios, todos tenemos algo que decir y algo que aportar, todos tenemos algo que expresar y el Papa lo dice de esta manera. Tenemos que aprender como Iglesia Latinoamericana a caminar juntos, pensar juntos, discutir, rezar y actuar juntos. Es la gran novedad que tendrá esta asamblea que si bien faltan algunos meses, ya se prepara con el tiempo de la escucha”, agregó.

 

El video de las palabras del Papa Francisco sobre la Asamblea.

 

Para participar, lo pueden hacer a través de la página web de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe. “En Posadas se armó un equipo coordinador. Somos tres sacerdotes y un gran grupo de laicos y en este tiempo de escucha recogemos las dudad y opiniones basándonos en una guía de temas que nos envió el equipo organizador de la Asamblea”, contó.

 

Alberto Barros

 

Por otro lado, señaló que los obispos argentinos tomarán esta tarea como un desafío como parte de la Iglesia Latinoamericana y en cada diócesis, ellos son los responsables de ir promoviéndolo.

 

La misa en tiempos de pandemia

 

El sacerdote Alberto Barros se refirió a la misa en tiempos de pandemia y comentó que luego de que se dio la suspensión total de las misas en marzo del año pasado, Misiones fue la primera provincia del país en retomar las celebraciones religiosas. Para ello, se tuvo que llevar adelante una serie de protocolos sanitarios a cumplir durante las misas.

 

En junio se retomaron las celebraciones de las misas, bautismos, entre otras y a medida de que fue pasando el tiempo, “se dio la posibilidad de que hayan más personas y hubo más horarios, siempre respetando con el distanciamiento social, uso de barbijo y colocarse alcohol en gel en las manos”, dijo. En ese sentido, agregó que “todos supimos asumir los cuidados y gracias a ello pudimos realizar y celebrar con tranquilidad las misas”. A su vez, comentó que quien desee seguir las misas desde sus casas lo pueden hacer, especialmente aquellas personas mayores de edad.

 

Con respecto a si hubo un nuevo comunicado del Obispo, expuso que el mensaje fue reforzar los protocolos y medidas sanitarias con el fin de que se continúen realizando las celebraciones con responsabilidad social con el objetivo de no propagar el virus. Por otra parte, comentó que en Jardín América se suspendieron las celebraciones en un fin de semana.

 

 

IR-EP

Canal W



Quizás tambien le interese...