Alexa

Dejó su Ferrari de 300 mil euros en una pendiente sin el freno de mano y se hundió en un lago

Una Ferrari 812 GTS apareció en un lago de Brescia, Italia, y causó dolor en el planeta fierrero. Tuvo que ser remolcada por una grúa.


 

Una Ferrari 812 GTS apareció en un lago de Brescia, Italia, y causó dolor en el planeta fierrero. Nadie que tenga cariño por los autos quisiera toparse con este tipo de imágenes, pero lamentablemente ocurren, sobre todo cuando sus conductores cometen un error.

El error del conductor fue, básicamente, dejar la Ferrari estacionada sin el freno de mano activado en una calle con pendiente. Es una de las primeras cosas que se enseñan al aprender a manejar, algo así como el ABC del estacionamiento: calle en bajada o en subida requiere accionar el freno de mano.

Según cuenta el portal italiano Formula Passion, la 812 GTS fue estacionada en punto neutro y sin el freno de mano por su dueño en la calle Via Achille Grandi de la comuna de Sirmione, que desemboca en el lago de Garda justo en un sector de carga y descarga de botes.

Cuando el conductor, fuera del auto, se dio cuenta a lo lejos que su vehículo estaba cayéndose al lago, ya fue tarde. No pudo hacer más que ir a buscarlo al agua, totalmente desmoralizado por la situación. No es para menos: el precio de esta Ferrari supera los 300 mil euros en Italia.

Independientemente de la causa, las imágenes muestran que la Ferrari se hundió en aproximadamente un pie de agua (unos 30 centímetros). Es difícil saber el alcance del daño causado, pero Formula Passion informó que el vehículo fue remolcado fuera del agua, lo que, junto con el hecho de que estaba estacionado en primer lugar, significa que es posible que el motor no se haya encendido. Si bien el auto nunca estuvo completamente sumergido, llamar a una grúa en vez de prender el auto e intentar sacarlo fue una decisión inteligente.

Lo más curioso es que el punto neutro no tan sencillo de colocar en una Ferrari moderna de doble embrague. Hay un procedimiento explicado en el manual del propietario de la 812 GTS, dedicado a las diversas formas de neutro de la transmisión. Con el vehículo en marcha, los conductores deben tirar hacia atrás de ambos selectores de marchas para desactivar las marchas internas de la unidad. Pero el 812 también está equipado con una función llamada “Park Lock”, que se activa automáticamente cuando el motor se apaga, cuando está en una marcha o después de un período de tiempo establecido si está en neutral.

La Ferrari 812 GTS está propulsada por un motor V12 atmosférico de 6.5 litros, capaz de entregar 800 caballos de potencia y 718 Nm de par máximo. Con él se puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos (2,9 para ser más precisos) y alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h. El superdeportivo de Maranello está equipado con el clásico RHT, el techo rígido plegable que se puede plegar a velocidades de hasta 45 km/h en unos pocos segundos.

 

 

(TN)

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas