Alexa

Pedirán que el caso de la desaparición de Mario Golemba pase la Justicia Federal

Familiares de Mario Fabián Golemba se aferran a una nueva esperanza para saber qué pasó con el joven que desapareció hace 13 años en Picada Indumar de Dos de Mayo, con la posibilidad de que ahora sea la Justicia Federal que tome el caso como “desaparición forzada de personas”.


La causa es tramitada en el Juzgado de Instrucción 2 de Oberá como “desaparición de persona” y ahora la nueva representación jurídica de la familia Golemba en manos del letrado, Rafael Pereyra Pigerl, presentará un pedido ante el fuero penal Federal para que se lo investigue como “desaparición forzada de persona”.

 

El hermano del joven desaparecido, Eliezer Golemba, y su madre Irma Komka, presentarán un escrito –a través de su abogado- para “denunciar y poner en conocimiento de la fiscal federal, que existen pruebas que encuadran la investigación en el delito de desaparición forzada de persona, teniendo cumplidas las tres características propias del tipo penal”.

 

La nueva presentación judicial hace referencia que “el delito señalado es de competencia federal, por lo que solicitamos se tenga a bien requerir copias de las actuaciones señaladas para luego abocarse a su estudio e instrucción formal a fin de determinar quién/es son sus autores, coautores, cómplices e instigadores y, oportunamente dado los elementos que existan y se vayan recolectando en la misma, se llame a Indagatorias y posterior elevación a juicio y condena”, remarca.

 

 

Además, los familiares de Mario Golemba consideraron a que la causa “sigue estancada” en el fuero penal provincial, y reiteraron el pedido de protección policial debido a las constantes “amenazas anónimas” que recibieron -aún reciben- a en esta larga lucha para saber con el paradero del joven desaparecido.

 

Precisamente la familia Golemba tuvo que emigrar a la provincia de Chaco, por las reiteradas amenazas de muerte recibidas. El joven – que en aquel entonces tenía 27 años- desapareció en la tarde del 27 de marzo del 2008, en Picada Indumar de la localidad de Dos d Mayo. En la mañana de ese día había viajado a Oberá, para una consulta sobre nutrición y tenía pensado casarse con su novia Angélica ese mismo año.

 

A partir de ello, su paradero fue un misterio y se tejieron un sinfín de hipótesis que no dieron visos de certezas y la lucha de sus familiares continua sin descanso.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas